Monasterio de Rila , Iglesia Boyana y pirámides Stobs

16/10/18

Iglesia Boyana

Tras nuestro último desayuno hoy iremos en primer lugar a la Iglesia Boyana. Está a unos 25 minutos del hotel en coche. La iglesia abre de 9:30 hasta 18:00 de Octubre a Abril y de 9:00 a 17:0o el resto del año. Tras llegar un poco pronto esperamos en el coche y compraremos tickets. Cada entrada sale a 10 Lev/ persona. A esta iglesia se accede en grupos de 8. Los frescos que posee en su interior son de 1240, antiquísimos y está prohibido sacar fotos. Al segundo piso no se accede por peligrosidad. Entramos con un vigilante de seguridad que es casi tan viejo como la iglesia. Se abre la puerta y dejamos las mochilas en una sala. Tras ver unas pinturas accedemos a la sala principal donde está la cúpula de la iglesia. Las pinturas se conservan muy bien y están algo restauradas pero quizás me lo esperaba más impresionante. Salimos del templo y sacamos fotos por la zona exterior.

Monasterio de Rila

Emprendemos de nuevo la ruta tras haber charlado con unos chicos de Valladolid y Zamora que andan también de turismo como nosotros. Se dirigen también a Rila y acabamos llegando a la par tras una hora y media de coche. Aparcamos y nos cobran 5 Lev por el sitio. La entrada al monasterio es gratuita. Entramos y menuda maravilla! Se presenta ante nuestros ojos rodeado de montañas un edificio colorido precioso acompañado de una estructura de balcones blancos y marrones que hacen chasquear nuestros móviles capturando imágenes preciosas.

Una vez te adentras en el edificio se ve todo pintado con escenas bíblicas de diversa índole. Entraremos en la iglesia donde está prohibida la foto y vemos esa maravilla.  La verdad que las fotos no recalcan tan bien lo que observamos.

 

Hay muchos rincones que fotografiar y se puede subir a una torre pagando 5 lev. También puedes visitar la cocina del monasterio por 3 Lev. Paseamos un buen rato y vemos monjes que se hacen fotos con los turistas. Visten de negro y llevan un gorro redondo del mismo color. Vemos que por la otra salida del templo hay un restaurante/ hotel con unas buenas vistas a la montaña.

También hay tiendas de souvenirs y compro un imán a 2,10 Levs. Nos almorzamos una manzana y volveremos hacia el pueblo para ver dónde comer. Paramos a recoger a una señora mayor que hacía señales, quería la lleváramos a Rila. Es una mujer que habla en Búlgaro y no la entendemos. Pero finalmente la dejamos en el pueblo y continuamos nuestro camino.

Pirámides Stobs

Vamos al pueblo de Stob donde están estas formaciones. Tienen una leyenda que se puede leer en inglés al comenzar el ascenso. Aparcamos en un parking y pagaremos 2 levs/persona para acceder a la zona. Hay que subir durante 30 minutos aproximadamente y veremos esas chimeneas y esas rocas puntiagudas que se forman debido a la erosión y la calidad de la roca. Subiremos acalorados topándonos primero con una zona donde antiguamente había una iglesia. Después veremos las vistas de toda la zona que son espectaculares y por fin llegaremos a nuestro destino.  Haremos varias fotos y bajaremos para ir a comer.

Volvemos a Rila y pararemos en un restaurante llamado Mexaha Topxhm. Está entre el monasterio y Pastra. Pediremos pescado rebozado, sopa de la región ( revuelto de tomate, queso y varias cosas más) y un revuelto de pollo con champiñones, salsa rara, queso, maíz y pepino. Estos dos últimos platos son muy típicos de la zona pero yo ni los pruebo. Pedimos agua grande  y de postre yogurt búlgaro. Nos cobra 27 lev por todo. El sitio es acogedor y ya regresamos rumbo a Sofia.

Para hacer tiempo pararemos en Sofia Ring Mall y tras dar una vuelta compraremos algo de desayuno para llevarnos. Hoy cenaremos de despedida en Happy Grill un par de hamburguesas de angus por 36 lev con agua y un chocolate de postre.

Salimos del hotel a las 4 de la mañana. Así que hoy pronto a dormir. Dejamos el coche en el parking de la terminal dos y nos vamos rumbo a Madrid. Este aeropuerto es raro, puesto que los vuelos no los cuelgan en las pantallas.. No entendemos nada! Nos hemos metido en internet y ahí ponía la puerta pero sino..

Nuestro viaje ha estado genial y la verdad que es un país que nos ha sorprendido. Por sus colores otoñales, por sus monasterios y diferentes iglesias, por su lenguaje cirílico que podemos observar a todas horas y por su comida. La verdad que su gastronomía es rica en variedad y además es muy barato el comer.  Así que recomiendo encarecidamente una visita a esta zona. Quizás volvamos a la zona costera en otra ocasión que también tiene ciudades que visitar y actividades para hacer.

SobreItziar

Me encanta viajar y vivo mi día a día pensando en mi próxima aventura. Espero que disfrutéis leyendo mis relatos alrededor del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *