Qué ver en Dublin

11/03/2007

Salimos desde Foronda a Dublin. Cogemos el bus 41 y nos ponemos rumbo al centro. El bus tiene una máquina donde echas el cambio exacto para el ticket, ojo que no coge billetes. En este viaje me acompaña mi compi de curro Iratxe. Nuestro albergue está en Gardiner Lover Street y el conductor nos acerca un poco dado que hemos llegado a la última parada y tras bajarse todo el mundo nos quedamos un poco sorprendidas. El conductor nos deja en Abbey Lower street muy amablemente y encontramos finalmente nuestro hospedaje llamado Abraham house. Dejaremos las maletas en custodia hasta las 14 que es la hora del check in. Iremos a visitar la ciudad y comenzamos con una buena impresión a pesar de que está chispeando. En esta ciudad el tiempo es así la mayor parte del año. Las casas son bajitas y a medida que nos adentramos en la ciudad empezamos a percibir el movimiento y ajetreo en las calles a pesar de ser domingo.

Las tiendas están abiertas y nos comemos un bocata hasta llegar a la calle O´Connor street que es la principal.

Vemos una torre llamada The Spire es alto y en la base tiene trozos dorados. Bajamos por esta calle que es muy comercial hacia el puente O´Connell. Allí vemos un monumento de 1882. Pasamos por el famoso río Liffey y vamos hacia el sur. Llegamos al Banco de Irlanda, un edificio impresionante. Al lado tenemos el Trinity College 1592, es la institución educativa más famosa de Dublin.

Trinity College

Allí tenemos el libro de Kells una posesión muy preciada de la ciudad.

Visitamos la antigua biblioteca y es como si nos introdujésemos en la película de Harry Potter. Es preciosa y causan impacto esas estanterías antiquísimas y esos bustos a pies de las columnas. Pena de no poder sacar fotos. Veremos ahora la torre del campanario y el edificio Berkeley.

Fuera del mismo hay una bola de color bronce que significa el nuevo mundo que emerge del viejo mundo. La arquitectura del comedor es bastante curiosa y nos haremos unas cuantas fotos.

Salimos de la zona y no vemos la estatua de Molly Malone que está cerca. Nos dirijimos a National Museum of Ireland.

National Gallery

Allí vimos las colecciones vikingas, el oro de Irlanda, la plata y la Irlanda prehistórica. La fachada del museo es muy bonita, es un edificio imponente. A la entrada tiene un mosaico enorme en el suelo y su cúpula es muy bonita. Vimos el museo con todas las exposiciones, incluido Egypto, cuerpos embalsamados.. Terminada la visita fuimos al National Gallery. Entramos y vemos de pasada, hay muchísimos cuadros y no tenemos todo el día. Nos apetece descansar un poco, entramos en Imsonna Café y pedimos un té y un café. El tamaño es enorme. Seguimos nuestra ruta hacia Dublin Castle.

Pasamos por Crafton street, una calle peatonal con animación musical. Vemos un centro comercial llamado Powerscourt Townhouse que es muy irlandés. De camino vemos otro centro comercial llamado Stephen´s Green Shopping Centre.

Stephen Green Shopping Center

Llegamos a St. Patricks Cathedral y sigue lloviendo, la catedral está en obras, entramos tras pagar 4-euros y sacamos fotos. Hay vidrieras muy bonitas y destacamos el transepto norte con banderas y cascos medievales.

Catedral St. Patrick

Al terminar la visita vamos a Christ Church Cathedral ó Catedral de la Santísima Trinidad pero no entramos (foto portada) . Vemos el City Hall y allí de repente nos encontramos con el Castillo.

Castillo de Dublin

Llueve muchísimo y está oscuro como podéis ver en las fotos.

Veremos la Custom house que alberga el ministerio de medio ambiente.

Custom House

Regresamos a Crafton street. Nos metemos en un centro comercial a ver si para un poco y nos iremos a la zona de Temple Bar en busca de un restaurante para cenar.

Encontramos un sitio perfecto llamado Mexican to Rome donde pedimos unos canelones y unos pennes riquísimos. Después de cenar entablamos conversación con unos de Vitoria y con unos Irlandeses con los que nos entendemos a duras penas debido a su acento y a sus copas de más. Volvemos al albergue paseando las calles del Temple donde vemos hay mucho ambiente. La ciudad de noche es preciosa, iluminan sus puentes y sus calles. Estamos en una habitación compartida y tras charlar con los compañeros e invitarnos a una discoteca declinamos la oferta y nos vamos a dormir. La idea es ir mañana a Galway. Estamos contentas porque hemos visto casi todo en un día. Nos ha faltado la Guinnes Storehouse pero al no gustarnos la cerveza no nos importa demasiado. Nos ha quedado Killmanham Gool ( la cárcel) y el hospital, como están lejos otra vez será.

SobreItziar

Me encanta viajar y vivo mi día a día pensando en mi próxima aventura. Espero que disfrutéis leyendo mis relatos alrededor del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *