Colonia – Día 2

!/5/17

Hoy seguiremos conociendo la ciudad. Ha salido un día lluvioso y lo primero nos vamos a la plaza del ayuntamiento, llamada Alter-markt y desayunamos en café Rosenow. Coste 12-euros por un café, un chocolate, un croissant y un bocata de salami. De ahí nos vamos a la catedral. Bajamos las escaleras para acceder a la torre. El precio de la entrada es de 4 euros por cabeza. Subimos el montón de escalones y las vistas desde arriba son preciosas, las empaña un poco la lluvia pero merece la pena. Entramos en la catedral que es gratis y vemos el famoso relicario de los tres reyes magos de Oriente. Es precioso. Las vidrieras también sorprenden.

Nos acercamos a la estación para preguntar por los coches de alquiler. Preguntamos también por los billetes de tren a Cochem, el segundo pueblo más bonito del mundo según catalogaron en algún artículo de prensa. A Cochem sale 40 euros por persona ida y vuelta, a Nuremberg 90-euros por cabeza y tarda 5 horas. Al parecernos mucho tiempo nos quedamos con el primer destino. Encontramos un super y compramos víveres para la excursión de mañana. Volvemos al hotel para dejarlos y decidimos ir al museo de chocolate. Pasamos por Overstol zenhaus y vemos la iglesia de St. Maria in Lyskirchen. El museo está lleno de gente, es sábado y llueve con lo que está lleno de niños. Vamos a la tienda y oteamos varias cosillas de chocolate para comprar. Decidimos venir más tarde. A la salida del museo vemos que hay una parada de tren. El tren turístico tiene dos rutas marcadas en rojo y verde y cada una te recorre los más importante de la ciudad. Vamos ahora andando hasta St. Maria in Kapitol y vemos su claustro. La iglesia está cerrada y justo hay un grupo que está esperando a que abran. Menos mal les hemos visto porque nos íbamos. Vemos por dentro esta iglesia románica, es preciosa y tiene una puerta de madera con unas tallas de madera espectaculares.

Caminamos hasta la iglesia Santa Cecilia y llegamos a la plaza Neumarkt donde entramos en  la iglesia de los Apóstoles. En esta ciudad hay muchas iglesias y la verdad que son dignas de contemplación. De ahí nos vamos a una de las puertas llamadas Hahnentor, para llegar hemos seguido la calle Hahnenstrasse.

Esta ciudad conserva varias puertas y varios trozos de la antigüa muralla. Están bien conservados.  Decidimos comer en un Mc Donald que nos cobra aproximadamente lo que nos sale en Vitoria. Subimos ahora por Friesen hasta la calle Ehren strasse y enganchamos con Breire strasse. Esta zona es bastante comercial y hay ropas y accesorios diferentes. Llegamos a la casa 4711.

La famosa casa que en la época de la segunda guerra mundial fue numerada de esta manera. Aquí había una fábrica de colonia y así llamaron a su marca. Tenemos una estátua de un hombrecillo bañándose en este líquido.

Hoy está todo cerrado por ser 1 de Mayo, así que tendremos que comprar nuestros souvenirs en otro momento. La fachada de la casa es preciosa y la tienda muy elegante. Otro día vendremos para visitarla por dentro. Ahora bajamos a ver dónde está el museo del perfume, finalmente lo encontramos en una esquina pero también está cerrado. Compro un imán en la plaza Alter Markt por 4,5-euros para añadir a mi colección de nevera y nos vamos para una zona arqueológica donde veremos el palacio del Gobernador. Se llama Pretorio. La entrada cuesta 3,5-euros por persona. Hay unos túneles llamados cloaca y hacemos la visita. Es interesante.

Ahora vamos al museo de chocolate de nuevo. La entrada es a 11,50-euros por persona. Te regalan una chocolatina al entrar. Tiene un jardín botánico ambientado en una selva tropical y tienen diversidad de plantas. Para mantener la temperatura tienen un sistema de apertura de puertas especial para acceder al mismo. Vamos viendo cómo cuentan la historia del cacao, el idioma en que ponen es inglés y alemán exclusivamente. Entramos a la zona de la fabricación y nos dan un barquillo con chocolate líquido que han bañado en una fuente gigante. También puedes esperar en una fila para dar a un botón que hace que un robot saque chocolatinas de las que va cogiendo para empaquetar. Esperamos para coger un par de ellas. Están muy ricas.. Arriba hay tienda de Lindt y al salir también vemos máquinas y cajas expendedoras antigüas. Hay piezas arqueológicas de Méjico, Nicaragua etc.. Merece la pena ver el museo! A la salida compramos en la tienda chocolate y nocilla de chocolate negro.

A la salida del museo nos ofrecen un ricksaw al estilo alemán que declinamos. Volvemos al hotel y descansamos un poco. Tras un rato volvemos a la carga y vamos a la estación, por 54 euros cogemos dos billetes de ida y vuelta a Cochem vía Koblenza. Compramos en una tienda de la estación unos botes de fruta y alguna bebida para cenar y salimos viendo la iglesia de St. Andreas. Hay varias tiendas de souvenirs donde venden la famosa colonia 4711. Vemos la fachada del museo Municipal de Colonia y llegamos a una torre romana. Bajamos hasta la plaza Neumarkt y en un Subway compramos unos bocatas para llevar, probamos el pastrami que está muy bueno y en el hotel cenamos y a dormir.

 

SobreItziar

Me encanta viajar y vivo mi día a día pensando en mi próxima aventura. Espero que disfrutéis leyendo mis relatos alrededor del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *