Oporto

29/05/2018

Qué ver en Oporto

Oporto merece una escapada. Se puede visitar en tres días aproximadamente.

La electricidad es como en nuestra ciudad , no es necesario adaptadores y hay que atrasar una hora el reloj.

Esta vez me voy con la excusa del Campeonato mundial de Gimnasia Aeróbica donde participa el club de Vitoria Biribildu. Mi hermana la pequeña y su equipo de Aerostep emocionados tras ganar campeonato de Euskadi y de España se dirigen a intentar conseguir puesto en los mundiales. Tengo que decir que esta modalidad no se califica como deporte olímpico pero tiene un esfuerzo terrible.

Sabéis resido en Vitoria y aprovecho a reservar vuelo desde Bilbao con escala en Madrid, la compañía es Iberia. El billete sale a 59-euros por cabeza solo ida. Volveremos en coche. Una ganga la verdad! Aunque nos salió cara por los retrasos y la pérdida de maletas.. pero bueno.. un poco de excitación viajera no viene mal. Son dos horas de vuelo y una de escala.

Reservo un apartamento para tres personas a través de Booking. Los apartamentos se llaman RS Porto Apartaments y están en Trav. Antero de Quental 268. Los apartamentos son nuevos y son para 4 personas realmente. Tienen salón, cocina y dos habitaciones. Muy espaciosos y bien situados. Precio por dos noches 182-euros ( impuesto de viajero incluido).

Tras sufrir retrasos y por poco no coger el segundo vuelo llegamos a Oporto y nos vemos sin maletas pero con un neceser de Iberia muy cuqui que trae dentro un pijama blanco con el que parecemos fugitivos de un manicomio…

Nos vamos en busca de la oficina de turismo del aeropuerto donde poder conseguir un mapa de la ciudad. Se han alineado los astros contra nosotros porque la encontramos cerrada por dos minutos.. Vamos al metro porque a pesar de que la idea era coger un taxi la oficinista de reclamación de equipajes así nos lo recomienda. Vemos las máquinas de metro donde seleccionas la zona y pagas el viaje a 2,30-euros por persona.  Se debe comprar una tarjeta por persona. Decidimos cogerlo e ir a una estación  llamada Trinidade donde cambias a otras líneas de distintos colores. Está un poco mal explicado… Os diré que el metro sólo tiene dos direcciones, la ida a la ciudad y la vuelta. Casi todo el mundo se baja en Trinidade y allí cambian a las otras líneas. Desde allí tomaremos un taxi y nos cuesta 4,90-euros. Nos parece muy barato, también es cierto que está cerca. La bajada de bandera depende de la hora pero ronda los 4-euros. Como hemos llegado tarde y no hay recepción el dueño nos ha dejado las llaves en un café llamado Macao a 300 metros. Son las 22 horas y por esta zona no se ve a nadie. Iremos a un bar para comprar agua. Llevamos unos bocatas por lo que pudiera pasar y nos han venido muy bien. Nos vamos enseguida a dormir.

30/05/18

Empezamos el día madrugando. Estamos pendientes de la entrega de maletas. Nos dijeron vendrían en el avión de las 8 de la mañana pero hasta las 16 horas no nos las entregan. Al menos han aparecido! Pero nos vamos a visitar la ciudad igualmente tras un buen desayuno en la cafetería de abajo llamada Gaveto Café ( Rua de S. Bras 401). Desayunamos tres cafés con leche , yo no soy muy amiga del café pero en Portugal es de obligado cumplimiento.. pronto me arrepiento por lo fuerte que está pero los amantes del café disfrutarían de ello. Pedimos también una torrada (tostada con mantequilla) y dos croissants. La bollería en esta ciudad es estupenda. La pinta que tienen los bollos, panes y pasteles es una pasada! Están buenísimos. Pagamos el café a 1-euro cada uno, las dos tostadas que nos ponen de pan integral grandísimas cobran 1,85 y los croissant a 1-euro. Nos sorprende lo barato que es.

Empezamos la ruta bajando por el lado del Hospital de Santa Maria por la Rua de Cambes de Camóes. Vemos de pasada la Iglesia de Lapa. Seguimos la calle hasta la estación de Trindade. Allí sacamos fotos a la iglesia de Trindade y a la plaza donde se sitúa por delante la Cámara Municipal de Oporto.

A un costado tenemos la oficina de turismo donde cogemos mapas de la ciudad. Tengo un mapa de la guía Lonely Planet de Oporto pero quiero conservarlo.

Al salir vemos la Avenida de los Aliados donde a ambos lados de dicha avenida hay edificios históricos llamativos por su arquitectura. Sacamos unas fotos y ya mi madre entra en una tienda de souvenirs donde compraremos el primer imán para la colección de la nevera.

Vamos ahora al famoso mercado Bolhäo, pasamos por el teatro Rivoli

y llegamos pero está cerrado y lo han trasladado a un edificio colindante que nada tiene que ver con el edificio original. Visitamos el mercado pero ha perdido su atractivo. Lo interesante es ver los puestos en el enclave original.

Subimos la Rua de Fernandes Tomás y vemos la preciosa Capela das Almas .  Esta capilla muestra sus preciosas paredes azules decoradas con diversas escenas de santos.

Bajaremos ahora por la Rua Santa Catarina que es una calle muy comercial donde se aposentan artistas vendiendo láminas pintadas al óleo. Los edificios son preciosos y tiene mucho encanto. Me compro un par de láminas a 10-euros cada una. Son preciosas!

Pasamos por el Café Majestic que está a tope. Como hay mucha cola pido hacer una foto desde la entrada y el portero me permite. Recomiendan tomarse algo en este café tan elegante. Su especialidad son las franceshinas, que consisten en un sandwich de carne, salchicha, huevo, queso fundido por encima y posado sobre una salsa de cerveza. Esto es muy típico de Oporto así que habrá que probarlo.

Seguimos andando y nos encontramos la Iglesia de Santo Ildefonso, es una iglesia preciosa. Entro dentro mientras mi padre me espera abajo por no subir más escaleras. Al salir pasamos por la plaza de la Batalha y vemos el tranvía. Es una monada! Se parece mucho a los de Lisboa pero lleva propaganda del Corte Inglés.

Pasamos por al lado del Teatro nacional de S. Joao y me adelanto bajando una calleja llamada Rua Cima de Vila para ver si es el camino correcto y no les hago dar más vuelta a mis aitas que ya me empiezan a flaquear. Tras ver que llega a mi próximo destino les hago bajar y pasamos por la Iglesia de la Orden do Terco. Giramos a la derechas y bajamos por Rua do Loureiro hasta la famosa estación de tren de Säo Bento.

Entramos dentro y voilá, las paredes son preciosas! Digno de admirar. Allí compro los tickets a Guimaraes, nuestro destino en dos días. La taquilla está justo al entrar a la derecha y allí me dan tarjetas que cuestan 0,50 cada una y se recargan con 3,20-euros cada una para nuestro destino. Es realmente barato! Dejamos aparcado a mi padre en una cafetería y mi madre se escapa a mirar tiendas en la entrada de la Rua de las flores. Acaba comprándose una taza de desayuno con la ilustración de unas ventanas, típico de la arquitectura portuguesa. De ahí volvemos a por aita y nos dirigimos a la plaza de la Liberdade pasando por la iglesia de los Congregados y subimos por la Rua dos Clerigos. Esta cuesta es empinada y tras subirla nos encontramos con la torre dos Clérigos a la que uno puede subir por el módico precio de 5 euros y contemplar las vistas de la ciudad.

También vemos la iglesia dos Clérigos. Dejo nuevamente sentado a mi padre al pie de la escalinata y me escapo con mi ama para buscar la librería Lello. Hago foto de la fachada porque hay una cola tremenda.

Seguimos por la plaza Gomes Teixeira donde está la fuente Ledes y vemos las iglesias gemelas, una es  la Iglesia do Carmo y  la otra dos Carmelitas.

Se acerca la hora de la comida y bajamos por Rua Tras y Rua Caldereiros hasta Rua das Flores. Por esta calle vamos topando con obras de arte que están salpicadas a lo largo de la calle y que la decoran dando un encanto especial.

Vemos también pintores que exponen láminas. Pasamos por la iglesia de la Misericordia pero hay que pagar por entrar y pasamos de largo. Bajamos por Rua de Sousa Viterbo  y nos encontramos con el mercado Ferreiro Borges, un edificio rojo dedicado a conciertos.

Pasamos por el jardín donde vemos una estatua dedicada al Infante Henrique y por Rua Alindega llegamos al puerto. Buscamos restaurante por la plaza del Cubo de Ribeira que es donde está el Ayuntamiento de Oporto.

Paseamos un poco por Cais da Ribeira y en un restaurante llamado Peza Arroz nos sentamos a comer. Por 50-euros tomaremos una francessinha, un bacalao frito estilo de la casa y un arroz con marisco que según mi padre el mejor arroz que ha probado en su vida. La verdad que está todo riquísimo. Tomamos dos cervezas y una cocacola. A pesar de ser el puerto sigue siendo barato.

Tras la comida me escapo un par de horas para visitar un poco a mi bola porque tengo a mis aitas reventados. Subo por la Rua da Fonte Taurina y por Travesía S. Nicoleu hasta la Iglesia de San Francisco. 

Esta iglesia merece visitar por dentro porque es gótica por fuera y rococó por dentro. Debe tener muchos kilogramos de oro repartido por todos sitios. Entro al museo y veo las catacumbas. Por entrar a ver la iglesia cobran 5-euros y no entro finalmente. Me subo por Rua Ferreira Borges dejando a mi izquierda el palacio de la Bolsa y llego a unas escaleras en un callejón que salen desde la Rua de Belomonte y ascienden al mirador da Vitoria.

Veo la Iglesia de nuestra señora da Vitoria y de allí subo pasando por el Monasterio S. Bento da Vitoria. De ahí llego al Centro Portugués de Fotografía y enseguida veo la torre de Dos Clérigos. Voy a la librería Lello y a la vuelta saco el ticket. Está un poco enrevesada la entrada. El ticket se compra en una especie de mezcla entre cafetería, tienda y sala de arte. Dejo en una taquilla la mochila y voy a la librería. Allí se inspiró la creadora de la novela de Harry Potter. Es una librería que invita a la imaginación donde hay una escalinata roja que llama muchísimo la atención. También sorprenden las estatuas de escayola pegadas en los libros depositados sobre cientos de estanterías.

De ahí vuelvo por Rua Trindade Coelho a la Rua das Flores y bajo al puerto por Rua Mouzinho da Silveira donde hay una fuente muy curiosa. Sigo por Rua de S. Joao y llego al ayuntamiento. Veo a mis aitas en la cafetería llamada Bianco D,ouro. Donde están tomando dos vinos Oporto y dos natas ( pastelitos de Belén). El vino a 3-euros y el pastel a 1,20-euros. Mientras vemos el paisaje del puente de Luis I y esas casas patrimonio de la Unesco que decoran esta estampa me cuentan que han hecho un crucero en mi ausencia que recorre el río Duero hasta casi la desembocadura.  Dice que 45 minutos de crucero les ha costado 12-euros por persona y les regalan una copa de vino en una bodega al otro lado del puente. Cruzaremos al otro lado del río y paseamos por Vila Nova de Gaia.

 

 

 

 

 

En esta zona se ven barcos y la foto no tiene desperdicio. Vemos también un teleférico que te lleva de un extremo a otro y puedes divisar la ciudad desde las alturas. Hay puestos de artesanía a lo largo del paseo. Llama la atención que las bodegas más importantes como Sandeman, Calem, Porto Cruz, Vasconcellos y Ramos pinto se sitúan en primera línea aguardando las visitas de los turistas. Una visita con dos copas de vino sale a una media de 12-euros por cabeza. Compramos unos vinos en Porto Cruz donde nos atienden muy amables. Ahí es donde les han regalado la copa los del crucero. Como el vino está bueno mis aitas deciden llevarse tres botellas de rosado, tinto y claro. Sale la botella entre 9 y 10-euros aproximadamente. Seguimos paseando y nos encontramos un mercado tipo el mercado de San Miguel de Madrid.

Llegamos a una pastelería llamada Soares situada en Avenida Ramos Pinto donde por 5,24-euros compramos seis pasteles de nata, dos molletes, dos panes de agua y una baguette pequeña. Baratísimo. Estos panes los compramos para cenar y de ahí tras atravesar el río en barco( 3-euros por cabeza) nos cogemos un taxi por 5,90-euros hasta nuestro apartamento. Es curioso verles conducir porque tiran de freno de mano en todo momento. Compramos en un super embutido, paté de sardina, fruta y demás víberes y cansados regresamos para cenar y dormir.

 

 

 

 

SobreItziar

Me encanta viajar y vivo mi día a día pensando en mi próxima aventura. Espero que disfrutéis leyendo mis relatos alrededor del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *