Paseando por la Habana

23/04/09

Paseamos por la plaza vieja con sueño. Veremos la plaza de San Francisco de día y vemos el Templete, el edificio de Aduanas, un hotel de frailes..

Aduana

Observamos a unas niñas vestidas de princesas, trajes de fiesta que conmemoran su puesta de largo a los 15 años. Sus padres les regalan un reportaje fotográfico.

Nos dirigimos al mercado del primer día y compramos dos cuadros que nos han llamado la atención. El arte cubano es colorido y barato ( 25 cuc y 12 cuc). Vemos la cantidad de souvenirs, collares, pulseras de semillas, cuadros naif, cuadros de la Bodeguita del medio, figuras de la típica mujer cubana fumando..

Iremos al museo de la revolución de nuevo y se pone a llover. Vemos la antigua fábrica de tabaco Corona. Cogemos un cocotaxi ( famoso transporte cubano que se asemeja a una moto tapada) y nos llevan al hotel Internacional donde dicen hay que dar una vuelta por sus jardines.

Tiene una fachada majestuosa y los jardines son preciosos. Tras sacar varias fotos tomamos algo en un paladar hasta que cesa la lluvia.

Nos vamos a Coppelia, heladería por excelencia de la ciudad donde tomamos la especialidad. Los cubanos hacen cola y los turistas no.. no es muy justo. Esta zona donde estamos tiene edificios más altos y es más económica para comer que el centro. Tomamos cuatro pizzetas de queso y dos bebidas por 3,30 cuc.

Volvemos al hotel en cocotaxi y por 6 cuc dice nos acerca, negociamos con él hasta 5 cuc. Nos pregunta por si queremos una visita guiada pero decimos que no. Nos habla de varias cosas curiosas como de una casa cuyos balcones están hechos de ataud porque a su dueño que era médico se le murió su hija y no pudo salvarla. Al llegar al hotel le acabo dando 6 cuc por simpático.

Comeremos en el bar una tapa de queso y pescado rellenos de jamón y queso. Subimos a descansar y volvemos al mercado donde compraré un collar de semillas y varias cosas más. Iremos a dos centros comerciales y vemos que tienen ropa pasada de moda. Vamos, que no merece la pena. Llegamos al parque de la fraternidad y vemos la estación de tren. Llevamos dos horas andando y estamos cansados. Decidimos cenar en Los Nardos. Nos cruzamos con una familia en la cola que nos cuenta su vida, van a celebrar el cumpleaños de la abuela que hace 70 años y su hija de 20 años está casada con uno de 40 ( podía ser su padre). La abuela dice ha tenido suerte porque es buena persona. Nos relatan cosas de Cuba y pasamos el rato charlando hasta que nos llega el turno. Cenamos muy bien a base de langostinos, pescado buenísimo, boniato y arroz. Nos cobran unos 20 cuc y un 10% de propina por el servicio. Nos amenizan la velada con música en directo. Volvemos al hotel y disfrutamos de la música en directo.

Malecón
Calles de La Habana

Estación central La Habana

29/04/09

Rumbo a Varadero

Último día en La Habana, nos vienen a recoger y tras el desayuno le regalo ropa a la que nos hacía las tortitas porque era una mujer muy simpática. Pasan a recogernos y Teresita nuestra guía nos cuenta que la Habana tiene dos historias. Una es que cuando descubrieron la isla vieron a una chica llamada la vanidosa peinándose con una espina de pez. Otra es que los españoles descubrieron que en la isla había una tribu y su jefe se llamaba Habanaguel y de ahí el nombre.

Nos dice que las playas de Cuba son blancas y se crearon por la erosión de las montañas calizas que las rodeaban. Vemos de camino unas plantas extractoras de petróleo como las de las películas. El petróleo cubano es muy espeso, tiene mucho azufre y dice que es difícil de refinar.

Teresita nos habla de el ron blanco con el que se hacen cocktails y es el de maduración de un año. Con el ron añejo de 5 años se utiliza para cocktails calientes con chocolate, café.. y el de 7 años es para tomar solo con hielo.

Hacemos una parada técnica en el mirador del puente de Bacunayagua de 110 metros de altura sobre el río Yumuri.

Puente Bacunayagua

El paisaje es precioso. Compro en los puestos un cd de salsa (6 cuc) y un mechero (1,5 cuc). En este sitio hay árboles de pan llamados así porque dan unos frutos verdes gigantes. Ahora vamos a Matanzas ciudad colonial donde veremos el teatro de pasada donde nos dice es la cuna del baile nacional de las cubanas. Dice hacen el famoso Danzón. El nombre de la localidad puede venir de tres historias: porque un tal Narváez cometió varios asesinatos, o porque cuando llegaron los españoles muchos se ahogaron y los indios nadaron hasta el barco, o porque se mataron a varios animales. Esta ciudad es la única que tiene un puerto abierto. Tras un rato llegamos a Varadero.

Varadero

Tiene una costa de 22 kilómetros y la bordean un montón de hoteles. El nuestro se llama Playa de Oro Coralia. La habitación no está mal, nos llevan en carro de golf a la habitación con las maletas y de allí nos vamos a comer al Ranchón. Es un buffete cercano a la playa que está muy bien y hay mucha animación. Al parecer es el día del cubano y hacen bailar a la gente. Visitamos la playa, la piscina y nos dan un programa. Pruebo experiencia en Aquagym, hay muchas actividades, luego hago un poco de Step. Las toallas cobran a 20 cuc por si las dejas perder. Merendamos en el bar de la piscina hamburguesas y patatas fritas con piña colada. El bar está abierto casi 24 horas. El hotel está bastante bien y tiene animación en la cena. Bailamos un rato animados por los relaciones públicas y vemos que hay mucho canadiense, mucho ruso y mucho colombiano. Un chico con el que bailo nos recomienda ir a un sitio llamado Rumba donde van los nativos a bailar. La entrada es de 10 cuc y el taxi otros 10 cuc. Nos vamos a dormir y ya mañana nos explican las excursiones.

SobreItziar

Me encanta viajar y vivo mi día a día pensando en mi próxima aventura. Espero que disfrutéis leyendo mis relatos alrededor del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *