Borgund, Laerdal, Fiordo de Sognefjorden y Gudvangen

Día 3 (3/08/15)

Los chicos se levantan para coger el bus e ir cerca del ayuntamiento a la oficina de Europcar donde les esperan para darles el coche de alquiler. Vienen a buscarnos en un pedazo BMW automático con el que aún no tienen mucha práctica. Dejamos Oslo atrás sin haber visitado el parque Vigeland para el que no nos quedaron fuerzas… Nos dirigimos ahora a Borgund para ver la iglesia vikinga. La más antigüa del país debe estar en Urnes.

Iglesia vikinga de Borgund

Tras ver el paisaje verde, nieve, lagos y cientos de campings llegamos a Borgund y aparcamos. Entrar a la iglesia cuesta 65 NOK. Es una iglesia muy curiosa y el entorno en el que está situada es una pasada. Tras hacer fotos y comer unos bocatas nos vamos a Laerdal. Es un pueblo precioso con casitas de cuento y vistas increíbles. Nos dan información sobre qué ver en Laerdal y también sobre glaciares para visitar.  Hacemos recorrido por el pueblo viendo sus magníficas casas grises y pasamos por Postmuseum.

Vemos las cabañas de colores de la zona y emprendemos la ruta histórica ya con el coche señalada con carteles marrones y una letra gaélica.

Visitando fiordos

Iremos a Aurland siguiendo estos carteles y pararemos en varios miradores con vistas increíbles. Llegamos hasta Stegastein. Allí veremos el fiordo de Sognefjorden. Desde el mirador de Stegastein se ve el fiordo en todo su esplendor. Es la típica foto del folleto de viaje de Noruega con su pasarela de madera para asomarse al precipicio.

A cada paso que damos se ve más nieve y las carreteras son bastante estrechas. Hay muchas cascadas provocadas por el deshielo. Hace bastante frío y la carretera es horrible pero merece la pena pasar por esta zona para ver paisaje. Seguimos la ruta hacia Gudvangen  y antes de llegar pasamos por un mirador donde hay una especie de pasarela de madera que lleva a una cueva donde hay sorpresa dentro. No dejéis de entrar!

Llegamos al camping de Gudvangen y el entorno es genial, parece sacado de una película (foto portada). Montañas altísimas con casacadas, cabañas monísimas de madera y una luz que ilumina la escena digna de un cuadro. El camping sale a 490 NOK la noche. Los baños son compartidos y depende de qué cabaña te toque están un poco alejados. Si limpias la cabaña antes de irte no te cobran el suplemento de la limpieza. Por el agua caliente te cobran 10 NOK cada 5 minutos. La recepcionista nos da un plano para subir a Sivlefossen, una cascada que debe estar entre las 20 más altas del mundo, la carretera por la que hay que ir se llama Stalheimskleivi, es de tipo caracol. Como estamos cansados de tanto serpenteo con el coche lo dejamos. Vamos al puerto y nos hacemos fotos con barcos vikingos.

Hay un hotel y un restaurante, una gasolinera con un mini supermercado llamado Joker. No hay mucho más en esta zona. Compramos el típico queso con caramelo típico de Noruega ( muy rico) , unos yogures, nutella, pan, fruta y zumo (127 NOK) y volvemos a la cabaña para planear la próxima ruta. Queremos ir en ferry a Flam para ver el fiordo Naero pero sale muy caro y teníamos que haber reservado con antelación en www.fjord2.no

Nos dicen que intentemos estar tres horas antes en el puerto porque hay pocos ferrys e ira lleno. El precio es de 2370 NOK. Al final iremos a Laerdal de nuevo para coger el ferry que sale desde allí por 60 NOK.

Cenamos paté , queso y salchichón, mejillones enlatados y yogures de postre y enseguida a dormir.

 

SobreItziar

Me encanta viajar y vivo mi día a día pensando en mi próxima aventura. Espero que disfrutéis leyendo mis relatos alrededor del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *