Image Alt

Blog

ruta a la ermita de nuestra señora de oro

Esta vez la ruta montañera nos lleva al valle de Zuya, pasando Murguía y llegando al pueblo de Domaikia. Haremos una circular al monte de Atxabal y llegaremos a la Ermita de Nuestra Señora de Oro.

Si aparcáis en el cementerio y os ponéis de espaldas a la iglesia adivináis un sendero a mano derecha donde comenzaremos a ascender entre aranes y moras. Un camino muy marcado que nos llevará hacia una zona de escalada.

Nos encontramos la primera pared vertical antes de subir al monte.

Ojo! Hay un desvío en el camino que nos marca Peñas de Oro a la derecha, pero no iremos por este, esperad a la segunda señalización que marca a la izquierda. Subimos viendo cómo escaladores principiantes hacen sus pinitos con las vías. Al parecer los hermanos Pou hicieron prácticas en esta zona.

El día no nos acompaña, está medio chispeando y hay un poco de niebla. Subimos al monte pero lamentablemente no podemos divisar las vistas en su plenitud. Me indica mi amigo montañero que en días despejados la panorámica es una maravilla. El monte Atxabal tiene un buzón donde marca 896 metros.

Bajamos del monte hacia la Ermita de Nuestra señora de Oro. Desde lo alto las vistas son estupendas, pero con la niebla no hemos podido hacer buenas fotos.

Entramos al santuario pero nos dicen está cerrado. Se abre los domingos de 12:30 a 14:00 y a veces se celebran misas. Allí mismo tenemos el restaurante Atabaka.

Las campas están muy bien para hacer picnic en días soleados. En época otoñal nacen champiñones en la campiña y te puedes llevar unos cuantos para un revuelto. Cuidado porque también están los pedos de lobo y te puedes confundir.

Se ven muchas vacas, esta zona hace de pasto para el ganado.

Nos asomaremos al Balcón de Oro donde podemos ver vistas magníficas de todo el valle de Zuia. Se ven los bosques, prados y pueblos asentados en el valle. Los ríos que pasan por la zona son Bayas y Altube. Se divisa el Parque Natural del Gorbeia. Curiosamente en tiempos remotos esta zona fue un gran lago y en la actualidad se encuentran fósiles antiguos.

Se dice que la Ermita fue habitada en la Edad de Hierro y que romanos y árabes acamparon en esta zona. Jose Miguel de Barandiarán entre 1964 y 1967 descubrió restos de esos primeros pobladores.

Del pueblo de Domaikia os contaré una leyenda que persigue estos bosques. Existía pistía, una alimaña que recorría estos parajes y daba grandes sustos a niños y jóvenes que llevaban su ganado al monte. Se decía que vivía en la cueva de Iruratxi. Era un ser terrorífico y es posible fuera un oso. Causaba estragos en el ganado y dicen que hasta desapareció algún niño. Decían se cobijaba en el Carrascal e infundía un miedo atroz en sus gentes. Los abuelos hoy en día dicen pistía a los jabalís o a los lobos, pero el verdadero pistía casi llegó a ser un ser mitológico.

Regresaremos al punto de partida carretera abajo dejando el Santuario a mano derecha. El recorrido es de aproximadamente dos horas y es asequible para niños de 8 años en adelante.

Me encanta viajar y vivo mi día a día pensando en mi próxima aventura. Espero que disfrutéis leyendo mis relatos alrededor del mundo.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies