Paseo por Thira y pueblo de Oia

22/08/2014

Paseo por Thira

El desayuno  lo tomamos en el Blue Sky. Después de nuestro último hotel las comparaciones son odiosas.. Este desayuno es justito. Nos dice la recepcionista que nos cambia de habitación mañana y nos mosqueamos un poco. Nos dice en compensación nos dará una habitación con balcón.

Nos vamos de paseo, son las 10 de la mañana y el calor aprieta. Preguntamos en otro sitio por alquiler de coche y nos ofrecen a 85-euros y a 70-euros. Subimos a la oficina de turismo y pedimos un mapa. La que nos atiende tiene poquísima energía. De ahí callejeamos viendo iglesias, restaurantes, hoteles, galerías de arte, tiendas, todos encaramados a las rocas.

 

Vemos los burros que suben del puerto a turistas por 5-euros el viaje. Se puede bajar al puerto en cable car también por 5-euros. De ahí salen los barcos a la isla de Thirasia. Las excursiones van desde los 19-euros a los 95-euros. Andamos y vamos haciendo fotos. Nos entra el hambre y repostamos en la plaza donde por 5-euros comemos un trozo de pizza, 3,5-euros el zumo de naranja y 1,5-euros otro zumo normal. Esto nos lo comemos en el mismo sitio donde tomamos el helado ayer. Conversamos con otras turistas que dicen están alejadas del centro y que llevan poco tiempo en la isla. Volvemos al hotel y nos damos un baño en la piscina. Tomamos un zumo de naranja a 4-euros y descansamos un rato.

Pueblo de Oia

Nos preparamos y cogemos un bus a Oia (foto portada), salen de la estación de autobuses. Hacen muchos viajes cada poco tiempo y el billete cuesta a 1,6-euros  El autobús va lleno, todos vamos a visitar este pueblito famoso por sus atardeceres. De la gente que hay no se ve el atardecer, hay un momento que hasta pierdo a Ana de la aglomeración.

Volvemos a la otra parte de la costa y paseamos por una plaza. Caminamos y decidimos cenar en Kasteli, un restaurante donde tomaremos pescado asado y calamares exquisitos, agua y pan por 18,90-euros. Cuando terminábamos vienen unos napolitanos para pedirnos la cuenta y ver qué nos cobran por lo que cenábamos. Nos preguntan si somos italianas…

De ahí volvemos a Thira en autobús ( 1,60-euros billete/persona). Cuando llegamos compramos cerca de Obelix ( sitio en la parte trasera de la plaza) un batido de chocolate y unas frutas. Nos sentamos en la plaza un rato y enseguida nos vamos a dormir.

Oia es muy bonito y tiene tiendas con mucho encanto. La pena las aglomeraciones..

SobreItziar

Me encanta viajar y vivo mi día a día pensando en mi próxima aventura. Espero que disfrutéis leyendo mis relatos alrededor del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *