Timanfaya

03/04/2018

Hoy último día y no podemos dejar de hacer la ruta en guagua por Timanfaya. Haremos el recorrido de los volcanes a primera hora. Allí estamos para las 9:30 y nos dan un folleto donde podemos ver las cosas más importantes de la isla e información de todo. Subimos en la guagua y tras sentarnos en primera fila nos ponen un audio contando la historia de las montañas de fuego. El paisaje es fascinante y te transporta al momento de la erupción. Relata cómo el cura de Yaiza describía cómo se abría la tierra y humeaba toda la isla.

Tras los 40 minutos de visita regresamos encantadas al hotel y aprovecharemos la piscina y sus snacks. Comemos y regresamos dejando el coche de alquiler en el mismo aeropuerto.

Esta isla merece mucho la pena, es verdad que es un paisaje negro pero tiene playas como Papagayo que son espectaculares donde verás contraste de aguas transparentes y arena blanca. Lo especial de la isla es esa magia volcánica que ha acompañado en la historia de la misma. Es muy curioso que a día de hoy siga esa actividad volcánica en su interior.

Las estructuras creadas como los Jameos, las cuevas y esos miradores hacen que sea una visita obligada al turista.

En cuanto a la gastronomía ya he comentado la diversidad de pescados a probar así como sus famosas papas con mojo picón que sacan a todas horas.

Verdad que está muy masificada por el turista extranjero y que al pasear por las zonas reclaman tu atención más en inglés que en castellano.. pero bueno..

En cuanto a compras puedes adquirir la famosa olivina, hay todo tipo de complementos diseñados con esta piedra semipreciosa que hará las delicias de cualquier caprichosa. También hay diseños en piedra de lava que merece la pena comprar.

Nos hemos dejado de ver Arrecife de día y su castillo así como los trekking largos de los volcanes. Esto último sí que me hubiera apetecido ya que soy fanática de la geología… La próxima vez quizás!

SobreItziar

Me encanta viajar y vivo mi día a día pensando en mi próxima aventura. Espero que disfrutéis leyendo mis relatos alrededor del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *