Suiza-2011- Día 3- Zermatt, Brig, Sion

23/4/2011

Nos levantamos pronto y desayunamos buffet. Hay huevos duros de colores, chocotina que es como colacao con sabor a verdadero chocolate, Ovomaltine que es bebida típica de avena, Croissants que están de muerte y pan riquísimo. Tras este homenaje nos vamos a Les Diablerets. Allí tenemos el glaciar 3000 y hay muchas curvas para llegar. Es una estación de esquí. En la oficina de turismo preguntamos y nos dan un mapa para llegar al glaciar pero nos dicen que subir para ver la panorámica nos cuesta 65 francos por persona. Nos parece caro y decidimos no subir. Particularmente me quedo con pena porque ver el glaciar debía ser todo un espectáculo. Decidimos ir a Zermatt, pasamos por Sion y lo dejamos atrás para más tarde. Zermatt tiene el acceso restringido con coche. Hay que dejar el coche fuera y te llevan con un tren o taxi desde Tesch. Por tema medioambiental sólo pasan los coches eléctricos. Un alemán nos dice que nos sube en bus y nos trae por 15 francos por persona. Dice que el tren sale por 16 francos y que no incluye el parking. Nos fiamos y dejamos el coche en un parking subterráneo. Tras un breve trayecto de 10/15 minutos llegamos y vemos los coches pequeños que circulan y se mueven sin ruido. De hecho casi nos atropellan en varias ocasiones porque no se oyen. Vamos a la oficina de turismo y nos dicen que el monte Cervino está nublado pero que aún así lo vayamos a ver.

También recomiendan pasear la calle Bahnofstrasse. Es una calle comercial con tiendas muy caras. Desde Oberdorf se ven las pantallas con el Cervino en directo. Vemos el Matterhorn que es impresionante. Callejeamos y vemos la iglesia, el cementerio con la cantidad de tumbas de montañeros que perecieron y que tienen sus piolets clavados en la tumba, vemos también la ciudad vieja.. Nos deja impresionados el tema de los montañeros y charlamos sobre lo cruel que es la madre naturaleza en ciertos momentos.

Las casas de este pueblo son de cuento, es una estación de esquí preciosa. Nos empieza a dar hambre y Asier y Ana se compran unos bollos con sabor a pizza. Yo compro unas postales y me regalan un conejo relleno de smarties. Qué detalle! Ira se acerca también, compra y obtiene el mismo regalo. Encima sólo he gastado 2,4 francos.. En un puesto de salchichas compra Asier una por 5 francos y calma su gula. Decidimos volver y vamos con una familia germana. Cogemos el coche y nos vamos a Brig. Vemos las cascadas que hay con el agua de la montaña y Asier e Iratxe apuestan a ver si son capaces a lavarse la cara con el agua fría de la montaña y así ejecutan. Vuelven al coche despejados puesto que el agua está helada.

En Brig nos cuesta encontrar el hotel, se llama Slochhotel Art furrer, nos hemos metido en dirección prohibida y hemos preguntado a una señora mayor que nos dice habla 5 idiomas, nos quedamos absortos. Finalmente lo encontramos, está justo al lado del palacio de Simplon.

Es un hotel chulo y mis compis me felicitan por la elección. Está muy bien situado y tenemos desayuno incluido. Tenemos una habitación de 4 personas y una de single.

Decidimos ir a ver el casco viejo y visitar Sion donde callejeamos viendo el reloj del ayuntamiento y los dos castillos, el de Tourbillon y el de Válere. Están reconstruyéndolos.

Nos hacemos fotos, callejeamos y cenamos en un sitio llamado Des Chateaux, tomamos una fondue. Nos cobran 131 francos por cinco raciones de fondue. Dos normales , una con tomate y dos con finas hierbas. Nos sacan patatas y pan para untar. Nos traen agua con gas que rechazamos. La más rica la de tomate. Antes de irnos damos una vuelta para bajar la tripada que tenemos.. Parecemos bolitas de queso andantes… Paseamos y la gente nos mira mucho, al menos esa es mi sensación. Llegamos a un parque y vemos una estátua del animal protagonista de la película de la historia interminable. Volvemos a Brig cantando en el coche. Nos damos una mini vuelta y nos vamos a dormir.

SobreItziar

Me encanta viajar y vivo mi día a día pensando en mi próxima aventura. Espero que disfrutéis leyendo mis relatos alrededor del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *