Orduña

Mayo 2019

El casco histórico de Orduña data de 1492. Fue una ciudad medieval dividida en tres núcleos. Estuvo amurallada y se fue ampliando sucesivamente. La muralla se destruyó en gran parte entre el S. XVIII y S. XIX a causa de las guerras civiles, la inactividad municipal y la urgencia de buscar conexión con los caminos de la comarca tal y como nos cuenta un letrero que preside la plaza de los Fueros.

Veremos la iglesia de la Sagrada familia que imponente preside la plaza.

Iglesia Sagrada Familia

En el otro extremo vemos el ayuntamiento.

Ayuntamiento

En la plaza está el edificio de aduanas, en el interior tenemos el famoso balneario de Orduña.

Edificio de Aduanas

Si seguimos andando hasta la próxima plaza vemos la iglesia de Santa María y los arcos que dan paso a un paisaje estupendo. En la zona interior de la iglesia vemos las piedras talladas con letras en latín.

Iglesia Santa María

Casualidad hemos venido en fiestas y son famosas por toda la zona. Orduña tiene mucho ambiente y las fiestas duran más de una semana. Empiezan el ocho de Mayo.

Ha llegado la hora de comer y decidimos ir a Hikei C/ Barria 13. Un nuevo restaurante donde por una media de unos 25-euros comes estupendamente. He de decir que el plato de raviolis está riquísimo y los canelones rellenos de cordero espectaculares. La pareja que lo regenta es simpatiquísima.

Restaurante Hikei

Pasearemos por las calles con encanto y veremos casas preciosas al lado del colegio de Santa María. Merece la pena alzar la mirada y contemplar las torres de este colegio porque son singulares.

En lo alto del valle podemos ver el monumento Txarlazo.

También vemos el santuario de nuestra señora de la Antigua, una preciosa iglesia.

Santuario de nuestra señora de la Antigua

Si continuamos por esa carretera llegamos a la zona del nacimiento del río Nervión. Hay muchas rutas más cortas y más largas con encanto. Se puede ver el monasterio de Santiago de Langrériz, la casa del parque, el monte Santiago..

Alrededores de ruinas de monasterio de Santiago de Langrériz

Merece la pena llegar hasta el nacedero y contemplar ese precipicio con esas preciosas vistas.

SobreItziar

Me encanta viajar y vivo mi día a día pensando en mi próxima aventura. Espero que disfrutéis leyendo mis relatos alrededor del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *