Jerash y el castillo de Ajlun

A Jerash le llaman la Pompeya de Asia. Las ruinas de Gerasa ( como antiguamente se denominaba) son espléndidas. Nos toca madrugar y nos viene a buscar Samir. Este será nuestro guía oficial durante todo el viaje. Gerasa es el segundo lugar más visitado después de Petra. Andaremos unos tres kilómetros bajo el sol y aconseja crema y sombrero.

Estamos a una hora de Ammán. Esta ciudad está rodeada por siete colinas y en extensión es tremenda, tiene 89.000 km cuadrados. En la ciudad hay dos millones de sirios en campamentos, hay cinco campamentos de refugiados palestinos en todo el país que salieron de Israel por la guerra y por esta diversidad cultural le llaman la Suiza árabe. Hay 132 nacionalidades según nos va contando Samir. El origen de este país es beduino y se distinguen a los mismos por el pañuelo rojo que llevan en la cabeza. El pañuelo negro y blanco lo lleva la población cosmopolita.

Gerasa fue fundada por Alejandro Magno, en esta ciudad se enfrentaban dos pueblos. Fue una ciudad muy comercial y venían a ella ciudadanos de Africa y Asia. Se encontraron 22 iglesias y una catedral porque hubo muchos cristianos. En 739 hubo un gran terremoto y en 632 fue convertida en ciudad musulmana.

Al llegar nos dejan en un parking donde atravesaremos una zona con puestos con pañuelos, agua, sombreros, souvenirs varios.. Compraremos dos botellas de agua pequeñas por un dinar. Pasamos por el arco de Adriano

ARCO DE ADRIANO

y nos dice que como se restauró no lo declararon patrimonio de la Humanidad. Vemos la iglesia de Marianos con un mosaico antiquísimo

y vemos por dónde corrían las cuádrigas romanas.

Veremos la puerta del sur y la muralla de la ciudad.

PUERTA SUR

El Agora es hermosa con sus 63 columnas

y la calle principal llamada el Cardo Máximo impresiona.

Estas ruinas están muy bien conservadas y te llevan a esa época romana en todo su esplendor. Vemos el Tetrapylan, la iglesia de Propyleo, el baño del Oeste,

el precioso anfiteatro donde la zona central tiene un eco terrible y te sientes como si te fueran a echar a los leones.

Allí unos hombres disfrazados nos tocan unas canciones dándonos la bienvenida y pidiendo la propina a continuación. Veremos el templo de Artemisa y las vistas desde la colina.

Las ruinas son especiales y lo malo es el calor que hace agotadora la jornada. Al salir compraremos más agua y nos vamos rumbo al castillo.

Castillo de Ajlun

Llegamos en breve y allí vemos ante nuestros ojos esa fortaleza de 1186, reconstruida en el s.XIII por los mamelucos después de la destrucción de los mongoles. Es un precioso castillo de la época de los cruzados situada en un alto. En esta zona en la actualidad conviven musulmanes y cristianos. En el castillo veremos la torre, la cárcel, la iglesia, el museo y la mezquita que va apareciendo por niveles debido a que fueron conquistas cristianas y posteriormente musulmanas.

CASTILLO AJLUN

El castillo es bastante chulo.

Se ha hecho la hora de la comida. Iremos al restaurante Artemis donde por 12 dinares por cabeza nos dejan buffet libre. La bebida no incluida. Vemos como un panadero hornea de forma especial el pan de pita famoso en toda Jordania.

Comemos arroz, pollo, pasta, ensalada y de postre hay buñuelos con miel, especie de natillas blancas insípidas y plátanos.

VISTAS DE LA PRESA

Nos dirigimos a Ammán para ver la Ciudadela y el teatro romano. Nos comenta que el agua lo llevan a la ciudad de una presa que divisamos. Dice la gente llena durante 48 horas sus depósitos y la luz la traen de Egipto. Vemos el palacio de Hussein de pasada y escuchamos el tercer rezo del día. Estamos en Ramadán y los rezos son a ciertas horas. Bajamos del bus para ver el teatro romano, tiene capacidad para 6000 personas. Es enorme. Tras hacer fotos entramos a los museos de izquierda y derecha. Primero el folclórico y el del traje nacional. Vemos trajes chulos, mosaicos y escenas típicas de la vida jordana a lo largo de los tiempos.

TEATRO ROMANO AMMAN

Nos vamos a la Ciudadela, preside una de las colinas y las vistas son estupendas.

Vemos el templo de Hércules (portada). Muy chulo. Parece estemos en Grecia de repente. Desde allí se ve la segunda bandera más alta del mundo con sus 127 metros. Los colores de la bandera representan tribus, el blanco los omeyas, el negro los abáridas, el verde los ayubes y el rojo los hachemitas. .

Veremos el museo de arqueología con un montón de bonitas piezas

y el palacio de los Omeyas que fue reconstruido por una cooperación española. Estaban cerrando pero por cortesía del guardia nos abre la puerta y nos deja cinco minutos.

Nos llevan ahora a una casa de cambio de Western Union donde nos dan el dinar a 79 ( el mejor cambio del viaje). Nos dejarán en los hoteles y nos vamos un rato a descansar. Cenamos más de lo mismo; arroz, pollo, verduras y postres sosos. Quedamos con una pareja de Valencia (María y Juan) para coger un taxi e irnos al centro (3 dinar). Nos deja en la mezquita de Hussein y daremos una vuelta por la zona. Al venir queríamos haber parado en la mezquita azul pero estaba cerrada según nos dice el conductor. Paseamos viendo las tiendas y hasta me pruebo un vestido. Me gustó uno de un escaparate pero me dijo 10 dinares para que entrara. Luego me sacó otro que no me gustaba tanto y no compré nada. Intentamos entrar en la mezquita pero como están rezando acabamos dejándolo…

Continuamos viendo tiendas y vemos una fuente romana.

Nos metemos en el zoco de la fruta y nos perdemos por los puestos entre olores y colores.

Compro unos dátiles buenísimos, carnosos a 3 dinares el medio kg. Compro por 0,5 dinares una bolsa con dulces de pistacho. Decidimos ir a tomar algo y se nos ocurre ir a Rainbow street. Subimos por unas escaleras y llegamos a ver un mural y una calle con paraguas super chula.

Tras subir un rato encontramos también otra zona de arte callejero. Nos sentamos en una tetería tras agotar a María y Juan por la tremenda subida y por 11 dinares bebemos unos tés, un refresco y una limonada. María asegura que el té está buenísimo.

Quedo con un taxista en que nos espere y nos lleve al hotel. Luego nos quería cobrar más pero marcaba 3 y le dimos 4 dinares. Nos pedía 5 por ser nocturno. Tienen mucho morro..

SobreItziar

Me encanta viajar y vivo mi día a día pensando en mi próxima aventura. Espero que disfrutéis leyendo mis relatos alrededor del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *