Suiza- 2011-Día 6-Basilea

26/04/2011

Intentamos desayunar donde vimos ayer pero no tienen croissants. Buscamos otro sitio donde me tomo una copa de chocolate estupenda con nata y un croissant. Resulta que nos cobran las bebidas y a última hora vienen para saber si hemos comido croissants. Nos los ponen en los morros y parece sean de cortesía, pero no amigos! No os pongáis morados..jiji

Nos vamos a Basilea y llegamos bien a la casa de la luz, un bed and breakfat dirigido por una alemana que sabe español. Empezamos la conversación en inglés pero cuando se da cuenta cambia a español y le hace ilusión. Pagamos por anticipado 260 francos. Nos da unas tarjetas de transporte con las que podemos montar en todo tipo de transporte cuantas veces queramos. Nos da mapas y guías. El coche lo hemos aparcado cerca y dejamos las maletas. Las habitaciones están bastante bien y tenemos incluido el desayuno. También se puede cocinar si queremos. Ahora saldremos a visitar la ciudad, nos llama la atención que hay muchos talleres de joyería artesanal. Vemos en primer lugar la torre de Spalentor. Muy bonita. Hacemos fotos y después llegamos a la universidad. Bajamos hasta la plaza Marktplatz donde la fachada del ayuntamiento nos pilla por sorpresa.

Vemos puestos de frutas, quesos, flores… Ana y Asier tienen hambre y se compran un perrito a cinco francos cada uno. Aitzi se toma un café con un bretzel. Entramos en una tienda de ropa dado que hace mucho calor, vamos todos en manga larga y valoramos comprarnos alguna camiseta.. Paseamos hasta la catedral Munster  (foto portada) y vemos de pasada el museo de historia. Vemos el claustro, el puente, la plaza Barfusser donde los suizos toman el almuerzo sentados al aire libre en las escaleras o en las terrazas.  Entramos en un coop ( super) y compramos sandwiches, ensaladas, batidos y chocolatinas ( 37 francos). Nos sentamos como ellos frente al museo y allá donde fueres haz lo que vieres..

Tras tomarnos unos helados y un café cogemos un tranvía y damos un paseo. Vemos la estación de trenes y pedimos información en turismo. Vemos otras dos torres de la ciudad y el cansancio hace mella. Compramos unas gominolas de frambuesa riquísimas. Comentamos entre nosotros que en el centro de esta ciudad no hay ningún semáforo. De ahí vamos a Freie strasse, la calle más comercial y Aitzi se compra una camiseta.

Vamos a la fuente de Tinguely, chocante por sus esculturas cinéticas. Vemos como dentro de la catedral hay un bar! y vemos también unas pirámides del estilo de la del Louvre. Entramos a una torre y decidimos subir los 300 escalones. No les hemos avisado, y hemos dicho íbamos al baño y nos ha costado un rato. Vemos unas vistas preciosas desde arriba de la ciudad. Asier me acaba llamando al móvil por lo que tardábamos.. De ahí nos vamos a Markplatz y ya está cerrado todo. Cogemos el tranvía y nos vamos a Claraplatz, cruzamos el puente lleno de mosquitos y vemos el precioso atardecer. Volvemos al hotel y cenamos dos pizzas por 40 francos.

 

SobreItziar

Me encanta viajar y vivo mi día a día pensando en mi próxima aventura. Espero que disfrutéis leyendo mis relatos alrededor del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *