Zarautz, Orio, Usurbil

22/09/2018

Zarautz

Nos vamos de excursión a Zarautz. En una hora y diez llegamos desde Gasteiz. Zarautz es un pueblo costero Guipuzcoano situado entre Orio y Getaria. Tenemos varios kilómetros de playa y es famoso por su malecón, su arena fina y por la cantidad de surfistas que se animan a cabalgar sus olas.  Zarautz tiene 23.000 habitantes, su casco antiguo es del siglo IX y alrededor hay multitud de viviendas construidas debido a la gran aceptación turística que posee.

En cuanto a monumentos encontraremos al lado de la playa el Palacio de Narros.

No muy lejos se encuentra el conjunto arqueológico monumental llamado Santa Maria La Real.

Cerca también está la plaza de la música donde luego comeremos. En esta plaza hay un kiosko gigante utilizado para distintos eventos musicales. En la misma plaza está la casa Makatza toda su fachada es de madera, muy elegante.

Caminando nos encontramos la Ermita de Santa Marina, una casa rosa que hace de escuela pública muy bonita

y siguiendo la ruta llegamos al museo de cine y fotografía, Photomuseo.

Seguimos y vemos el mercado con todas sus variedades. En esta zona se da la venta de botes de bonito, anchoas, vegetales, txakoli, quesos de Aia, debilidades varias para los gourmets más exquisitos.

A la salida vemos la torre Hega Luzea que sorprende con su fachada.

Tras callejear nos vamos a la playa y andamos por el malecón viendo el museo de esculturas al aire libre:  vemos el vaivén, el aspersión y vertido, la torsión compensada etc.. Si caminas a lo largo se llega a una pasarela donde ves el Biotopo de Iñurritza.  Hoy se ven muchos surfistas, el agua está repleta de tablas.

Un símbolo de Zarautz es la típica caseta de rayas para protegerse del sol. Esta costumbre de poner casetas se tiene  desde hace muchos años y en honor a ello han hecho hasta los contenedores de basura les ponen a modo de caseta. También se ven estas casetas en souvenirs y en arte callejero.

Decidimos parar a tomar el vermouth en Xarabi, por una ración de calamares, un Nestea y una Radler cobran 14-euros. Los calamares están muy ricos, un poco caro.. pero las vistas desde la terraza es algo incomparable.

Seguiremos paseando por esos comercios elegantes de la zona, son tiendas especializadas y de calidad. Se ven varias de trajes típicos vascos muy chulos. Algo cae seguro..

Se ha hecho la hora de la comida y nos acercamos a la plaza del kiosko gigante para comer con nuestros amigos Ana y Pablo que vienen de camino. Me han recomendado el Txiki Polit los compis de oficina así que habrá que probarlo. No reservan, así que entramos primero Asier y yo para ir buscando sitio. Comeremos menú de Sábado por 19,50-euros/persona. La verdad es que comemos bastante bien y lo mejor la tarta casera de manzana! No os la podéis perder!

Tomaremos un café en la terraza y de ahí decidimos seguir de ruta.

Aparcar en Zarautz es complicado, es todo zona azul y el parking central se llena fácilmente. Nosotros hemos pagado 13,5-euros de parking por unas 6 horas aproximadamente.

Orio

Mi idea era ir a un Restaurante llamado San Martín del que me habían hablado en esta localidad. Pero como finalmente comimos en Zarautz lo dejaremos para otra ocasión.

Llegamos a Orio y vemos el puerto con sus típicas embarcaciones pesqueras desde el coche. En Orio es muy famoso el besugo y el txakoli. Nos adentramos en la localidad y vemos la iglesia de San Nicolás de Bari que está amoldada a la roca. No bajamos del coche y no me da tiempo a sacar foto. No obstante Orio es una localidad empedrada y tienes que llevar buen calzado para andar. Llegaremos a la playa de Antilla y es imposible aparcar. Cogemos un desvío hacia Igeldo y allí en lo alto nos adentraremos con el coche por un camino cerrado viendo las preciosas vistas de acantilados Guipuzcoanos. Estas vistas merecen mucho la pena. Hemos llegado por casualidad pero como podéis ver en las fotos es una pasada.

 

Usurbil

De ahí nos iremos a Usurbil,  donde vemos una iglesia muy bonita con un campanario espectacular. Vemos en la plaza del pueblo unos dibujos de dantzaris que emulan algún festejo.

De ahí vamos con el coche hacia el monte y andando, andando llegamos a ver las vistas del monte Igeldo de Donostia.

Llegamos hasta un centro comercial y de ahí volveremos a Orio para coger el otro coche que habíamos dejado aparcado.

De ahí pararemos de vuelta en el alto de Itziar sacando una foto a la virgen y ya no podemos ver las vistas puesto que ha anochecido.

Bajaremos a Deba y en Itxas Gain cenaremos unos bocatas y unas bravas. Este bar está al lado de la playa y los precios no están mal, calidad normal.

 

Otro día tocará Getaria con su ratoncito y Zumaia con su flysch. 

SobreItziar

Me encanta viajar y vivo mi día a día pensando en mi próxima aventura. Espero que disfrutéis leyendo mis relatos alrededor del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *