Qué ver en Colmar

6/12/19

Colmar de noche

Llegamos tarde a nuestro destino, dejamos el coche en la estación de tren y acto seguido nos vamos a nuestro hotel. La estación es preciosa y tiene un juego de luces espectacular en la fachada. Cruzaremos un parque y tras unos 20 minutos encontraremos nuestro hotel. Tras dejar las maletas le pedimos a nuestra casera recomendación para ir a cenar, nos da tres restaurantes:

-Winstub Brennez (en la pequeña Venecia)

-Fez Rouge (cerca de la Place du vieux Marché aux fruits)

-Maison Rouge (Rue des ecoles)

Caminamos atravesando preciosas calles y diversas plazas y mercados navideños.

Nos decidimos por Maison Rouge para cenar y por 46-euros tomamos filete de angus con patatas y jamón asado con patatas, ensalada y salsas.

Todo buenísimo y además lo cogemos con mucha hambre. Visitaremos el pueblo pasando por el mercado cubierto y viendo el muelle de la pescadería donde consigo sacar en los últimos minutos de iluminación fotos preciosas. Estas casas hicieron de residencia a pescadores y barqueros. Están a orillas del Lauch que rodea el barrio de los horticultores. Estos llevaban sus mercancías a las ciudades en barcas parecidas a las góndolas.

Las proyecciones navideñas duran hasta las 23 horas. De ahí siguiendo la calle encontramos la pequeña Venecia.

Little Venice Colmar

Un sitio precioso. Subiremos por otras zonas contemplando las fachadas iluminadas, viendo el palacio de justicia, la colegiata St Martin y regresamos a dormir.

Colmar de día

7/12/19

Nos levantaremos pronto para ver Colmar de día, debido a la huelga hay un único tren que nos llevará a Estrasburgo y sale a las 11 de la mañana. Tenemos que aprovechar al máximo y tras un buen desayuno en nuestro alojamiento ( 3-euros/persona) salimos por Rue Vauben y continuamos por Grand Rue. Llegamos a Rue du Chasseur y sacamos fotos preciosas.

Vemos la antigua aduana Koifhus, y esa esquina que es muy singular donde está Fez Rouge.

Aduana Koifhus

Atravesamos la aduana para ver la parte trasera donde está la Place de làncienne Douane.

Place de láncienne Douane

Allí hay una fuente y está rodeada por puestos de madera del mercado navideño. La fachada del edificio es preciosa y el tejado llama la atención. Estilo gótico/renacentista construida en 1480 hizo de almacén y de centro aduanero convergente entre las rutas que unían Italia, Flandes, Danubio y Champagne. Nos asomamos a los canales que circundan esta zona.

Llegamos a la parte trasera del mercado cubierto y paseamos hacia el muelle de los pescadores.

Muelle de los pescadores

Avanzamos y vemos el museo de historia natural y llegaremos a la pequeña Venecia.

Museo ciencias naturales
Little Venice

Hay otro mercadito pero está cerrado, hay un árbol de navidad hecho con Skys, muy curioso. Cerca está la Rue Turenne ( no dejéis de verla, yo me despisté)

Callejeamos y volvemos a la Grand Rue, a la zona de los curtidores. De ahí subimos a la plaza de la catedral para ver la Colegiata St. Martin que es espectacular,

Colegiata St Martin

vemos la casa del antiguo cuerpo de guardia que al parecer fue el antiguo ayuntamiento,

Casa del antiguo cuerpo de guardia

la casa Adolph y la casa Pfister que hizo de residencia burguesa y fue construída en 1537 por el sombrerero Louis Schrerer quien se había enriquecido explotando minas de plata. Si veis al lado está la casa Zum Kragen con una curiosidad en la esquina.

Casa pfister

Subimos rápidamente por Rue des Marchands donde vemos el patio del museo Bartholdi y casi llegamos a la casa donde residió Voltaire. Creemos que es esta pero no estamos seguras.

Seguimos por Rue des Boulangers, como véis son todo calles de artesanos. Llegaremos a la casa de las cabezas muy curiosa por sus 105 grotescas máscaras que decoran su fachada

Casa de las cabezas

y cerca está la iglesia de los Dominicanos.

Tras ver otro mercadito llegamos a la Place des Martyrs de la Resistance donde hay más casetas que ya por la hora empiezan a animarse.

Regresamos al edificio de aduanas y entramos en el mercado cubierto.

Marché Couvert

Son todo puestos de frutas, verduras y carne para nuestra decepción. Sacamos las últimas fotos al muelle de la pescadería y regresamos por la Rue del Est hacia nuestro alojamiento. Cogemos un taxi por 12,50-euros a la estación y nos despedimos de Colmar.

Esta ciudad se puede visitar siguiendo unas marcas a modo de triángulos dorados con la estatua de la libertad. Son indicadores para continuar la ruta. En Colmar hay una estatua de la Libertad en una rotonda que no hemos visto y nos ha dado pena, pero nos ha faltado tiempo para callejear. Nos vamos satisfechas porque hemos aprovechado mucho la mañana, no obstante merece la pena dormir un par de noches y disfrutar de esta ciudad más tranquilamente.

SobreItziar

Me encanta viajar y vivo mi día a día pensando en mi próxima aventura. Espero que disfrutéis leyendo mis relatos alrededor del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *