Qué ver en Paris, Torre Eiffel y Pompidou

21/11/13

Siempre nos quedará París…

Tuve la ocasión en 1996 con 18 años de visitar esta preciosa ciudad pero muy por encima. Justo me acuerdo de caminar por los campos Elíseos, ver la torre Eiffel y Notredam. Poca cosa más puesto que íbamos de intercambio a Dinamarca y no había mucho tiempo para dedicarle.

Esta vez me llevo a mis aitas y organizo un viaje express. Vamos de Jueves a Lunes ( 4 noches) y estimo es tiempo suficiente para conocer a fondo la ciudad. La ilusión de mi ama era visitar la ciudad de la luz y la veremos cumplida. Salimos desde Bilbao con vuelo directo a Charles de Gaulle. El vuelo y el hotel : Migny Opera situado en zona de Montmartre,  en Rue Victor Massé 13  nos sale a 315-euros por persona. No tenemos desayuno y la habitación triple es bastante espaciosa.

En una hora y 40 minutos estamos en nuestro destino. Cogemos un taxi al salir de la terminal 26. Nos llevará a destino por 56 euros. Tardamos casi una hora en llegar debido al atasco. El hotel está bien. Bajamos a buscar algo para cenar y compraremos en un Carrefour cercano. Cenamos en la habitación y salimos a pasear por el Boulevard de Clichy.  Vemos las paradas del metro de Pigalle con su letrero peculiar donde pone Metropolitan. Vemos muchas tiendas de crepes, de souvenirs y varios sex shops y clubs de alterne. Vemos por fuera el museo del erotismo y se ven muchos escaparates de lencería diversa. En una tienda de souvenirs compraremos unos imanes y de repente nos topamos con Mouline Rouge famoso por sus actuaciones de variedades. La entrada sale entre 180 y 240-euros, una barbaridad para nuestros bolsillos. Seguimos andando y en una bocacalle el Sacre Coeur nos saluda iluminado desde lo alto de una colina. Decidimos volver a dormir y mañana seguiremos con nuestro turisteo.

22/11/2018

Nos levantamos pronto y nos aventuramos a coger el metro en Pigalle. El pack de 10 billetes sale a 13,30-euros. Nuestra parada es Bir Hakeim para ver el símbolo francés más reconocido y observado de la ciudad : La torre Eiffel de 312 metros. Iremos a contemplarla de cerca y tras varias fotos pensamos la siguiente visita.

Hace bastante frío y decidimos pasear por esta zona. Veremos el palacio Chaillot situado justo enfrente de la torre cruzando el puente de d´lena. Atravesamos les Champs de Mars y vemos al final la escuela militar. Se ve de lejos la cúpula dorada del Hotel des Invalides el cual hizo de hogar para veteranos y heridos. En la cúpula está enterrado Napoleon.

Vemos el edificio de la Unesco. Mis aitas están ateridos de frío y me acerco yo sola a dicha zona. Paseamos por el puente de Alexandre III con esa grandiosidad que le caracteriza. El viento es helador y nos deja ver con dificultad las fachadas del Petit y Grand Palais. Son majestuosos! Hay colas largas para entrar en el Petit puesto que hoy hay entrada libre.

 

Volvemos al metro a mi pesar porque quería haber visto un mercado navideño que ponen en los Campos elíseos. Tengo a los aitas acatarrados y el cansancio que traen de un viaje anterior les está haciendo mella. Decido ir a Les Halles, unas galerías comerciales subterráneas que antiguamente eran un mercado. No se aconseja ir de noche. Comeremos en un Mc Donald y por 20-euros  nos dan tres menús. El precio es similar a Vitoria.

De ahí nos vamos a una cafetería llamada Waffle factory donde por 9,70 tomamos dos chocolates líquidos y un capuccino junto con un waffle de Nutella riquísimo. Ahora saldremos a buscar el museo de Pompidou. Estamos en el barrio de Le Marais. Paseamos al lado de St. Eustache y vemos una escultura gigante de Henri Miller. Está todo en obras y desluce la zona. Entramos en alguna tienda y caminamos a lo largo de la Rue de Coissonerie hasta cruzar el Boulevard de Sebastopol y llegar al famoso Centre Georges Pompidou.

El edificio es muy curioso, con chimeneas y tubos por el exterior. Es muy original. Entramos mientras mi aita descansa tomando un capuccino a 4,5-euros ama y yo recorremos varias salas. La zona de arriba es previo pago y decidimos dejarlo. De ahí nos iremos a la plaza de Igor Stravinsky y vemos la fuente de Pompidou.

Muy original también. Hacemos varias fotos y nos metemos en la Iglesia de St. Merri y de vuelta rodeamos la torre de Saint-Jacques. Es preciosa. Entramos también en Saint-Eustache y hacemos fotos a la Bourse du Commerce.

Decidimos regresa con la línea D hasta Gare du North y ahí cogemos la 4, luego la 2 hasta Pigalle. Volvemos al hotel y descansamos. Le dejamos a aita y nos vamos mi madre y yo hasta Boulevard de Rochechovart y nos paseamos por las cuantiosas tiendas de souvenirs con encanto. Paris tiene glamour hasta en los souvenirs, y esto lo digo de verdad porque acabamos cargando con bolsas, monederos, espejos, tazas, bandejas y camisetas con preciosos estampados parisinos. Acabamos subiendo una calle que da al Sacre Coeur y entrando en todos sitios.. Ya cansadas volvemos al hotel pero previamente compramos unas alitas de pollo para que cenar, fruta, zumos y algo de embutido.  Tras la cena volvemos a bajar mi madre y yo hasta Moulin Rouge para hacer alguna foto. Iba a ir yo sola pero a mi madre le dio cosa y no quería que fuera sola, así que me acompañó…

 

 

SobreItziar

Me encanta viajar y vivo mi día a día pensando en mi próxima aventura. Espero que disfrutéis leyendo mis relatos alrededor del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *