Karnak, Luxor, Valle de los Reyes, Colosos Memnom y Templo Hatshepsut

28/02/2006

El desayuno que ponen es tipo buffet, reponemos energías y partimos en microbús hacia el templo de Karnak. No ha amanecido pero hay tráfico. Se guían por pitidos y prácticamente no dan intermitentes. La conducción es temeraria. Llegamos al templo de Karnak donde vemos una fila de carneros a la entrada.

 

 

Es un templo impresionante! Está lleno de estatuas gigantes y bien conservadas. Hablamos de 2600 años a.c. Vemos la sala hipóstila construido para Amumra, Amenofis III mandó construir este templo. Ramses II añadió el patio trasero y el pilón a posteriori. En el templo hay muchas columnas y si seguimos la hilera de los carneros llegamos al templo de Luxor.

 

 

 

Decían que el templo de Karnak era del marido y Luxor de la mujer y se comunicaban por este pasillo de esfinges de la diosa Mut.

En el templo de Karnak está el famoso escarabajo símbolo de protección de todos los colgantes de souvenir que luego veremos. Se estila dar siete vueltas alrededor de la estatua para la buena suerte.

En el templo de Luxor como en el de Karnak hay obeliscos que mandó levantar Ramses.

Dentro de los templos estaban los sacerdotes. Se hacían ofrendas porque allí habitaban los dioses. El pueblo tenía prohibido entrar a las salas centrales, los sacerdotes eran los que mediaban entre los dioses y el pueblo. La historia de Egipto se divide en dinastías. Había muchos dioses, diosas, reyes, reinas, faraones y se casaban entre ellos. Podían ser suegro, sobrino y madrastra a la vez. Increible! Dentro del templo de Karnak hay un lago sagrado. Las construcciones eran muy elevadas y en la actualidad están muy bien conservadas.

A Ramses le llaman gran faraón, gran ladrón, gran mujeriego y gran fanfarrón. Se casó con dos hijas. Le llamaban ladrón porque robó estatuas y gran faraón porque tuvo mucha importancia y fanfarrón porque se adjudicaba victorias de batallas que no eran ciertas.

Ahora iremos al Valle de los Reyes donde están las tumbas de varios faraones. Visitamos tres de ellas y están muy bien conservadas. Se aprecian colores vivos y escenas de todo tipo. Entramos en una en la que hay que bajar bastante y llegamos a un sarcófago donde se ven dos ratas pulular por el fondo…Qué asco…

En este valle hace 35 grados, se eligió esta zona para enterrar porque estaba apartada. Los sacerdotes sabían donde estaban las tumbas pero nadie más dado que les enterraban con sus tesoros. Hubo saqueos a pesar de eso pero la tumba de Tutankamon quedó intacta. Dentro de los sarcófagos metían papiros con escenas referentes a la otra vida, sobre juicios finales ante tribunales de la otra vida con dioses que daban paso a la eternidad.

Veremos ahora los colosos de Memnón, dos moles que están un poco peor conservadas.

Ahora vamos al templo de la Reina Hatshepsut. Esta reina quería ser poderosa y se vestía y se comportaba como un faraón. Finalmente consiguió el poder pero luchó y tuvo conflictos con su hijo. El templo está sobre tres terrazas, se lo construyó su marido.

Dejamos este último templo atrás y echamos un vistazo a las tiendas de recuerdos. Es terrible el acoso que te procuran para que les compres. Hay que regatear y dicen si les das una quinta parte de lo que te piden se quedan contentos. Se negocia en euros o en libras egipcias.

Este día ha sido muy caluroso y estamos agotados. Nos vamos hacia Edfú y cruzaremos el Esna navegando de noche.

SobreItziar

Me encanta viajar y vivo mi día a día pensando en mi próxima aventura. Espero que disfrutéis leyendo mis relatos alrededor del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *