Fuerteventura, los Charcones, las salinas del Janubio y los Hervideros

2/04/18

Hoy hemos decidido ver Fuerteventura. Iremos a Playa Blanca y allí cogemos un ferry. Aparcamos al lado del puerto en un parking gratuito. El billete lo compramos en líneas Romero que es el más barato. La ida y vuelta sale a 27-euros por persona. Si quieres ir con el coche tienes la compañía llamada Fred Olsen pero la ida sale solo a 27-euros y sin coche. Es más rápido y más caro.

El ferry sale a las 10:30 y tras 45 minutos llegamos a Corralejo. Allí pasearemos viendo lo que sería la antigüa lonja de pescadores que hoy se ha convertido en un bar/restaurante decorado con unos murales chulísimos que llaman la atención del viandante.

Vemos por el paseo unas estacas con peces de colores muy bonitos. A lo largo del paseo hay multitud de restaurantes, bares y tiendas.

Tras hacer el recorrido vamos a la avenida principal y más de lo mismo. Tras la compra de algún souvenir tomamos algo en Mojito un bar muy chulo del paseo recomendado por Trip Advisor.

Ahora veremos los molinos típicos de la localidad dado que nos han dado un mapa en la oficina de turismo y esto es uno de los puntos interesantes a visitar.

También están las playas de las dunas pero están lejos y hay que coger coche. En esta localidad puedes hacer mucha actividad deportiva pero poco más.

Tras hacer fotos de los molinos decidimos ir a comer a El Anzuelo. Por 72-euros tomaremos puntillitas, cherne que es el típico pescado que sacan con patatas y mojo picón, parrillada de pescado con vieja, langostinos, mejillones y zarzuela de langostinos y rape. Está todo exquisito. Muy recomendable aunque servicio lento.

De ahí nos vamos a la playa y hacemos tiempo hasta la hora del regreso. El último ferry es a las 17 horas.

Tras llegar decidimos ir a un sitio secreto llamado Los Charcones que son piscinas naturales formadas en los recovecos de las rocas volcánicas. Para llegar aquí hay que pasar un camino tortuoso. Esto nos lo recomendó un camarero de Puerto del Carmen. Se ve un hotel en ruinas a lo lejos y se llega a duras penas por un camino pedregoso. Dudamos si lo vamos a encontrar puesto que no hay nadie, sólo vemos un coche y les preguntamos a unos chicos. Me adelanto y veo esa maravilla. La verdad que ha merecido la pena.

Sacamos varias fotos y nos vamos hasta el faro por la avenida Pechiguera de camino a Arrecife.

Queremos ver ahora los Hervideros y de repente nos encontraremos con las salinas del Janubio. Paramos y hacemos también las fotos pertinentes desde un mirador/restaurante.

Seguimos la carretera y llegamos a una playa. De ahí los hervideros están a 4 kilómetros según indica. Recorremos esa zona maravilladas por los recovecos de las rocas y esos azotes del mar que hacen fluir el agua por sitios recónditos.

Tras finalizar al visita nos vamos a cenar, hoy toca cena mejicana.

 

SobreItziar

Me encanta viajar y vivo mi día a día pensando en mi próxima aventura. Espero que disfrutéis leyendo mis relatos alrededor del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *