Japón- Día 6- Isla Miyajima- Hiroshima

17/05/13

Hoy nos toca activar la Japan Rail Pass, nos levantamos a las 7 para coger el Shinkashen a las 8:23. La tarjeta la activamos en taquilla. Pasamos mostrándola en el control y corremos al track 13. Nos montamos en el Hikari super express 495 que pasa por Osaka, Fujiyama, Kobe, Akashi, Himeji, Fukuyama, Okoyama y Ahioi. Nos bajamos en Miyajima Sachi tras dos horas de viaje.  En una tienda nos dan a probar una especie de churro muy rico y una galleta típica de la zona. La galleta está rellena de pasta de alubia, tiene forma de flor y no mola.. Vemos castañas relucientes y también nos dan a probar. Buenísimas. Salimos de la estación y vamos todo recto para coger el ferry. Atravesamos un paso subterráneo y vemos una tienda donde hacen las galletas. Nos montamos en el ferry con la Jr y tras 10 minutos hemos llegado.

Aquí divisamos la famosa puerta de Japón que sale en todos los folletos turísticos que nos recibe desde sumergida en el agua. Este gran tori pertenece a un santuario sintoista que es inundado por el mar llamado Itsukushima shrine. Tras hacernos varias fotos y cruzarnos con algún ciervo nos vamos al teleférico.

En la estación nos han dado los horarios de ferrys y nos hemos cogido un mapa de la isla. Atravesamos Momijidani park y nos venden la entrada del teleférico en la última tienda antes de entrar al parque. Cuesta 1800 yenes por cabeza ida y vuelta. Subimos andando por unos puentes, se podía subir en bus pero tardaba 25 minutos. Subimos al famoso monte Misu y las vistas son espectaculares.

 

 

 

 

 

Si queremos subir a la cima hay que andar 30 minutos, como hace calor Ana me espera sentada. Al no verlo enseguida retrocedo y voy a buscarla para bajar ya. Ya es hora de comer y en un merendero cercano a los puentes paramos a comer. Se acerca un ciervo y nos huele el bocata. Nos vamos a otra zona pero enseguida vienen más ciervos. Vaya acoso. Al darnos un poco de cague nos vamos.  Al bajar vemos un ryokan y hay una boda.

Llevan trajes muy tradicionales, es bonito verlo, se están haciendo fotos. Ahora bajamos por la calle Omotesando Shopping arcade y compramos una galleta de flor pero de chocolate. Está mejor, sale a 80 la unidad. Hay también de crema. Hacemos fotos a Kitye gigante y a otros muñecos. Vemos tiendas de ostras, las ponen a la plancha y se crian al lado de la puerta. El olor nos cautiva. Aquí es típico el crépe llamado Okonomiyaki relleno de mariscos y verduras. En una tienda veo unas huchas super chulas de forma de buda pero me contengo.. por no acarrearla..

 

Decir que hemos visto una tienda de tallas de madera impresionantes. También vemos la cuchara de arroz más larga del mundo que mide 7,7 metros de altura, pesa 2,5 toneladas y tiene 270 años. El calor es insoportable, andamos y un señor que va en muletas se brinda a hacernos una foto en una casita super chula. La gente es muy amable. Decidimos coger el ferry e ir a Hiroshima.  Se me ha olvidado visitar el templo Daishoin con budas pequeños. Me da mucha rabia, el calor ha hecho mella en mi..

Llegamos a puerto y en información nos dicen de coger el tranvía 2-6 de color azul para ir a ver la cúpula.

El billete cuesta 150 yenes por las dos. Llegamos y vemos el parque de la paz con la famosa llama encendida y un monumento infantil que fue en memoria de una niña que a los 11 años luchaba contra la leucemia y se propuso hacer en origami 1000 grullas que son símbolo de longevidad y felicidad en esta tierra. Estaba convencida que si lo lograba se curaría pero murió antes y sus compañeros hicieron las que faltaban. El monumento tiene forma de pajarita. Entro sola al museo y la recepcionista me da una cajita donde vienen dos grullas de papel. Me dice las regala a todo el mundo porque esa es su contribución. Llamo a Ana y le da también otra cajita. Es un gesto muy bonito.  En la cajita pone peace y paz en japonés. Regresamos ya cogiendo el tranvía. Cogemos el Shinkasen Nikari con transbordo en Osaka. Con el Shakura seg llegamos en dos horas aproximadamente. Los nipones de esta zona son más morenos y sus rasgos son más mongoles.

Ahora nos disponemos a cenar, en la misma estación nos metemos en Kyoto Craft Hanamaci-Beer. Una típica taberna llena de nipones encorbatados ya relajados tras su jornada laboral. Comemos noodles con marisco y otros con carne, huevo y calamar. También pedimos una pizza japanese style. Estos sitios tienen carta en inglés, hemos tenido suerte! La pizza está rara porque tiene col y pulpo. Los noodles están riquísimos. Les cuesta ponernos un tenedor.. Casi lo teníamos comido porque más o menos nos apañamos con los palillos.. Todo sale por 2910 yenes.

Hay una pareja que va un poco perjudicada, se nos pone a hablar en inglés y nos dice es de Kobe y nos recomienda ir… Nos vamos a dormir.

 

SobreItziar

Me encanta viajar y vivo mi día a día pensando en mi próxima aventura. Espero que disfrutéis leyendo mis relatos alrededor del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *