Fez

25/09/08

Tras un copioso desayuno compramos las fotos de la excursión de ayer y pasamos al pueblo a ver una fábrica de fósiles. Tienen piezas interesantes. Los niños venden colgantes de fósil a un euro.

Iremos a Rachidia, Midelt y Fez por este orden.

Tras un rato de autobús paramos en Er Rachidia, una ciudad donde vemos gente más moderna. Llegaremos a Midelt tras atravesar el Medio Atlas y vemos ese paisaje árido. Comeremos en la Kasbah de Midelt. Nos dan ensalada, arroz, pinchos, patatas fritas.. En Midelt prolifera la producción de manzanas. Tras un largo rato de viaje llegamos a un bosque y parece estemos en Suiza. Quién iba a pensar que aquí teníamos esto! Hay macacos y les damos cacahuetes que ávidos cogen.

Pasaremos por una ciudad francesa donde viven muchos atletas y donde los tejados son en pico por la nieve. Debe ser una ciudad elitista y muy cara según dicen. Está cerca de una estación de esquí.

Por fin llegamos a Fez y separan a la gente del grupo en tres hoteles. Nos quedaremos en el hotel Menzeh Zalagh. Es el más céntrico de todos y como son las 18 decidimos ir a ver la ciudad. Salimos a la avenida principal y vamos a sacar dinero. De repente un chico viene corriendo hacia nosotras y nos pide teléfono, y hace un gesto feo. Se marcha y vuelve corriendo y le mete a Iratxe un papel en el bolsillo. Unos chicos salen del bar y nos dicen que cuidado con ese chico que es un ladrón. Le decimos que no nos ha hecho nada. Como viven del turismo nos protegen y se presentan. Uno se llama Jonas y dice es guía y si queremos nos lleva a la Medina y nos enseña la ciudad por 100 dirhams ( 10 euros aprox). Pero sólo si quedamos contentas. Aceptamos el trato y comenzamos a andar. Nos lleva al palacio, a la medina, al barrio judío, a una plaza, a ver una rueda de agua.. Nos cuenta que desde los 7 años trata con turistas. Empezó vendiendo espejos, luego bolsos y ahora sabe siete idiomas. Tiene 11 hermanos y vende porros a los turistas, dice su padre es traficante. Nos cuenta tiene un amigo hizo mucho dinero con la cocaína en España y se construyó un Rihad, un hotel para ricos. Este chico va permanentemente saludando a la gente. Nos dice demos una vuelta por la Medina mientras él se fuma su primer porro. En el rato que nos deja solas aparece otro marroquí para guiarnos. Nos lleva de regreso y cenamos en el hotel pollo, arroz, pasta, pescado, pasteles, uvas y melón. Con las mismas nos vamos a tomar un café y un chocolate al bar y enseguida a descansar.

26/09/08

El desayuno es un poco flojo. Bajamos a la recepción y Abdel nos deja con Andrés Armani. Es un guía muy salado y habla muchísimo. Nos dice nos va a llevar a ver las vistas de la ciudad desde el Castillo de Boj. Hoy está nublado y llueve.

Después iremos a ver el palacio real de Fez, vemos las puertas color oro con las aldabas en forma de mano.

Entramos a la medina y llevamos un ayudante. Vemos una puerta verde preciosa por un lado y azul por otro, al parecer significa Islam por un lado y Fez por otro.

Pasaremos por la zona de la carnicería y el guía nos advierte de los vendedores de espejos, babuchas y tambores. Nos lleva a una platería y la gente compra teteras muy bonitas.

Vamos a los curtidores y en esa zona huele fatal. Nos dan una hoja de menta para aliviar.

Nos enseñarán taburetes, bolsos, cazadoras…Iremos a un telar y compramos pañuelos y vemos colchas preciosas. Por último iremos a una fábrica de cerámica.

Ahora vemos la madraza Bou Inania, vemos una mezquita donde hombres y mujeres rezan por separado y comeremos en Restaurante Palais Tariana.

Tras una comida consistente en verdura, tallín de kuskus con carne y dulces típicos demasiado empalagosos seguiremos la ruta.

Toca ver las murallas y las tumbas benimerines.

Tras esta última visita nos deja en el hotel y son las 18. A las 20.45 tenemos un espectáculo, así que tenemos tiempo para regresar a la medina. Vamos con Joseph el amigo de Jonas y nos pide 10 euros por acompañarnos de tiendas. Compramos pendientes, pulseras y luego vamos a la marroquinería y al telar donde caen otros dos pañuelos. Vamos de vuelta al hotel y nos llevan a un salón de mosaicos similar al restaurante del mediodía. Nos traen pastas y una bebida y vienen danzarinas del vientre, músicos con panderetas, músicos con gorro girador, magos etc.. Sacan a la gente a bailar y de colofón me visten de novia marroquí, me suben en una bandeja y me casan con un francés. Ha sido muy divertido. El guía me señaló y me dio la corazonada que me iba a tocar a mi hacer el ridículo y así fue.

SobreItziar

Me encanta viajar y vivo mi día a día pensando en mi próxima aventura. Espero que disfrutéis leyendo mis relatos alrededor del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *