Qué visitar en Buenos Aires, Corrientes, Microcentro y Recoleta

15/10/17

Con el jet lag nos levantamos para las 6 de la mañana. En Buenos Aires son 5 o 4 horas dependiendo del mes. Bajamos a desayunar y nos ponen las famosas medias lunas que están buenísimas. Tienen dos clases, unas más esponjosas y otras menos. Nos hace gracia que ponen el dulce de leche en tarrina como la mermelada.

Ahora iremos a la Avenida del 9 de Julio. Vemos el obelisco y las iniciales de Buenos Aires en cesped tal como tenemos en Vitoria en la Virgen Blanca.

Obelisco

Paseamos un poco hasta llegar al teatro de Colón. Vemos la plaza Lavalle con su palacio de justicia y la estátua de unos bailarines de ballet.

Plaza Lavalle

Se recomienda ver el teatro Colón por dentro pero hay que reservar la visita.

Teatro Colón

Nosotras seguimos rumbo a Recoleta pero por un pequeño error vamos en dirección contraria y llegamos al Palacio del Congreso. Un Palacio precioso situado en Avenida de Mayo.

Palacio del Congreso

 

Como estamos un poco perdidas preguntamos en el café de la esquina que está recomendado en alguna guía y nos indican que para ir a Recoleta es mejor tomar un taxi porque está lejos. Dicen que de allí a Recoleta nos pueden cobrar unos 50 pesos y acaban siendo 60, pero el camino que nos quitan es tremendo. Buenos Aires es grandísimo y cada cuadra ( calle) se hace eterna. Al amable taxista le damos 70 pesos y nos deja justo en la entrada del barrio. Llegamos a la puerta de la iglesia de Nuestra Señora del Pilar, están en misa. Arriba tiene un museo que pasamos de ver.

Iglesia Nuestra Sra. del Pilar

Al lado según sales a mano izquierda está el famoso cementerio de la Recoleta. Como es pronto no hay mucha gente. Hay visitas guiadas gratis que salen a las 11  desde la puerta pero preferimos verlo por nuestra cuenta. Se ven los ataudes a la vista, la verdad que es muy tétrico.

Recoleta

 

Los mausoleos dedicados a familias ricas son tremendamente ostentosos y son verdaderas obras de arte. Vemos tras preguntar la famosa tumba de Eva Perón y de varias personalidades más. Empieza a venir bastante gente cuando nosotras nos vamos. El cementerio abre a las 7 de la mañana hasta las 17:30.  Aconsejo ir pronto para ver tranquilamente. Ahora vamos a los puestos hippies, nos sentamos un poco en un banco mientras terminan de colocar los puestos. Nos habla un chileno que tiene un puesto de camisetas originales a 150 pesos. Compramos otro zumo recién exprimido a 30 pesos y paseamos.  Digamos que el mercadillo es asequible. Vemos una especie de punto turístico donde hacemos una foto del mapa exterior y vamos al palacio Glase. Subimos a la segunda planta de este palacio donde hay una exposición de fotografía donde aparecen Alaska y Mario y demás personajes transgénero. Al parecer Alaska tuvo una discoteca hace años en Buenos Aires. ( a las discotecas les llaman boliches).

Paseamos ahora al lado del museo de Bellas Artes en busca de Floralis Genérica (portada), una flor construida de acero  y aluminio situada sobre un estanque y rodeada de senderos. Los pétalos tienen más de 20 metros de altura y se abren con los primeros rayos de sol y se cierra por las noches. Se ha convertido en un símbolo de la ciudad.

Ahora vamos por la plaza de Francia y vamos a un centro cultural donde vemos a gente tocando, bailando, vemos también un centro comercial que se junta con este centro llamado Argentina Design y por allí anda el Hard Rock. Pretendíamos comer allí pero hay mucha gente. Elegimos un sitio cercano llamado Almacen de pizzas donde nuestro camarero Alfredo que amablemente se presenta nos toma nota de : sorrentinos de jamón y queso ( pasta típica de Argentina, buenísima y pesada) y una pizza Hawai con azucar negra. Tomamos una Pepsi y una de agua y nos cobra 601 pesos.

Cuando te sientas en un restaurante siempre te ponen algo para picar gratis, en este caso son unos nachos. También tienen por costumbre cobrarse el cubierto, en vez de propina te ponen en cuenta una cantidad simbólica equivalente a 1,5  ó 2 euros.

Tras comer volvemos al centro cultural y vemos un cuenta cuentos, unas chicas vestidas de manga, una paseo llamado de los Tilos donde si miras hacia arriba ves paraguas de colores, unos raperos interactuando con niños, un campeonato de hip hop, talleres de graffitis y unos músicos de lo más original tocando instrumentos raros. También hay otro paseo llamado de los naranjos lleno de habitaciones con distintos talleres y juegos. Es un sitio de lo más original. También es cierto que hoy es domingo y estas cosas otro día dudo que las tengan.

Preguntamos en información y turismo y aprovechamos para tomar un vaso de agua. Resulta estábamos buscando el café Biela famoso porque se reunían personalidades en el mismo hace años y lo tenemos al lado. Bajamos por la calle viendo un montón de restaurantes y cafeterías modernas, es la acera de enfrente del cementerio. Esta zona está de moda y viene mucha gente. Las terrazas están repletas. Llegamos hasta un centro comercial donde subimos para divisar el cementerio desde las alturas.  Volvemos a la calle donde una pareja de ciegos canta, un hombre toca, un payaso ameniza a los transeúntes.. Decidimos volver en taxi hasta Plaza de Mayo ( 85 pesos) y nos deja en el Antigüo edificio de Correos llamado ahora edificio Kirchner.

Entramos y sacamos fotos de su estructura. Es precioso y vemos de paso una exposición de los famosos carnavales de Jujuy. Las fotos son chulísimas. De ahí volvemos a la calle Florida y compramos en el supermercado unos yogures a 55 pesos cada uno  y bollos de pan para hacernos un bocata de salchichón que trajimos envasado para cubrir alguna cena. Nos vamos a descansar tras la paliza de hoy.

 

SobreItziar

Me encanta viajar y vivo mi día a día pensando en mi próxima aventura. Espero que disfrutéis leyendo mis relatos alrededor del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *