Thailandia

11/9/2010

Hemos decidido ir a este gran país mochilero. Vamos 15 días y nos dará tiempo a recorrer el país de norte a sur. Algún día más puede ser recomendable, yo estimaría unos 20 días. La época elegida es Septiembre, el calor es húmedo y a veces cae tormenta pero en cuestión de minutos vuelve a salir el sol y queda todo despejado. Volamos con Airflot desde Madrid y hacemos escala en Moscú (precio ida y vuelta 600-euros). A esta aventura nos vamos cuatro amigos, Iratxe mi gran compi de curro y de viaje, su hermano Jon y mi gran amigo de la infancia Josu. El hermano de Iratxe vuela vía Londres.

Nuestro manual es la guía Lonely Planet, también nos acompaña la guía visual y Guiarama. Como era el primer viaje que hacíamos de mochileros quisimos ir bien provistos de información.

El viaje es largo, tras llegar a Moscú nos quedan 8 horas más a nuestro destino. Llegamos el domingo 12 a Bangkok. Tras la llegada buscamos para coger un taxi que es lo que se recomienda. No tenemos que pagar más de 300 baths. Cambiamos el dinero en una casa de cambio y nos montamos en un taxi rosa. Le indicamos que queremos ir a Khaosan Road, concretamente al hotel Rikka-Inn que es lo único que llevamos reservado.

Subimos a la habitación tras pagar 1700 baths y 2000 para la fianza (El cambio está a 40 baths por 1 euro). Las habitaciones están bien y son modernas, lo mejor es la piscina que tienen en el ático. Tras una ducha queremos ir a ver los tres wats que recomienda la guía. Bajamos y nos ofrecen tuk tuk, nos ofrecen trajes a medida, masajes, restaurantes y todo esto en los primeros 200 metros. Qué asedio!

Qué ver en Bangkok

Nos vamos al palacio real y el Wat Phra Kaeo, un paisano les dice a mis compis que en chanclas y pantalón corto no se puede ir. Volvemos al hotel y se cambian. Andamos con esa sensación de humedad, el calor es terrible y a 200 metros del palacio nos para un teacher que dice ser maestro y nos cuenta su vida. Nos habla de Thailandia y nos dice el palacio está cerrado y que por una festividad no lo abren hasta las 18. Nos indica otros templos a visitar con figuras de Buda y nos disuade de nuestro objetivo. Nos dice de coger un tuk tuk y que por 50 baths nos lleva a unos cuantos sitios. Nosotros encantados y confiando en la buena fe del hombre nos subimos en un moto carro y vivimos nuestra primera experiencia tuk-tukera. Nos lleva a primer Wat, llamado Suthat y vemos un buda grandísimo.

Wat Suthat

Tras hacernos fotos tomamos un refrigerio. Comienza a llover y nos lleva a otro templo llamado Inthara Wiham. Vemos otro Buda enorme y hay que tener cuidado porque las baldosas resbalan e Iratxe por poco se mata.

Buda gigante

Ahora nos lleva a Tat, una agencia de viajes típica del lugar en la que miraremos billetes de avión para ir a Chiang Mai. En la agencia hay un aire acondicionado helador y nos hacen un esquema de viaje en función de los días que tenemos y nos quiere vender el paquete por unos 700-euros. Decimos que a ver si puede ser más barato y que tenemos que consultarlo con el cuarto. Nos abaratan y nos meten presión, hasta nos incluye el buceo. Menudos negociantes. Decidimos irnos y el conductor nos pregunta si hemos comprado. Nos decimos que qué raro nos haga esta pregunta y empezamos a desconfiar. El conductor nos lleva ahora a una tienda de trajes y a pesar de decirle que no nos insiste. Accedemos tras discutir con él y luego nos lleva al último templo llamado Wat Saket.

Subimos unas escaleras y vamos tocando campanas.

Hay que descalzarse para entrar y como el suelo está mojado nos empapamos los calcetines dando vueltas al Chedi y contemplando más Budas dorados.

Vemos los monjes típicos con sus túnicas naranjas e intentamos hacerles fotos y nos dejan.

Tras volver al punto de encuentro vemos nos ha abandonado nuestro conductor dado que no ha visto cumplidas sus expectativas y empezamos a andar. Otro teacher nos dice que hay un festival de un entierro en otro Wat y llegamos a un Wat en construcción y pensamos que nos están tomando el pelo. El segundo conductor nos dice si hemos ido a una agencia y le decimos que sí. Finalmente nos vamos al palacio real y como tenemos hambre compramos unos plátanos y unos sandwich en 7 eleven ( sandwich 23 baths, batido 20 bath), una tienda que está las 24 horas y tienen de todo. Llegamos al palacio y en la entrada nos dicen está cerrado. La hora de cierre son las 15:30 y son 15:25. Nos da mucha rabia y hemos caído en el timo del teacher. Nos vamos a un mercado cercano y compramos unas frutas que parecen erizos, son rambutanes pero tienen sabor a uva. Les llamaremos orangutanes, están muy ricos. El mercado da sensación de poco limpio pero nos acabamos acostumbrando porque vemos es todo así. Vamos al puerto y preguntamos a una mujer que qué hacemos para ir al Wat Arun. Nos dice que no vayamos en barco y que un tuk tuk nos lleva por 150 baths.

Wat Arum

Entramos y subimos por sus escaleras de vértigo y tras hacernos fotos decidimos ir al hotel a buscar a Jon que viene de camino. Cruzaremos el río Chao Phraya por 4 baths en barca y vemos ese color marrón sucio con montones de libélulas que vuelan tranquilas en la orilla.

Río Chao Phraya

Llegamos al hotel y tras descansar decidimos subir a la piscina. Está rodeada de hamacas y no cubre mucho. En el centro de la piscina hay un elefante que echa un chorro de agua. De repente aparece el cuarto en discordia y ya estamos todos! Decidimos ir ahora al barrio de China Town y cenar. Tras una larga caminata llegamos y está todo medio cerrado. Acabamos cenando en un puesto callejero unos padthai  (típica comida Thai) y unos arroces especiados caldosos. Sale bastante barato, yo me como un sandwich en un 7 eleven. Cogemos un taxi a Patong y pagamos 60 baths. Este barrio es muy famoso porque no duerme, hay mucha prostituta, mucho espectáculo de variedades y un mercado que tampoco cierra. Nos ofrecen entrar en un bar donde las mujeres tiran pelotas con su sexo, cogen bananas y apagan colillas.. Subimos y tras un rápido vistazo nos parece denigrante para la mujer porque están desnudas y no esperamos al espectáculo. Sabemos que es muy típico pero no nos apetece nada. Nos dicen de tomar algo en un bar y pasamos pero vemos las mujeres están subidas en una barra y listas para ser reclamadas por turistas. Pagamos por la copa 100 baths y nuestros chicos miran con curiosidad. Las chicas son monas y nos choca llevan un peine metido en las braguitas. Nos vamos enseguida y cogemos un taxi al hotel que nos cobra 100 baths (2,5-euros). Josu tiene hambre y se compra unos noodles de camino por 45 baths. Nuestra calle es mochilera y es muy animada. Vemos un concierto de reggae donde la gente baila imbuida por la música. Planeamos el día siguiente y la intención es ir a Ayuthaya en tren. Mañana toca madrugar.

2 comments

  1. Con la boca abierta me he quedado!! Qué gran blog!! para qué comprar la lonely teniendo tan bien detallado un viaje!! Enhorabuena Itziar!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *