Biarritz

6/9/14

Escapar a Biarritz de vez en cuando es meterte en un ambiente especial, se observan escenas surferas que conviven con grandes mansiones de otra época.

Allí se puede pasar una tarde dando paseos por la playa. Divisando a mano derecha el Hotel du Palais del siglo XIX, fue construido como residencia de verano de la esposa de Napoleon y allí confluyeron muchos burgueses y nobles haciendo de esta ciudad una noble villa.

Muy cerca del palacio está la iglesia ortodoxa dedicada al Zar Alejandro III, Saint Alexandre Nevski. La construyeron con el acuerdo entre Francia y Rusia de época Napoleónica. Antes de llegar a la playa también tenemos esta otra iglesia que es una chulada.

Si das un paseo por la zona ves acantilados y el famoso faro. También en la playa principal tenemos el grandioso edificio de Casino donde en los bajos podemos ver alguna cafetería y alguna tienda de deporte.

También hay una zona que llaman la Roca de la Virgen donde cuenta la leyenda un barco que salió de faena estaba perdido y un halo de luz les guió hasta la orilla. Dicen fue cosa de la virgen y le construyeron esta especie de isla conectada por un puente llamado Eiffel.

Para los más golosos está el museo de chocolate, nosotros entramos tras pagar una entrada de 5-euros creo recordar. Nos enseñan la historia del chocolate y para finalizar pasas por la tienda donde siempre algo cae.

Hay una zona interior bastante comercial que recorres por debajo de unos arcos y que pasa por unas casas preciosas. El shopping es exclusivo, digamos hay cosas asequibles pero la gran mayoría son prendas de alta costura y con precios elevados. Biarritz es una ciudad con mucho estilo donde también están las famosas galerías Lafayette.

SobreItziar

Me encanta viajar y vivo mi día a día pensando en mi próxima aventura. Espero que disfrutéis leyendo mis relatos alrededor del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *