Visitando Oporto

31/05/18

Nuestro segundo día en Oporto y queremos visitar más ampliamente la ciudad. Bajamos desde nuestro hotel andando hasta la iglesia de Lapa dejando el cementerio a nuestra derecha. Desayunamos en Pao Fofo por 6,35-euros (cerca de Trinidade). Tomamos tres cafés, dos croissants y una tosta con jamón. La bollería es buenísima y los cafés bastante fuertes. Bajaremos por Avenida de los Aliados para ver una serie de cabinas telefónicas decoradas artísitcamente. Vemos las cabinas pero son rojas como las de Londres… En su momento estuvieron pintadas pero ahora no. Entro en la Iglesia de los Congregados la cual están rehabilitando y tiene un toldo tapándola completamente. Bajamos para ir a ver la Catedral.

Nos ataca un servicio de tuk tuk y nos ofrece por 13-euros dar la vuelta a la zona. Declinamos la invitación puesto que ya vimos bastante ayer. Llegamos a la catedral que también tiene decoración de azulejos azules y entramos dentro gratuitamente. Los claustros también se pueden visitar pero cobran 3 euros. De ahí bajamos por una cuesta y volvemos a subir, dejo descansando a mis padres un rato y me embarco siguiendo otra ruta en busca de la iglesia de Santa Clara. Veo un trozo de la muralla y paso por arriba del puente. Saco fotos curiosas de murales artísticos y con las mismas  vuelvo rápidamente porque se pone a llover.

La Iglesia estaba cerrada y no he podido visitar. Mis aitas se han refugiado dentro de la catedral. Cogemos un taxi y nos lleva al centro comercial que vimos en Calle Santa Catarina porque lloviendo no podemos hacer mucho más. La fachada de este complejo es impresionante y por dentro nos espera otra sorpresa.

Damos una vuelta y subimos arriba y vemos cómo están decorada la zona de restaurantes. Digamos que es otra obra de arte que nos hubiera pasado desapercibida de no haber entrado. Se nos hace la hora de la comida y pediremos tres platos de pasta recién hecha en Tomatino. Nos sale con tres consumiciones 20,80-euros. Baratísimo. En esta zona puedes coger la mesa que quieras y llevarte la comida de donde prefieras. Parece estemos en una terraza al aire libre. Os muestro la foto para que veáis la sensación. Nos comeremos un helado de postre en Olá ( 6,75-euros por tres tarrinas).

Bajamos por la calle comercial de Santa Catarina y parece ya no llueve.  Seguimos caminando por la paralela y sacamos fotos a las pastelerías y vemos la fábrica de pasteles de Nata justo al lado del mercado.

Subiremos a la torre de dos Clérigos y entramos en una tienda de conservas muy curiosa. Está como ambientada en un circo antigüo con los dependientes caracterizados. Es una tienda de conservas de sardinas y demás pescados. En Oporto se da mucho la sardina. Ahí se puede comprar de souvenir la lata de cuando naciste y trae un hecho histórico reflejado en la misma. Un detalle bonito pero cuesta aproximadamente unos 6-euros.

Vamos ahora al Museo de Fotografía cuya entrada es gratuita y me dispongo a ver las distintas exposiciones. Es un edificio muy curioso.

Bajamos ahora por la Rua de S. Bentol da Victoria y tras pasar el Monasterio vemos la casa de los azulejos azules. Yo esperaba los tuviera en la fachada, pero al ser los más antigüos de Oporto creo los tienen en algún museo. Bajaremos por la Rua de San Miguel hasta la Rua des Taipes donde está la fuente de Chafariz.

Volvemos al mirador Da Vitoria y vemos la Iglesia de Nuestra Señora da Vitoria por fuera.

Toda esta zona era propiedad de la comunidad judía. Tras divisar las fabulosas vistas bajaremos por las escaleras hacia la Rua Belmonte y seguiremos bajando viendo el Palacio de S. Joao y la Iglesia de S. Joao que ahora está en obras.  Llegamos a la Iglesia de San Pedro de Miragaia (foto portada) también muy chula pero se está poniendo a chispear. Les llevo por la Rua de San Pedro de Miragaia donde al parecer había muestras de arte callejero pero no hay nada. Mi gozo en un pozo y encima gasto energía de mis aitas que ya me siguen a duras penas. Estamos en la zona del puerto, frente a la Aduana , como llueve bastante descansamos y entramos en la tienda del museo interactivo. Subiremos la Rua Nova de Alfandega hasta donde está el edificio de la Bolsa. Les digo a mis padres que me voy a acercar a la chocolatería Ecuador donde recomiendan tomar un chocolate y resulta que se ha roto la máquina.

Me acerco al Mercado Ferreira Borges y lo veo por dentro. Hay exposición de fotografía y conciertos.

Me voy también al edificio de la bolsa para verlo por dentro pero se han agotado las entradas. Si pagas 13-euros puedes ver el edificio, subir a la torre de Clérigos y ver el museo de Misericordia. Me he quedado sin ver esa sala árabe tan espectacular que marca la guía. Conviene reservar con antelación.

Vuelvo a por mis padres y cogemos un taxi por 6 euros que nos sube al apartamento. Bajamos mi madre y yo para comprar la cena y el desayuno del día siguiente puesto que nos vamos muy pronto. Hemos quedado con un taxista para que nos venga mañana a buscar al apartamento y nos lleve a la estación para nuestro próximo destino.

En Oporto hay pocos supermercados, hay más bien tiendas tipo colmados que abren hasta las 20 y algunos hasta las 2 de la mañana. Son horarios raros.

SobreItziar

Me encanta viajar y vivo mi día a día pensando en mi próxima aventura. Espero que disfrutéis leyendo mis relatos alrededor del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *