Pamplona, Estella, Navarra

Agosto 2018

Qué ver en Pamplona

Cuando en Pamplona se pasan las fiestas de San Fermín digamos que la ciudad no queda desierta. Hay mucha gente que la visita en Agosto y así lo demuestran muchos guiris que nos encontramos pidiendo tapas y haciendo fotos con sus máquinas.

Nosotros hemos elegido un fin de semana para pasar medio día y escapar de nuestra ciudad. Pamplona está a hora y media aproximadamente desde Vitoria y cuando llegamos casi es la hora de la comida.

Nos recibe en primer lugar la famosa Ciudadela, buscaremos sitio céntrico para aparcar. Nos damos una vuelta por la plaza del castillo contemplando sus viviendas y sus pórticos, observando también su quiosco central donde deleitan con música de vez en cuando.

Paseamos bajo el sol viendo el café Iruña donde Hemingway se deleitaba y donde decidiremos más tarde tomar el café.

Casualmente esta noche actúa el Cigala y le hemos visto asomado a la ventana del hotel cantando con su guitarra para la gente que rápidamente ha formado un corro y observaba curiosa hacia la ventana del cantaor.

No tenemos un sitio concreto para ir a comer y empezaremos tomando unos pintxos en Bearán, donde nos acabamos comiendo varias especialidades.

Está todo exquisito y lo recomiendo 100%. Tienen un rollito de calamares que según mis acompañantes es una delicia. Como tiene cebolla yo no como pero sí que atacaré a la croqueta de idiazabal, el pulpo a la gallega y una tortilla estupenda de patata. De aquí nos vamos a un Mexicano que está un poco más adelante y tomaremos unas fajitas y unos nachos acompañados por unas bebidas que nos han preparado que dicen son similares a las margaritas. Seguimos por esa calle y llegamos a un bar donde tomaremos la última. Allí ponen ostras, pero como no nos gustan mucho a ninguno no pedimos. Los precios de todo son asequibles.

Pasearemos por la calle Estafeta, Mercaderes, viendo los distintos grafitis que acompañan a la ciudad.

Vemos también la plaza desde donde hacen el famoso chupinazo y llegaremos hasta la plaza de toros.

 

Daremos una vuelta por la calle donde está el monumento al encierro y desde donde de lejos divisamos algo que nos parece la catedral pero pone que es una sala de exposiciones. Luego pasaremos con el coche para verlo.

Llegamos también a ver la Diputación de Navarra y el edificio del teatro.

Tomamos el café en la terraza del Iruña y decidimos ir a pasar el resto de tarde a Estella. Previamente pasaremos por una urbanización situada a las afueras de Pamplona donde vemos unas casas lujosas y en la cima se ve una torre/ hotel/ spa de lujo situada al lado de un campo del golf. Esta torre salió hace poco en un programa de ETB2  por la restauración que habían hecho en la misma.

A Pamplona hemos ido muchas veces y la verdad es que tiene su encanto. He de decir que más de día que de noche, hemos ido a fiestas de San Fermín en varias ocasiones pero la multitud y la nocturnidad no te dejan apreciar esa bonita ciudad que observamos por el día.

Qué ver en Estella

Nada más llegar a Estella nos topamos con su precioso edificio de La estación.

Allí mismo a la vuelta está información y turismo y pido un mapa para ver qué se puede visitar. Esta pequeña ciudad tiene muchos palacios e iglesias. Está atravesada por el río Ega y es ruta de peregrinos del camino de Santiago. Está salpicada de edificios singulares y en muchas viviendas tienen el famoso Eguzkilore protector de hogares y de malos augurios.

Atravesaremos el puente y nos vamos hacia la zona monumental donde están el palacio de los reyes de Navarra, la iglesia de San Pedro de la Rua ( a la que no subimos por la cantidad de escalones que conlleva) y el antigüo ayuntamiento.

Caminamos todo recto por la calle y vemos el palacio del Gobernador y de San Cristobal hasta llegar al puente de la Cárcel. Veremos de lejos el convento de Santo Domingo y el centro de interpretación Santa María Jus del Castillo . 

Pasearemos hasta la plaza del mercado viejo y veremos la Iglesia de San Miguel. De ahí bajaremos de nuevo hacia unas callejuelas con arcos que dan cierto encanto a la zona y seguiremos paseando hasta la plaza de los fueros donde está la Iglesia San Juan. 

Seguiremos hasta la plaza de Santiago y terminamos el recorrido pasando por el Convento Recoletas y regresamos al coche porque empieza a chispear.

Hemos caminado sin profundizar en los edificios, sólo nos hemos metido en una tienda de antigüedades donde tenían cosas chulísimas. Teníamos pocas horas de luz y teníamos que aprovechar.

 

 

SobreItziar

Me encanta viajar y vivo mi día a día pensando en mi próxima aventura. Espero que disfrutéis leyendo mis relatos alrededor del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *