Qué ver en Rennes

21/04/19

Llegamos a Rennes la antigua capital Bretona. Tenemos el hotel en pleno centro y aparcamos en zona azul puesto que el domingo no tiene coste. Nos dará margen hasta mañana a las 7 de la mañana siguiente. Descansamos un poco en el hotel. Volvemos a la carga pasando por el Mercado Place des Lices donde hay un mercadillo de libros.

Mercado des Lices

Plaza des Lices

Paseamos por la catedral de Saint Pierre que es bastante colorida por dentro y callejeamos por Rue du Chapitre y Rue de la Psalette viendo las casas del s. XV y s. XIV. Seguimos por Rue du Griffon y llegaremos a la basílica de Saint Saveur.

Catedral St Pierre

Buscamos la oficina de turismo que está al lado de la plaza Saint Anne y vemos mucho ambiente de terraceo.

Curiosamente vemos muchos «perro flautas». Andamos hasta llegar a Place de Hoche y subimos todo recto por Rue Saint Melaine que nos llevará a la Iglesia con el mismo nombre.

Iglesia Melaine
Parque Thabor

Al lado tenemos el Parque de Thabor que es bastante grande pero estamos agotados y no hay fuerzas para ver el edificio de la Orangerie de Thabor. Descansamos en un banco y de ahí nos vamos a la plaza de Champ Jacquet.

plaza de Champ Jacket

Bajaremos por Rue d´Estrées llena de tiendas (cerradas) y haremos parada en La Boutique del Artisan, Crepier -Glacier donde se nos antoja probar una gallette de saucisse que es típica de la zona así como unos crepes de chocolate. Nos sentaremos en la plaza de la Mairie y comemos mientras observamos el edificio de la Opera a un lado y el del ayuntamiento a otro.

Opera
Ayuntamiento

Disfrutamos de la merienda y de ahí seguimos para ver el Parlamento.

Parlamento

Regresamos hacia las puertas Mordelaises que están de reforma y no se aprecian.

Acabamos la ruta y decidimos cenar en Poitine Bros, por 31,50-euros comeremos dos hamburguesas y unas poitine que consiste en patatas con carne de hamburguesa, salchichas, bacon, queso y salsa especial.

Esta es una cadena de comida rápida de Canadá según nos cuenta mi hermano que estuvo allí y solía ir. La verdad que solo por ese queso y esa salsa merece una visita. Está situado en Rue Pen hoët. Volvemos tras pasear un rato más y vemos atardecer desde la terraza de la habitación.

22/4/19

Regreso a Nantes. Tras el desayuno cogemos el coche rumbo a Nantes. Llegamos on time para devolver el coche y mi hermano se marcha en autobús Navette que sale desde las afueras de la estación de bus/tren. Nosotras vamos a hacer tiempo hasta que llegue nuestra hora. Visitaremos el castillo por dentro

Castillo duques de Bretaña en Nantes

y compraremos en un supermercado galletas de Lu, madalenas de Saint Michel y algún que otro detalle para traernos de vuelta. Las maletas nos las guardan por 5-euros/ cada una en el hotel Mercure que está al lado de la estación. Habíamos preguntado por taquillas pero no tenían.

Decimos Aur revoir a la Bretaña francesa, me quedo con ganas de haber ido al castillo Josselin, de haber comido mules ( mejillones en algún sitio costero) y de haber visitado Pont-Aven, St Malo, St Suliac, Ville Close Concardenau, Locronan, o Carnac. Dejamos esto para la próxima.

SobreItziar

Me encanta viajar y vivo mi día a día pensando en mi próxima aventura. Espero que disfrutéis leyendo mis relatos alrededor del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *