Qué ver en Rochefort en Terre

20/04/19

Tras coger coche en Avis para tres días nos ponemos rumbo a Rochefort en Terre, un pueblo medieval muy característico de la zona. Al salir de Nantes tenemos un centro comercial donde paramos en un momento para comprar algo de comida. Como es Pascua vemos la cantidad de huevos y figuras de chocolate que venden.

Hoy tenemos día intenso y los horarios de comida o de cena de los franceses no coinciden con los nuestros. Dan comida hasta las 13:30, así que llevamos algo por si acaso. Tras una hora y veinte llegamos al destino. Hay un parking gratuito pero si no llegas pronto puedes aparcar también en el pueblo. Se suele llenar de visitantes en épocas estivales. Visitamos lo primero el castillo, Roche forte que está en una estribación rocosa. Subimos por un camino hasta la cima.

Es del siglo XII y hacemos varias fotos del castillo (ver portada). Al parecer en la Revolución francesa el edificio quedó destruido y a principios del siglo pasado alguien lo adquirió y lo convirtió en una lujosa vivienda.

Bajaremos la cuesta observando las casas y una turista me regala un mapa porque le pregunto dónde lo ha cogido.

Bajamos hasta el río donde vemos el lavadero del siglo XVI y el puente cuya entrada a la que da acceso era antigua ruta de la sal que daba acceso a la Grande Rue.

Subimos de nuevo y llegamos a Halles, la plaza donde está la oficina de turismo

y seguimos por Rue du porche a la plaza du Puits.

Donde antiguamente estaba el mercado, el tribunal señorial y la guillotina. El estilo arquitectónico es especial. La plaza es muy bonita.

Vemos la iglesia de nuestra señora de Tronchaye del siglo IX y X. Está construida en cuesta.

Cuenta la leyenda que un cura escondió en un tronco hueco la imagen de la virgen amamantando al niño para ponerla a salvo de los saqueos. Dos siglos después una pastora encontró la imagen en el hueco del árbol y decidieron construir la iglesia en este mismo sitio.

Nos vamos por la Rue Portre Cadu y cogemos el coche. El pueblo se ve rápidamente aunque está todo empedrado y en cuesta. Compramos un imán de recuerdo ( 4-euros). Ahora nos dirigimos a Vannes.

SobreItziar

Me encanta viajar y vivo mi día a día pensando en mi próxima aventura. Espero que disfrutéis leyendo mis relatos alrededor del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *