La Habana

26/04/09

Hoy seguimos de ruta por la Habana. Hemos decidido coger un autobús de sihtseeing que salen del parque central. Mientras esperamos nos ofrecen prensa, taxi, coche de caballos.. Subimos al bus y tras pagar 5 cuc por persona cogemos sitio arriba. Conocemos a un mejicano y un argentino llamados Orlando y Luciano. Orlando hace de guía y dice que Luciano es un viajero incansable y está escribiendo un libro. Luciano es un tipo independiente que no necesita de guía pero aún así le acompaña. Nos dice que si alguna vez volvemos a La Habana que da alojamiento , nos deja su telf: 8615922 y dice vivir en Consulado 13 apartamento 3, entre Genio y Calcet. Ofrece habitación a 20 cuc noche con desayuno. La idea es ir a ver el monumento a José Martí y la plaza de la Revolución (portada). De ahí irán a ver la Bahía de Heminguay y decidimos seguirles los pasos. Con este mismo ticket se puede coger el bus de la bahía y el de las playas del Este donde van los cubanos.

Vamos viendo la universidad, el malecón con su furioso oleaje, el hotel Nacional, el edificio de las cariátides, la casa de las Américas, el hotel Habana libre, el estadio Juan Abrahantes, el hospital oncológico..

Edificio con las cariátides
Monumento José Martí

Nos paramos el la plaza y nos hacemos las típicas fotos. Regresamos al bus y pasaremos por el acuario, el cementerio cuya puerta es preciosa.. Nos paran en la bahía y nos dan 35 minutos para hacer la visita. Vemos los yates lujosos y nos sentaremos en el bar a tomar un refresco. Orlando nos invita a la noche a un mojito en su casa. Regresamos a la Habana y Asier y yo nos iremos a buscar el famoso restaurante de Los Nardos ( justo enfrente del Capitolio). Está en el segundo piso de un local. Mientras encontrábamos el sitio que me habían recomendado una pareja nos para y nos dice está cerrado. No les hacemos caso porque conocemos sus intenciones. El local de abajo se llama Asturianito y la zona de arriba los Nardos. Esperamos la cola y al subir las escaleras nos sientan en un balancín mientras preparan la mesa. El sitio es precioso, todo velitas y de madera. Es muy barato y todo está buenísimo. Pagamos 28 cuc ( 11,70 por la sangría y el resto comida). Nos vamos de regreso al hotel a descansar un poco y mi intención era ver las tiendas porque me dijo la compañera del avión que hay tres fragancias en Cuba muy famosas: coral negro, mariposas y Alicia Alonso. Quería probar estos olores pero no he podido.

Quedamos con Elena y volvemos a Vedado de nuevo. Llevo una maleta llena de cosas para regalar. Ropa vieja, material escolar, maquillajes.. Paseamos un rato por el puente de hierro de Miramar y vamos a una playa cubana. Nos tomamos dos refrescos y un helado (4 cuc) y nos despedimos de nuestra amiga. Volvemos en taxi al hotel y cenaremos dos sandwich de jamón y queso ( lo más famoso en Cuba) y dos cañas de azúcar. Nos cobran 14 cuc, bastante caro para lo que es en realidad.

Paseamos por la calle Obispo y vemos el Café París muy animado con música cubana. Con mi pasión consumada por la música cubana y la salsa me quedo viendo un poco a los artistas. Pasamos por la plaza vieja, viendo el Hotel Santa Isabel, el Hotel Raquel y el convento de San Francisco. Vemos la fuente de los leones y la plaza de San Francisco. Con las mismas volvemos al hotel a dormir.

SobreItziar

Me encanta viajar y vivo mi día a día pensando en mi próxima aventura. Espero que disfrutéis leyendo mis relatos alrededor del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *