Bérgamo

07/10/18

Qué ver en Bérgamo

Nos levantamos pronto para salir para las 9 y aprovechar para ver la ciudad. Bérgamo fue celta antes que romana y el famoso Atila arrasó la misma. Después formaría parte de la República de Venecia. Fue conquistada por Napoleón y los austriacos la anexionaron a su imperio,  pero luego fue recuperada y después se unificó Italia.

Tenemos sólo la mañana y subiremos por la calle Sant Alexandro con idea de coger el funicular. Nos encontramos la parroquia de S. Alessandro in Colonna y la vemos por dentro. Está chula.

Después continuamos calle arriba, pasaremos por Monasterio San Benedetto donde entro rápida y fotografío. El resto no entra hasta dentro..

Empezamos las cuestas y llegaremos a la muralla de la ciudad alta, allí vemos la puerta Veneciana. Esta zona es una de las mejores preservadas de Lombardía de la época medieval. Atravesamos y caminamos hacia la izquierda. Las vistas son geniales pero hay algo de niebla.

Pasaremos una zona de arcos de piedra y subiremos unas escaleras hasta llegar a la basílica Di Santa María Maggiore. Una iglesia preciosa por dentro. Muy recargada y con tapices en las paredes. Simplemente espectacular, cabe decir que es la joya de la ciudad.

 

 

 

 

 

 

 

Salimos de la misma y vemos las ruinas de Palazzo del Podesta.

Desde ahí vamos a la famosa y preciosa plaza de Vecchia, dicen una de las plazas más bonitas de Italia. Sacamos la típica foto con la capilla de la Colleoni tal y como figura en las propagandas de Bérgamo. Se ven músicos tocando y varias sillas en medio de la plaza. Al parecer hay una graduación de universitarios. Lo que no veo es la fuente de los leones, o bien la han quitado o me ha pasado desapercibida entre tanta silla.

En la plaza se ve el Palazzo nuovo y el palacio municipal.

Vemos la torre Cívica desde abajo, se puede subir y merece la pena pagar 3-euros por las vistas.

Empezamos a callejear por Via Colleoni hacia la puerta de S. Alessandro Vechio viendo antes la iglesia de Agata Nel Carmine que se encuentra en la mitad de la calle así como un tunel con algún puesto de antigüedades.

 

 

 

 

 

Llegamos a la plaza de Lorenzo Mascheroni donde se ve la torre del reloj y la ciudadela.

Vemos dónde se sitúa el Museo de Ciencias porque hay un dinosaurio tremendo de grande en la puerta. También vemos un mercado por unos arcos y vemos que los tenderetes llegan hasta las puertas del museo de arqueología.

 

 

Tras caer en alguna tentación de ropa y recuerdos varios iremos a Il Fornaio situado en Colleoni 3 donde hay unas pizzas riquísimas que acabamos pidiendo para llevarnos al aeropuerto.  Las pizzas cuestan entre 4,50 y 7-euros pero es una buena ración calidad/precio. Nos regalan un pan de pasas buenísimo y caliente que hace las delicias de los turistas. Compro unos croissants de Nutella a un euro cada uno para llevarnos de merienda.  Esta tienda está constantemente sacando pizzas al mostrador y vendiendo en cantidades ingentes.

Bajaremos siguiendo por la Via Gombito hasta la plaza del Duomo. Nos ha quedado de ver La rocca, una antigua fortificación así como el Castillo de San Vigilio pero están un poco lejos. Bajamos por esta calle fijándonos en los escaparates viendo las famosas polentas que son una especie de pastel borracho de pasta de avellanas, mantequilla y chocolate blanco que no me llaman en absoluto la atención.

Llegaremos a la plaza del mercado delle Scarpe y allí vemos el funicular. Bajamos por Via San Giacomo y volvemos por donde hemos subido. Cogeremos dos taxis que nos cobrarán 20 y 25-euros al aeropuerto.

No me puedo marchar sin comerme mi último helado en Venchi Spa por 3,70-euros que me sabe estupendamente. Qué buenos están los helados italianos! “un pecato”.

Bérgamo es una ciudad muy bonita y tras visitar la ciudad alta nos quedó algo de la parte baja. El primer día vimos el Piacentiniano y no nos percatamos de que era eso. Esos arcos son chulísimos y le dan un look especial a esa zona. También vimos la avenida principal donde se encuentran la sede central de un Banco, alguna Iglesia y el palacio de Justicia.

Nos ha gustado mucho este viaje, a parte de que nos ha hecho buen tiempo hemos visitado lugares encantadores. Nos ha servido para llevarnos de recuerdo de los 40. Hacía mucho tiempo no nos juntábamos todas para irnos de viaje y esto quedará en la memoria como algo especial. Bonitas ciudades, pueblos y excelente gastronomía en inmejorable compañía: Las amigas.

SobreItziar

Me encanta viajar y vivo mi día a día pensando en mi próxima aventura. Espero que disfrutéis leyendo mis relatos alrededor del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *