Pompeya

16/07/19

Visitar las ruinas de Pompeya es una de las experiencias arqueológicas más fascinantes del mundo. Ciudad que fue sepultada por cenizas en la erupción del Vesubio y que fue descubierta accidentalmente en 1594. Puedes también acercarte a Herculano si te quedas con ganas de seguir descubriendo más ruinas. Si coges el tren llamado Circunvesuviana desde la estación principal en aproximadamente una hora estás allí. ( ticket por persona a Pompeya 2,80-euros por la ida y 2,80-euros por la vuelta). Esta línea llega hasta Sorrento y está muy bien para desplazarse por los distintos pueblos costeros. Hay muchos horarios de salida pero los trenes suelen venir con retraso y la gente se agolpa para coger sitio y sentarse. Las entradas a Pompeya las había reservado con antelación, se pueden comprar allí mismo pero suele haber muchas colas. Si la compras por internet pasas rápidamente sin esperas. ( Coste de entrada por persona a través de internet 19-euros en página: www.musement.com).

Al llegar a Pompeya tienes autobuses que te llevan al Vesubio, hay gente que hace trekking por la zona. Nuestra idea era esa pero fueron surgiendo otros añadidos y hemos priorizado.

En la zona de fuera tenemos tiendas de souvenirs y puestos de comida y bebida. Hemos cogido antes de entrar una audioguía ( no es necesario coger dos debido a que es un móvil y si pones volúmen alto se entera el acompañante). El coste es de 8-euros y debes dejar el DNI en fianza.

En Pompeya nos encontramos solamente un restaurante dentro de las ruinas arqueológicas. Conviene vayas provisto de agua y comida pero sólo se podrá comer en ciertas zonas habilitadas. En la segunda entrada también hay distintos puestos ( zona de la necrópolis).

En la entrada hay muchísima gente y me agobia un poco esa aglomeración. Menos mal que enseguida se desperdiga la gente. Nos han dado un mapa con la audioguía y vamos a empezar punto por punto. Tienes opción a hacer una ruta guiada en inglés por 12-euros por persona si lo deseas.

En el recorrido veremos de todo, lo primero una estatua gigante que preside la plaza y en lo alto de un monte otra estatua que llama la atención.

Veremos muchas ruinas,

distintas casas,

tabernas,

un área donde están escavando, teatros romanos de distintos tamaños.

Una exposición de joyas,

de arte,

una zona donde vemos los muertos tal y como les cogió el volcán cuando estalló.

Esta zona impacta bastante y está en la segunda entrada. También veremos más muertos y vasijas en una zona central cercana al restaurante.

Veremos la necrópolis con sus mausoleos.

Saldremos un rato a tomar algo ( 7-euros por un agua, un Nestea italiano y unas patatas). Tras cuatro horas pateando calles y callejas hay alguna zona que nos dejamos. El calor es agotador y encima nos han caído cuatro gotas que ha hecho refrescara algo. La zona que vemos al final con las fuentes y las distintas casas de varios personajes nos llaman la atención.

Decidimos regresar. Estamos cansadísimos. Volveremos a Nápoles a comer y como es hora intempestiva nos metemos en un Burguer King y por 18-euros comemos dos menús.

Volvemos al hotel en metro y decidimos tomar la merienda en un sitio que nos han recomendado llamado Poppella.

Es una pastelería decorada en blanco y negro con unos pasteles buenísimos llamado fiocco di neve.

Esta es otra de las super recomendaciones de nuestro dueño de hotel. Otra cosa deliciosa y que deberíais probar sin duda. Dos pasteles y un capuccino salen por 5-euros. El sitio está en Via Arena alla Sanita 28. El camarero que había trabajado en Barcelona es simpatiquísimo. Regresamos al hotel y descansamos un buen rato.

Otra vez a la carga vamos cerca de la puerta de Alba y en Nápoles City Vision compraremos dos tickets para hacer una excursión de Sorrento, Amalfi y Positano. Hemos decidido pagar 85-euros por persona por esta trip. No obstante te incluye la comida.

Bajamos la Vía Toledo viendo distintas tiendas y compro una limonada casera de un puesto que está buenísima. Esta zona es productora de naranjas y limones y así lo demuestran en sus productos.

Cenaremos en Trattoria Toledo una ensalada de pulpo, una pasta carbonara, unos gnocchis, una de agua, una cerveza y nos cobran 28-euros. Cenamos bien.

Cogeremos el metro en Via Toledo viendo la estación más bonita de Europa según comentan. Se bate el cuero con la de Estocolmo.

Estación de metro de Toledo

Otras estaciones chulas de Nápoles son Garibaldi, Salvator Rosa y Universitá. Volvemos al hotel y a dormir.

SobreItziar

Me encanta viajar y vivo mi día a día pensando en mi próxima aventura. Espero que disfrutéis leyendo mis relatos alrededor del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *