Contrastes de Berlin y Charlottenburg

30/11/07

Tras madrugar hoy iremos a la zona de Charlottenburg. Cogemos el metro para ir primero a Funkturm que es la torre de la radio de Berlin. Tiene 150 metros y subes en un ascensor viendo el exterior. La entrada cuesta 4-euros. Se ve toda la ciudad desde lo alto. Hay un restaurante pero a estas horas está cerrado.

Ahora nos dirijimos a Kurfürstendamm. Vemos el contraste de lo moderno y lo antigüo observando la iglesia de Kaiser y la capilla nueva justo a su vera. A esta zona llaman Kaiser- Wilhelm Gedächtniskirche. Andamos por el mercado navideño que bordea estos edificios en esta época y recorremos un poco de Kudam. Vemos edificios impresionantes, compramos unos chocolates en Leif.

Cogemos el metro en Uhlandstrasse y vamos a Schloss Charlottenburg. Paramos en la estación de Sophie y andamos un poco bajo la lluvia. Vemos el palacio y como no! también tiene mercado navideño. Entramos tras pagar 7 euros por cabeza y nos dan una audioguía que nos explica la historia del palacio. Sophia Carlota se trajo el jardinero de Versalles para decorar estos jardines. El palacio tiene dimensiones gigantescas.

De las habitaciones que hay una nos llama la atención especialmente por la cantidad de cerámica que contiene. Tras finalizar la visita nos comemos un bocata por el camino y nos vamos a Postdamer Platz para ver Bauhaus-Archiv. Andamos por la orilla del río y llegamos a la plaza donde está el Arkade, un centro comercial muy iluminado.

En la planta de arriba está el Café y Gelato famoso por sus fantásticas copas de yogurt y helado que probamos y de las que guardaremos un gran recuerdo. Bajamos a la planta baja para ir al aseo y tenemos que pagar, esta es una de las curiosidades de Berlin y otra de las cosas que nos chocan son las formas de los semáforos ( hombres de color rojo y verde que gesticulan cuando se puede cruzar). Ahora nos vamos a Oranienstrasse , al barrio de Kreuzberg. Vamos por una zona de bares hasta Moritz platz. Entramos en un bar oscuro, estilo retro/chic . Tiene sillones y muebles reciclados, la decoración es rara pero es acogedor. Tomamos unas cervezas y unos chocolates. Descansamos un rato largo y nos vienen unas chicas pidiéndonos dinero en alemán con una hucha. Aitzi y Aran les hacen repetírselo en inglés y tras el esfuerzo les dan propina. Era para el calentamiento global según dicen. De repente vemos un tío vestido con un mono rojo y amarillo con un portátil que entra y lleva un ojo pintado de negro a modo de parche. Un personaje extraño que creemos suele pinchar en directo dado que están montando una mesa de mezclas. Caminamos un poco por esa calle y decidimos cenar en un garito llamado Stige. Cenamos muy bien y como ven de donde somos nos ponen canciones en castellano en nuestro honor. Pagamos 40-euros por las cuatro con vino incluido. Sale muy barato. El vino sale 12-euros y la cena ha sido contundente. De ahí vamos a Oranien Platz y en un bar llamado Kaiser nos tomamos unas cervezas y como a mi no me gustan pido gin lime que por cierto sabe fatal! Finalizamos la jornada y nos vamos para el metro. Se nos sienta un tío raro al lado que nos mira de arriba a abajo, hay otros a su lado que son medio skinheads. Nos da un poco de miedo. Menos mal enseguida llegamos y a dormir tras otro día agotador!

SobreItziar

Me encanta viajar y vivo mi día a día pensando en mi próxima aventura. Espero que disfrutéis leyendo mis relatos alrededor del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *