Ko Phan Ngan, Bangkok

23/09/2010

Dejamos el hotel y tras el desayunos nos vamos al barco. Alucinamos con el calor que hace. Haremos un poco de shopping y cogemos unas camisetas de la full moon party a 200 baths. Cojo otro vestido para regalar a mi hermana por 450 baths. Esta mañana hemos reservado el billete de barco y tren para volver a Bangkok. Nos ha salido 1.140 baths/ persona. Estamos cerca del final de nuestro viaje.

Tras llegar a Ko Phan Ngan nos espera la famosa Full Moon Party, una fiesta que se hace en luna llena y donde miles de turistas de todas partes del mundo acuden a divertirse a una zona repleta de garitos y de espectáculos. Al llegar cogemos un albergue llamado Why not?, las habitaciones son un tanto peculiares pero acabamos quedándonos allí por unos 200 baths la noche. Baratísimo. La ducha y el baño son comunes pero está limpio. Decidimos jugar al billar tras habernos dado una ducha y estar preparados para ir a la fiesta. Cogemos un taxi por 100 baths/ persona hasta la zona sur de la isla. Vamos por carreteras tortuosas con unas curvas terribles. Llegamos y pagamos una entrada, nos colocan unas pulseras. Vemos a una chica accidentada con la moto, se le acaba de fastidiar la fiesta, nos da pena. No recomiendan ir con moto por el estado de las carreteras.. El recinto está lleno de tiendas, bares.. Compramos pinturas fluorescentes y empezamos a pintarnos. Si quieres también te hacen dibujos a modo de tatuaje por un módico precio. Llegamos a la playa y flipamos con el ambientazo. Hay gente bailando en plataformas, escuchamos música electrónica, vemos montones de luces.. Iremos a cenar a un bar a pie de playa y tras unas hamburguesas, unos pad thai y unos helados comenzamos la fiesta. Esta noche Jon cumple 29 años y es una bonita forma de celebrarlo. Está nada menos que en la fiesta más importante del sudoeste asiático. Le hacemos un regalo tras dar las 12 de la noche y nos tomamos un bucket con ron y Coca Cola para celebrarlo. Subimos a un bar en lo alto de la playa por unas escaleras de piedra desde donde se observa todo el gentío. Bajamos y paseamos la zona. Vemos gente en una zona que pone sleeping area. Estamos alucinando. Dicen hay que tener cuidado porque los Thailandeses pueden meter alguna droga en las bebidas. Esa noche fue divertida pero creo el alcohol nos aturdió bastante. Volvimos al hotel en taxi.

24/09/10

Nos levantamos aceleradas porque nos llaman los chicos. Nos hemos dormido y teníamos que ir al puerto para ir a Chumpon. Pasearemos por la ciudad y cenaremos. Tras ir a la estación cogeremos el tren de noche a Bangkok.

25/09/10

BANGKOK

Al llegar a Bangkok cogemos un taxi por 200 baths para ir al hotel. Volvemos a Khaosan Road y buscamos un alojamiento. Cogemos un hotel llamado Khaosan Palace. Sale la habitación a 700 baths. Vamos a desayunar a un restaurante cercano al hotel y desayunamos fuerta porque tenemos un día intenso de turismo.

Nos encaminamos al Wat Phra Kaeo, al Palacio Real. Esta vez nadie nos va a desencaminar de nuestro destino. Entramos en el complejo y mis compis tienen que ponerse camisa y pantalones largos. Parecen obreros con buzo, la entrada cuesta 350 bats/ persona. Hacemos el recorrido y vemos al famoso buda esmeralda.

Ahora decidimos coger una excursión por el río Chao Phraya por la que pagamos 200 baths/ persona. Queda bastante deslucida porque se ha puesto a llover mucho. Vemos varios monumentos desde el río y nos dan paraguas pequeños para cubrirnos. La excursión dura una hora y nos pedías hasta 600 baths, menos mal somos buenos negociantes. Nos llevan a una zona donde vemos peces gigantes. Vemos casas de madera sobre el río y a niños bañarse en ese agua sucia.. Un vendedor con su barca se nos acerca para ofrecernos bebida.

La excursión finaliza en el Wat Po y le decimos que es pronto, se va al centro del río a perder tiempo y nos quiere dejar en un sitio y cobrarnos más por pasar.. Finalmente pagamos 50 baths y nos vamos al Wat Po para ver el buda tumbado. La entrada sale a 50 baths/ persona. Es precioso. Nos asedian los guías en la entrada pero esquivamos.

Terminamos la visita y nos vamos al mercado de Chatuchak. La excursión del río no merece la pena. Cogemos un bus por 14 baths/ persona y nos tiene que llamar el revisor para decirnos que hemos llegado. Nos hemos quedado dormidos. Nos metemos en el mayor mercado del sudoeste asiático. Es una locura, abarca 6 campos de futbol. Son miles de puestos con miles de cosas.

Compramos cuadros a 300 baths, 100 baths y acabamos cargándonos de cajitas, elefantes.. No vemos demasiada cosa pero algo cae. Tras el agotamiento, el calor, la humedad vamos a un sitio donde ponen cerveza Tiger en grifos. Allí cenaremos nuggets, patatas fritas, san jacobos y bebidas. Todo 530 baths. Iremos por los chiringuitos para que Iratxe compre un album de fotos y nos encontramos con los Palentinos de casualidad. Nos recomiendan ir a cenar a Baiyoke. Ellos han dormido allí de colofón a su viaje. Dicen que cenar en la torre es genial. Nos despedimos de ellos y damos otra vuelta viendo insectos fritos, calamares secos, peces, pájaros.. Nos vamos en el Skytrain pagando 40 baths/ persona y nos recorre gran parte de Bangkok por los aires. Vamos viendo las vistas de los rascacielos. Iremos ahora a la zona del hotel Sangrila. A Josu le dijeron que había tiendas con ropa y relojes muy baratos. No lo encontramos y decidirnos ir al hotel y ducharnos para ir a cenar. Cogeremos un taxi a Baiyoke y vemos rascacielos altísimos y con formas espectaculares. Esta zona tiene tiendas y me quedo con ganas de ver. También me ha quedado pendiente el MBK.. Llegamos a nuestro destino, la torre es altísima, y cenaremos estupendamente de buffette. Vamos a la terraza y damos una vuelta alrededor de la torre, el guarda dada la hora no nos dejaba entrar. Cierran a las 21, pero conseguimos verlo. Parece estemos en New York. Las bebidas en la terraza salen a 500 baths y no nos apetecía tomar nada más así que nos vamos.

Cogemos un taxi de vuelta por 65 baths y vamos un poco por nuestra calle. Jon compra unos pantalones thai muy curiosos. Iratxe ha decidido darse un masaje antes de dormir. Nos quedamos los tres viendo una película en inglés y viene Iratxe encantada con su masaje y sus compras de camisetas. Jon se quedará unos días más y quiere ir a Katabanaburi a ver el puente y también a Erawan.

26/09/10

Nos toca despedirnos del país y de nuestro compañero Jon. Cogemos un taxi al aeropuerto por 300 baths y allí desayunamos. Compraremos varios souvenirs y de vuelta a Madrid con escala en Moscú.

El viaje ha sido genial, todo impresionante, gente amabilísima, qué playas, qué paisajes, qué atardeceres, qué fiestas, qué alegría, qué templos y qué engaños y regateos. También qué buenos ratos hemos pasado! No hemos comido mal y no nos hemos puesto malos, hemos vivido mil aventuras que aquí quedan plasmadas.

SobreItziar

Me encanta viajar y vivo mi día a día pensando en mi próxima aventura. Espero que disfrutéis leyendo mis relatos alrededor del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *