Qué ver en Paris, Notre Dame y puente de los candados

23/11/2013

Ayer vimos la zona de la torre Eiffel y hoy nos vamos a la zona de Notre Dame. Tras un desayuno con croissants estupendos ( qué decir de la bollería francesa.. no tiene parangón..) nos vamos con las pilas cargadas hacia el metro. Vamos a Rochevart donde cambiamos a la línea 4 hasta St. Michel. Bajamos en esta parada y pasamos por una fuente muy vistosa.

Estamos en el barrio latino y nos dirigimos a Notre Dame. Como hace un frío horrible mi ama se compra un gorro en un puesto callejero por 12-euros, diréis que cómo ir a Paris y no comprarse gorro parisino no?? ( mi ama doña antojos..)

Llegamos a orillas del Sena contemplando las vistas.

Iremos al puente Arthevéche famoso por sus candados de parejas enamoradas. Es un puente precioso y colorido.

Allí vemos la majestuosa Catedral de Notre Dame y vemos las gárgolas y arbotantes asomándose. Hay muchísima gente en los alrededores.

No entramos a la misma pero como nos encanta el puente nos dedicamos a hacernos varias fotos, vamos viendo los candados más antiguos y los más modernos. Es curioso de ver! De ahí vamos al mercado de las flores y divisamos el Hotel de Ville y la torre de St Jacques de lejos. Vemos la plaza Chatelet.

Llegamos a la Concirgerie y vemos ese reloj que preside la fachada.

Vemos Saint Chapelle por fuera, queríamos entrar ( entrada 8,5-euros) pero al abrir las puertas hemos visto el interior y al final hemos decidido no pagar.

Vemos ahora el palacio de justicia con la bandera francesa y su lema Egalité, Fraternité y Liberté.

Andamos por Boulevard de Saint Michel y entramos en Le Petit Chuny para hacer un descanso. Tomamos tres cafés por 7,8-euros y les dejo sentados un rato y me escapo a ver la iglesia de St- Severin. Es una iglesia muy bonita rodeada de callejuelas repletas de restaurantes con buenos precios para comer.

Vuelvo a buscarles y les digo para ver el Panthéon. Vemos el museo de Moyen Age, la muralla destruida y llegamos a la plaza de la Sorbona. A la derecha contemplamos los jardines de Luxemburgo y a la izquierda tenemos el Pantheón. Regresamos por la iglesia de Saint Etienne du Mont  y bajamos para ir a comer.

 

 

 

 

 

Me pierdo en el cruce de Saint Germain con Rue Monge y les llevo de Maubert hacia el lado contrario. Empiezan a protestar ya hambrientos y por fin llegamos a la iglesia de Saint Severin. Entramos en un sitio llamado Flagrant Delice situado en el 16 de la calle Rue Saint Severin. Por 10-euros por cabeza nos sirven comida. Se paga el agua Evian (5,5-euros). En el menú había sopa de cebolla, legumbres y creppe de queso de primer plato, de segundo filete a la pimienta, espaguetis y pollo paprika, de postre mousse de chocolate, tarta de manzana o macedonia. El dueño del local es muy comercial y muy simpático. Hemos comido muy bien y regresamos al hotel dejando a aita que se eche la siesta. Ama y yo nos iremos a Galerías Lafayette. Cogemos la línea 14 de metro a Saint Lazare y atravesamos para coger la 9 y parar en Antin Lafayette. Al llegar vemos multitud de gente, subimos a la última planta y veremos las vistas de la torre Eiffel que parece un gran árbol de navidad puesto que le han puesto luces de colores. Desde aquí vemos toda la ciudad y hay sofás de plástico para sentarse aunque el frío no permite estar mucho a la intemperie.

La decoración de los almacenes es espectacular y la cúpula preciosa. Recargada de adornos y muy iluminada.

Tras dejar estas galerías nos vamos a otros grandes almacenes llamados Au Printemps.

También están a tope y en este caso las cosas están prohibitivas. Ahora nos sentaremos a tomar algo para reponer fuerzas. Entramos en Le Pintanier en Rue Caumartin 60 y nos tomamos dos chocolates a 4,80-euros cada uno. Digamos que ir de bares sale caro. Buscaremos ahora Rue Saribe para ver el Museo del perfume. Vamos hacia la iglesia Madeleine y vemos una puerta imponente. El Museo está cerrado, así que entramos a la chocolatería Lindt donde nos regalan un bombón. Ahora iremos a la Opera que es un edificio espectacular.

Ya ha anochecido y se ven las luces navideñas y a mucha gente pulular por la gran ciudad. Cogeremos de vuelta la línea rosa a Stalingrad y cambiamos a la 2 hasta Pigalle. Llegamos a nuestra zona y compraremos en Carrefour cosas para la cena. Pero antes pararemos en una tienda donde compro un abrigo muy estiloso por 79-euros. Cenaremos en el hotel, escribo mi diario, preparo la ruta de mañana y mis aitas enseguida se duermen rendidos.

 

 

SobreItziar

Me encanta viajar y vivo mi día a día pensando en mi próxima aventura. Espero que disfrutéis leyendo mis relatos alrededor del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *