Image Alt

Blog

Tallín

Estonia limita con el mar Báltico y el golfo de Finlandia. Visitamos Tallín como colofón final a un viaje que empezó por Noruega. Volamos de San Petersburgo a Tallín por 70,22-euros/persona. La vuelta de Tallín a Bilbao sale a 175,22-euros. Dormiremos en el hostel Rotermanni situado en Roseni 9 situado en esta zona Rottermanni que se rodea de fábricas viejas que han sido transformadas en pubs, restaurantes y hoteles. Una zona que está de moda entre la juventud. Pagamos por 37-euros por persona y dos noches. En dos días es tiempo suficiente para ver la ciudad.

Llegamos ayer y lo primero fuimos a ver un mercado de flores y la muralla. Cenamos en Terrasse estupendamente y a precio asequible (51-euros los cuatro). Para llegar al hotel desde el aeropuerto lo hicimos en bus pagando 1.60-euros/ persona.

Empezamos el día dirigiéndonos a información y turismo. Pedimos info y nos recomiendan un sitio para desayunar. Son las 9 y muchos restaurantes están cerrados. Nos dan un mapa de la ciudad y nos dicen ir a un sitio llamado Vanaema Juvres. Nos encontramos cerrado el lugar y en Rimi compramos unos bollos, Neskuik y cafés para llevar. Desayunamos enfrente de la iglesia de San Nicolás. Hoy es día festivo y no abre.. una lástima!

Iremos a la catedral de St. Alexander Nevsky.

 

Subimos escalones y llegamos a Toompea Castle. Vemos la torre de Germán el largo y sacamos fotos. La iglesia la están restaurando. Iremos a tres miradores que recomiendan donde las vistas son geniales. Vemos muchas tiendas de souvenirs.

Visitamos la catedral de Santa María( precio de la entrada 2-euros).  Bajamos por la calle Pikk larga viendo a los pintores que exponen sus obras al aire libre. Veremos St. Olavs. Pasamos el museo de la ciudad de Tallín y vemos otra iglesia metida en una casa donde hay una exposición en un subterráneo.

Salimos a ver las murallas y vemos una silla gigante. Bajamos por el lado contrario de la muralla donde hay puestos artesanales. Atravesamos un pasadizo y salimos a otro mercado. Veo una chaqueta de lana preciosa que finalmente acabaré comprando, me piden 130-euros.

Tras descansar un rato saldremos otro rato a un mercado artesanal cercano a nuestro hotel. Tras ver las diferentes artesanías vamos a comer. En la plaza del ayuntamiento hemos visto un sitio llamado Mad Murphys y por 46-euros comemos dos platos de pasta, fish and chips y una hamburguesa y agua. Está en C/ Mündi 2. Está muy bien porque nos han sentado en la terraza y para nuestra sorpresa y coincidiendo con ese día de la patria vemos un desfile de militares cantando. Un desfile muy curioso.

Tras comer vamos a la farmacia más antigua del lugar, concretamente de 1422. Está en la misma plaza. Visitamos por dentro el pasaje 57 llamado Catherine. Vemos la plaza de los artesanos y nos vamos a la calle Viru a por un helado.

Compraremos en un Rimi chocolates y detalles para llevar a familia y amigos. Tras dejar las cosas en el hotel vamos ahora a la ciudad más moderna. Vemos el centro comercial Virus Keskus. Tienen tiendas parecidas a las nuestras. Veremos el puerto y de camino pasamos por la torre de Margarita la gorda. La zona del puerto no tiene mucho de especial. Subimos por la calle Pikk y en el número 70 vemos un barco en la fachada. Es un letrero muy chulo. En el número 59 de esta calle estaba la KGB. Tiene sótanos tapiados. Subimos ahora a dos miradores para ver el atardecer y hacemos fotos a las gárgolas del ayuntamiento que sorprenden.

Nos daremos un  homenaje en Olde Hansen para cenar. Pagaremos unos 79-euros por dos platos de codillo con sirope de cerveza y dos platos de filetes árabes de buey en su salsa. A los platos les acompaña la col, arándanos, verduras, garbanzos etc.. Lo de los filetes de buey no nos ha gustado, los codillos no están mal.. La pega es que se come medio a oscuras, está totalmente ambientado en la época del medievo. Los camareros hablan actuando como taberneros medievales, hasta se ponen a cantar melodías de la época. Está bien vivir esa cena ambientada pero la cena no es de nuestro agrado. El baño es también auténtico. Se puede comprar la vajilla si lo deseas y nos invitan antes de empezar a cenar a 4 licores fuertes.

Nos vamos a por cuatro helados y volvemos al hotel. Vemos que debajo del hostel hay ambiente festivo. Intentamos entrar en uno de los garitos de la zona y nos piden entrada, desestimamos la idea. Vemos hay bastante pub/disco. Los finlandeses suelen coger un barco y acercarse a esta ciudad a emborracharse puesto que en su país los precios del alcohol son prohibitivos. Decidimos irnos a dormir.(20/08/2015)

Despedida de Tallín

 

Hoy nos levantamos pensando en coger el autobús número dos para ir al aeropuerto, lo cogemos justo al lado del centro comercial Virus Keskus. Pero antes nos quedaron visitas que no pudimos hacer ayer.

Vamos a visitar el interior de la farmacia más antigua de la ciudad. Sigue siendo tienda por dentro en la actualidad. No es un museo aunque podía serlo. Esta es la ciudad con más museos por metro cuadrado! Vemos también la iglesia de St. Nicolás pero al tener que pagar nos detraemos. Vamos a la iglesia de St. Olaf y pagamos dos euros por subir a la torre. La subida es larga, es estrecho y son escaleras de caracol. Hay asientos entre medias para que la gente descanse. Las vistas desde la cima merecen la pena ( foto portada).

De ahí paseamos el mercado, me acabo comprando la chaqueta por 100-euros y me voy contenta con mi adquisición.

Vamos a la iglesia St. Catherina y nos sentamos un rato a descansar. Comeremos en un Mc. Donald por 20 euros los cuatro y nos vamos a coger las maletas. Volvemos en bus ( todos 6,4-euros).

El aeropuerto es moderno y compramos por 50-euros salchichones de reno, de alce, queso y salmón. Asier compra una lata de carne de oso (24-euros). Compramos unas gominolas y llevamos también chocolate de Tallín. Allí hay una fábrica llamada Kalev y es un chocolate bastante rico. Volaremos a Bilbao con escala en Bruselas.

Ha sido un viaje largo, intenso, de paisajes indescriptibles, naturaleza viva por todas partes. Un viaje espectacular. Noruega es pura naturaleza, Suecia es cosmopolita, San Petersburgo señorial y Tallín una ciudad de cuento. Los noruegos secos, los suecos majos, los rusos fríos y los estonios agradables. Además el tiempo ha sido inmejorable. TODO INCREÍBLE!

Me encanta viajar y vivo mi día a día pensando en mi próxima aventura. Espero que disfrutéis leyendo mis relatos alrededor del mundo.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies