Pumamarca, Cerro 7 y 14 colores, Humahuaca

22/10/2017

Hoy nos vamos a las 8.30 para visitar la zona norte de Salta. Viene un guía que hace a su vez de chófer. Pasamos a buscar a gente por los hoteles y hay una iglesia que pasaremos llamada la Candelaria- Viña que es preciosa. Hoy nos toca ir a la Quebrada de Humahuaca, iremos por la ruta 34. En Jujuy cogeremos la ruta 66 y luego la número 9. Veremos en Pumamarca el cerro de los 7 colores, veremos las ruinas de Pulcara de Tilcara que igual está cerrado por las elecciones. Después veremos la panorámica de la ciudad de Humahuaca y pararemos en Uquía. Salimos de salta pasando por un famoso boliche (discoteca) llamado Mao Mao. Vamos por la carretera y vemos desde arriba la panorámica de Salta. Pasamos por el valle de Siancas donde hay mucha agricultura y se dedican principalmente a la caña de azúcar. El principal productor de la zona es Ledesma que exporta a Coca Cola. Se exportan también limones y naranjas y este es el principal sustento de Jujuy.

Vamos con un grupo de argentinos, son de varias provincias, sobre todo de Buenos Aires. Van contando que debe haber una virgen en Salta que se apareció en lo alto de un cerro. A la mujer que se le apareció debe ser tipo sanadora y va la gente enferma para que les ponga las manos. Parece son muy creyentes.

El guía nos habla de que en Jujuy hay hasta 97 microclimas. Va desde el más cálido hasta el más frío y seco pasando por húmedo. La zona Puna tiene desde menos 35 hasta menos 37 grados, es donde están las minas de sal que nos quedaremos con ganas de ver porque al tener que votar hoy que es día de elecciones la excursión ha salido más tarde.  En esta zona puede llegar hasta 15 grados durante el día. Hay otra zona donde hace 52 grados de calor. Los contrastes son muy grandes entre zonas. En Jujuy dicen llueve en una hora lo que en otros sitios llueve durante todo el año. Sorprendente! La zona húmeda o tropical se llama Baritú o Acanbuco, dicen llueve 340 días del año.

Vamos a ver la Quebrada que tiene 160 km de largo. En la ciudad de Humahuaca estaremos a 3000 metros. Pasaremos por Volcán un pueblito que fue sepultado con dos metros de barro el año pasado. Pararemos en Tumpaya, un pueblo andino donde hay una tienda enorme con unos baños muy peculiares. La tienda está llena de artesanías y tiene dos llamas enormes de piedra o cerámica.

Compramos una botella de agua por 30 pesos y unos cheetos por 25 pesos. Una compañera llamada Liliana me da a probar de su mate. Me hace ilusión probarlo porque ellos lo beben constantemente. Me explica esta marca es CBC y lo mezcla con yuyo playadito y azúcar. Compraré de recuerdo porque me ha gustado! Le agradezco el detalle y el consejo. Esta gente es muy simpática y enseguida entablan conversación contigo. Se van quejando del guía que la verdad no es muy expresivo..

Paramos ahora en el famoso mirador del cerro de los 7 colores. Nos hacemos varias fotos contemplando la montaña colorida y estaremos unos 40 minutos en Pumamarca visitando el pueblo.

Me recuerda a los pueblos interiores de Perú. Tiene una plaza cuadrada y hay multitud de nativos vendiendo típicas chaquetas de lana, pasminas, gorros, mochilas etc.. La mercancía es igualita a la de Perú. Compramos en un puesto una empanada de jamón york y queso por 25 pesos. Está muy rica, recién hecha. Volvemos al autobús y vemos a las argentinas cargadas de souvenirs. Se lo compran todo! Emprendemos la marcha de nuevo.

Vemos cardones en el camino y nos dicen las argentinas que les explicaron son cáctus que tienen 500 años. Los de palo recto son machos y los de forma de media luna hembras. Dicen hay cinco hembras por cada macho. El paisaje es precioso.

Llegamos a Maimará. Vemos Sumajpachá que en quéchua significa tierra bonita.

Nos habla de la chalona, una especie de carne deshidratada y de chalqui que es lo mismo pero con sal. Dicen dura año y medio seca..

Pararemos en el trópico de Capricornio donde hace un viento terrible.

Pasamos por Uquía y llegamos a Humahuaca. Los nativos  del lugar proceden de Perú. Esta ciudad era ruta comercial principal y hacían trueques hasta Potosí donde estaban las minas de oro. Estamos a 160 km de Bolivia. Tras llegar a la ciudad nos dejan en el hotel para comer. A la bajada nos asaltan varias mujeres con collares, cadenas, productos de coca para vendernos. Son un poco pesadas.. Nos sale el menú a 160 soles por persona y hay un montón de autobuses. Comemos empanadas de pollo y carne, pollo asado con patatas y puding con dulce de leche. Una de las argentinas me presenta a sus mejores amigas que viajan en otro autobús. Les dice que soy muy amorosa, me hace gracia porque me acaba de conocer… pero son así.. Oímos música mientras comemos y luego pasan la gorra. También hablamos con un griego que viaja solo y que su sueño era viajar a Argentina y estará mes y medio. Ahora nos llama un guía del pueblo para recorrer la plaza donde nos explica que hay un santo que sale a las 12 del reloj de un edificio. Vemos la iglesia y el monumento a un indio que resistió varias batallas. Dicho monumento está en lo alto acompañado por cardones gigantes. Mientras nos dan la explicación se acerca un niño y me pregunta si quiero me cante una copla. Le digo que no porque no sé si detrás hay una mafia explotándoles. A algunos ya les recita y le dan propina. El guía nos lleva a un taller para ver cómo hacen el tejido multicolor. Nos recita un poema antes de entrar bastante emotivo y nos pide propina. Nos dan 40 minutos para pasear libremente. Ana se mete en unos puestos mientras yo subo a lo alto del monumento. Cuando bajo veo ha comprado un ajedrez típico y un belén.

Iremos ahora a Uquía. Veremos allí la iglesia de 1691 con un retablo dorado y unos cuadros muy originales donados por la escuela de arte. Los cuadros son imágenes de ángeles soldados. Pasamos por un camino rodeado de tenderetes donde vemos multitud de belenes.

La siguiente parada la hacemos en la paleta del pintor o cerro de 14 colores. Con la luz del atardecer contemplamos esta maravilla.

Emprendemos el regreso a Salta y vamos charlando con nuestros amigos argentinos de política, corrupción, educación, sucesos como el de Maldonado, sueldos, tributos.. Llegamos a Salta y nos despedimos.

Tras descansar un rato de los 540 km que hemos hecho hoy decidimos ir a las peñas. La excursión la hicimos con la compañía llamada Ecos del Norte y salió a 770 pesos por persona.  Tras pasear un rato y atacarnos varios relaciones públicas acabamos cenando en Peña Aruma ( calle Balcarce 893). Merece la pena por el espectáculo, vemos folklore, cánticos, danzas salteñas y gauchos. Por 415 soles cenamos un plato de milanesa servida con queso y salsa por encima y merluza rebozada que según Ana no está muy allá.. Bebemos agua.

Tras ver un buen rato de espectáculo nos recogemos.

 

SobreItziar

Me encanta viajar y vivo mi día a día pensando en mi próxima aventura. Espero que disfrutéis leyendo mis relatos alrededor del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *