Visitando Carcasonne y Montpellier

Día 3 (07/12/14)

Nos levantamos pronto. Ponemos el Gps a la Cité.

Encontramos un parking por el que pagaremos 5 euros, la primera hora es gratis y luego sale 5 euros el resto del tiempo. Entramos por la puerta principal. Llueve para no variar y ni siquiera nos percatamos de la figura de la leyenda de la Dama Carcas que salvó la ciudad con una triquiñuela que hizo para engañar al enemigo. Esta figura está en la puerta Narbona. Atravesamos la puerta y a mano derecha está la oficina de turismo donde nos dan un plano. Hay tiendas de souvenirs cerradas en la entrada de la fortaleza. Subimos al palacio Condal, la entrada en Domingo es gratuita. Qué suerte! Vemos hay mucho castellano parlante, al ser el puente de la Inmaculada nos hemos venido muchos.. El palacio es muy bonito y ahora vamos a la Basílica de Saint Nazaire que es preciosa por sus vidrieras coloridas y estructura llamativa. Vemos los dos pozos, la casa encantada, varias callejuelas con paisajes preciosos y de ahí bajamos a las tiendas. Nos ofrecen turrón para probar que está muy bueno pero los 100 gramos salen a 5,4-euros y me parece caro. Nos compramos el típico imán a 3 euros y unos llaveros de Gorjuss que se nos antojan. Ha dejado por fin de llover y nos hacemos varias fotos. Nos despedimos de esta ciudad de cuento poniendo

Rumbo a Montpellier

Si vamos por autopista cuesta una hora y media y sino dos horas y veinte. Decidimos acortar trayecto sin dudarlo. Pasamos por Baziers donde divisamos de lejos su imponente catedral en lo alto de una cima. Cruzamos la tierra de los cátaros y llegamos a Narbona. También con su catedral gótica allí en lo alto. Los cátaros eran vegetarianos, creían en la dualidad del bien y del mal, lo material les parecía detestable y para ser puro debían renunciar al mundo supérfluo, ser pacífico y no practicar sexo..

Llegamos a nuestro destino. El hotel está bien situado, a 15 minutos andando de la plaza de la Comedia. Se llama Appart City Montpellier y cuesta 40-euros y 0,70 de impuesto. Tiene cocina y nevera. Como hasta las 15 no se puede entrar dejamos el coche en el parking y nos dan un mapa. Emprendemos la visita. Hace sol a pesar del ambiente fresco. Según salimos del hotel bajamos a la derecha y por la calle Boulevard George Clemenceau llegamos al Observatoire. Veremos el edificio de la Ópera y la plaza de la Comedia. Vemos el trajín de la gente y los tranvías de colores que invaden la plaza. Los edificios de la plaza del huevo como la llaman son preciosos. Vemos una bola del mundo en medio de la plaza y la fuente con las tres gracias.

Vamos al Mac Donald a comer y por 16-euros tomamos dos menús. Buscaremos ahora el Hotel des Trésoriers de la Bourse que está cerrado. Pasaremos por el Hotel de Varennes pero también está cerrado. Visitamos un pasaje de antigüo currier. Veremos Préfecture, Les Halles. De ahí vamos al arco del triunfo.

Vemos el palacio de justicia, el paseo del Peyrou, el Chateau del Eau y vemos el acueducto de San Clemente. Tras varias fotos bajamos a la iglesia de St. Pierre, vemos la facultad de mediciona y pasamos por el jardín des plantes y la torre Des Pins. Subimos la Rue de la Loge y entramos en una tienda de ropa donde salimos con algo de glamour francés. Pasaremos el resto de la tarde de compras y tomamos algún chocolate. Las tiendas cierran a las 19 y nos vamos a los puestos navideños donde también picamos comprando alguna bisutería francesa. Este mercado es tremendo! Hay pista de hielo y un montón de puestos decorados por exceso y miles de luces alumbran la noche. Toman mucho vino caliente que desprende mal olor a mi parecer. Bajaremos a la Gare de Saint Roch por la Rue de Maguelone. Vemos de pasada Temple Rue Maguelone. Nos paran unas mormonas que intentan hablar castellano y seguimos haciendo fotos.

Compramos en un super varias cosas y cenamos en el hotel. Enseguida a dormir porque mañana ya nos toca vuelta.

Día 4 (08/12/14)

Tras desayunar emprendemos el regreso a casa. Pagaremos de autopistas unos 40-euros aproximadamente. La lluvia nos acompaña de regreso.. Ha sido un viaje muy chulo, navideño a tope, cultural y el shopping tampoco ha faltado. Siempre que vayáis a Francia aprovechad en franquicias como Loccitane. También recomiendo los patés y los dulces. Los franceses algo desagradables pero hemos disfrutado y volvemos muy contentas tras ver todas las ciudades de día y de noche, además de verlas en pleno apogeo navideño.

 

 

SobreItziar

Me encanta viajar y vivo mi día a día pensando en mi próxima aventura. Espero que disfrutéis leyendo mis relatos alrededor del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *