Excursión al volcán en Thira, Oia y regreso.

25/08/14

Tras desayunar bajamos a puerto para coger la excursión al volcán. Nos ha salido por 12-euros por persona. Bajamos en cable car hasta abajo y vamos a la agencia de Caldera boat. Llega nuestro barco que es como de película de piratas. Llevamos guía en inglés y la entrada a la isla es de 2-euros por persona. Hay que andar bastante y empezamos a subir la cuesta bajo el sol. Ana dice que no sube y acabo subiendo yo sola a visitar la isla. Veo el cráter y se aprecian los trocitos de las islas de cómo estaban todas unidas en un primer momento antes de la erupción.

La guía nos invita a meter la mano en el agujero y quema, el volcán está activo. Bajamos y me encuentro a Ana debajo de una sombra, hace un calor terrible pero las vistas son geniales. Pedazo explosión tuvo que ser para separar estos trozos de tierra. Vamos de regreso y casualidad vemos a los chirpiotas y nos hacemos las locas. Subimos en burro que es divertido y de ahí nos vamos a comer a la plaza. Tomamos por 12-euros pizza, calzone y dos zumos.

Nos vamos a la piscina y de ahí iremos de nuevo a Oia. ( bus 1,60-ida por persona) Paseamos más tranquilamente que el otro día. Cenamos en el mismo sitio llamado Kasteli y por 19,20-euros tomamos pulpo, calamares, pan y agua. El pulpo está exquisito. De ahí vamos a una tienda de tablas artesanales decorativas que hace un pintor donde compro por 69-euros un recuerdo de Grecia.

Me gusta llevarme de cada viaje un objeto de decoración. También compro varios dulces típicos de la zona consistentes en una especie de barra de turrón de sésamo con miel, otra con cacahuetes y miel etc.. Hay varias modalidades, incluso de colores. Nos comemos un helado de postre y volvemos al hotel para hacer la maleta.

 

26/08/2014

Nos levantamos pronto, queríamos ir a algún pueblo pero no hay tiempo. Paseamos Thira ultimando compras y volvemos al hotel con los souvenirs pertinentes. Hay esponjas de mar a buen precio. Tras apurar el tiempo volvemos al hotel y preguntamos por llevarnos que nos cobran. Dicen que 20-euros. Decidimos ir en bus que sale a 2,20 el billete y así hacemos. Compramos en Lucky Soulaki dos pita de pollo por 2,5-euros cada uno. Ana va al super y compra bollos, salchichón y helados para el postre. Viene el bus antes de lo previsto. Bajamos viendo los preciosos acantilados y esperamos el ferry que va con retraso. Debe ser bastante habitual al parecer. El ferry parará en Milos y Folegaudros. Vemos la puesta de sol y Ana se marea un poco. Son cinco horas de viaje hasta el Pireo y gracias a un taxista que nos indica tenemos que coger un bus porque el metro cierra a las 12:30. El bus sale a 5-euros por persona y te lleva al aeropuerto.  Tardamos 50 minutos al aeropuertoy buscamos Vueling. Cenamos y lo peor es la espera. Hasta las 4 de la mañana no sale el vuelo..

Podemos decir que Grecia nos ha encantado, llena de paisajes de color azul y blanco que cautivan la retina del espectador. A esto añadimos esas puestas de sol y esa comida mediterránea.. ,Gente peculiar, desde muy amables hasta gente muy seca. Calor terrible y muy seco. Playas grandes y abarrotadas de turistas. Dicen que estas islas se quedan desiertas en Octubre, que suele llover mucho y hace mucho viento. Las tiendas y restaurantes cierran en su mayoría. Llega el fin del verano y se vuelven islas más tristes. La fiesta es para disfrutarla pero no es tan exagerada como se pinta. Algo que no os podéis olvidar es un buen sombrero.

La impresión que nos queda es muy buena, y espero volver a descubrir otras zonas!

SobreItziar

Me encanta viajar y vivo mi día a día pensando en mi próxima aventura. Espero que disfrutéis leyendo mis relatos alrededor del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *