Qué ver en Khiva

23/08/19

Hoy nos vamos a Jiva, viene el taxi para llevarnos al aeropuerto de Tashkent (15 dólares) y de allí volamos hacia Urgench y en una hora y media estamos en destino. De Urgench a Jiva iremos en taxi (se tardan unos 40 minutos y el coste aproximado es de 10 dólares). Jiva es una ciudad de la ruta de la seda. En la antigüedad era conocida porque había mucho comercio de esclavos y estaba rodeada de desierto. Cualquiera que fuera a este destino se podía ver en apuros puesto que los turcomanos saqueaban caravanas y acechaban peligros. Hoy en día es una preciosa ciudad amurallada que te transporta a los cuentos de las mil y una noches. Se puede ver perfectamente en un día completo pero nosotras haremos dos noches. Urgench es una ciudad moderna y en la oficina de turismo del aeropuerto les he pedido un mapa y me han facilitado aunque es habitual no tengan. También nos dicen no paguemos más de 10 dólares por el transporte. El taxista que nos lleva nos va señalando cosas aunque no habla inglés. Nos señala una estátua gigante, los cultivos de arroz, sandías, melones, algodón.. Vamos contemplando el paisaje y atravesamos las murallas de Jiva para llegar a nuestro hotel llamado Shaherezada.

Murallas de Jiva

Quedaremos con el mismo conductor para que nos lleve de vuelta a Urgench en dos días. Nos dan rapidísimo la habitación a pesar de ser pronto y nos ofrecen agua embotellada. La habitación es grande, está limpia y lo que más me gusta el salón para el desayuno. El hotel tiene mucho encanto.

Nos cobran 95-euros y nos devuelven en som porque no hemos traído dólares. Para devolvernos cinco euros nos da 10 billetes. Imaginaros.. antes los viajeros tenían que ir con bolsas llenas de dinero porque no existían los billetes de 100.000 ni de 50.000 soms. Le pedimos un mapa y nos facilita un folio con lo más importante. Nos dice vayamos a la entrada para coger los tickets y poder entrar en las madrasas y museos. Estamos dentro de lo que llaman el Ichon-Qala. Es lo que viene siendo el pueblo rodeado de una muralla. Está muy bien conservado y data del s. XVIII. Fue reconstruida tras el ataque de los persas. Al entrar por donde nuestro hotel no tienes que pagar nada, la entrada es libre. Pero es cierto que en la entrada principal te piden ticket que te da acceso a la zona y que a la vez te servirá para entrar en mezquitas, madrasas y museos. Estos ticket son:

-Pase VIP – Coste 150.000 som que te da derecho a todo

-Pase Standard- Coste 100.000 som

La subida al minarete Khodja sale por 15.000 som y la subida a la Al-Sheikt Baba 20.000 som que es la torre saliente de la muralla donde la gente sube al atardecer para contemplar la ciudad.

Salimos del hotel y emprendemos el camino entre alguna calleja hasta llegar al minarete Islam Khodja.

Minarete Islom Khodja

En la plaza al lado está la madrasa que es preciosa.

Bajaremos por una calle llena de puestos de artesanos que nos ofrecen sus mercancías.

Vemos la fachada del mausoleo Pahlavon Mah Mud que visitaremos mañana.

Mausoleo Pahlavon Mah Mud

Enfrente tenemos una fachada llena de ventanas muy chula.

Entramos en un taller llamado Yoqubboy Hoja Madrassa.

Paseamos por la calle central en dirección al minarete Kalta Minor.

Minarete Kalta Minor

Nos paran por la calle para sacarse fotos con nosotras. Les debemos de parecer curiosas. Vemos una tienda de marionetas llamada Alibabá y los 40 ladrones. Es una bonita artesanía.

Nos saca un papel donde le hacen mención en algún blog. Vamos observando este paisaje increíble y rodeado puertas preciosas antiguas. Llegamos hasta un mapa mural y salimos por la puerta Oeste para la compra de los ticket.

Puerta Oeste

Tras la compra del estándar nos adentramos de nuevo en el área y pasaremos al hotel Mohamad Aminxon que está al lado del minarete.

Hotel Mohamad Aminxon

Tras hacernos muchas fotos una señora nos ha esperado pacientemente para hacerse fotos con nosotras nuevamente.

Nos metemos en un restaurante llamado Matniyoz Devon begi Madrassa. Nos dirigimos al museo de historia que es la madrasa Mohammed Rak Him Khan donde vemos unos niños cantando y bailando.

Madrasa Mohammed Rak Him Khan

Entraremos enfrente en el Museo Ancient Khorezm o el Kunya Ark Palace.

Por la derecha entras en el Ark

Es precioso por dentro con una estancia de azulejos azules con un salón interior chulísimo.

Ark

Ahí vemos una chica vestida con traje típico de danzarina. Compramos al salir agua en un puesto ( botella grande 3000 som). Entraremos en el museo colindante y vemos distintas escenas de la vida Uzbeka.

Artesanías de puestos callejeros

La siguiente visita será Juma Mosque. Preciosa mezquita de madera con 218 columnas labradas que no tienen desperdicio.

Esta mezquita tiene una torre a la que subía antiguamente, ahora ya no. Tras sacarnos fotos con unas chicas y otra familia nos vamos a Muhammad AminInoq Madrasa, bonita por fuera y política por dentro.

Madrasa Muhammad Amininoq

Entre callejas llegamos a Hasan Murod Qushbegi Mosque.

Muroq Qushbegi Mosque

Entraremos para verla pero el calor empieza a apretar y el hambre también. Nos han recomendado desde el hotel tres sitios para comer: Caravan, Kheivak y Terassa. Vamos a este último y la verdad que el sitio tiene vistas espectaculares.

Pagaremos 56.000-som por un sandwich de pollo con patatas y un kebab con patatas, brocheta de verduras y agua.

Habíamos pedido una limonada y fue un error puesto que picaba. Son tan atentos que al ver que no nos gustó nos lo descontaron del precio así que dejamos buena propina. En el restaurante conocemos una pareja Salmantina-Vallisoletana que vienen de Kirguistán y nos cuentan que son tan atentos con el turista que en la frontera les pasaron dándoles preferencia y eso que había una cola terrible. Les acompañó un cargo policial de fronteras diciéndoles que allí eran bienvenidos y que le acompañaran. Nos despedimos de ellos y la siguiente visita será un museo llamado Oq Hasjid donde vemos artilugios antiguos. De ahí iremos a Kazi Kalyan Madrasa o el museo de la música. Donde vemos lo expuesto. Entraremos en Xojash Mahran donde un grupo de niños nos saludan e invitan a entrar. Están tallando madera y son bien pequeños. Vemos una boda y nos quedamos mirando a la comitiva y los vestidos. Se quedan bailando y me sacan a bailar con ellos. Les hace tanta gracia que todo el mundo empieza a grabar. Luego sacarán a mi hermana y el mismo efecto. Se hacen fotos con nosotras y se despiden. Volveremos camino al hotel y entraremos en la Madrasa Tarixi Muzeyi o Shergazi-Khan Madrasa donde vemos trajes, joyas, libros antiguos.. Compraremos en los puestos dos cajas talladas a 100.000 som cada una tras regatear porque nos pedía 250.000 soms. Compramos agua a 3.000 som y sacamos fotos del minarete Islam Khodja. Tras un mini descanso emprendemos la marcha. Entraremos en la madrasa del complejo Khodja y vemos el museo rápidamente.

Madrasa complejo Khodja

Vemos la plaza y las tumbas que se divisan desde allí.

Entramos en el restaurante Kheivak y hacemos fotos .

Llegaremos paseando al museo de ciencias y rápidamente vemos distintas salas con distintos animales disecados. De ahí llegamos a una plaza con dos edificios imponentes. El museo Fine art con cuadros y una Madrasa llamada Ollolikhan que dentro tiene un patio y un pozo donde bajamos a curiosear.

Museo Fine Art
Madrasa Ollolikhan
Madrasa Ollolikhan

Seguimos callejeando y vemos Craftsmen Center.

Una especie agrupación de puestos. Iremos tras dar una vuelta rápida tras las muchas llamadas de atención para que veamos sus pañuelos al museo de Handicrafts. En su interior descubrimos un patio hermoso digno de fotografía. Hay una habitación preciosa en uno de los patios.

Museo Handicrafts

Una señora que vende pañuelos nos pide le cambiemos un billete grande de euros por billetes pequeños. Al parecer en el banco no le cambian. Ahora iremos al palacio Tash Hovlió ó Tash Khaouli. Como podéis observar muchos de los monumentos tienen dos nombres debido a la letra cirílica. Me ha sido complicado en ciertas ocasiones comprobar si lo que veo es lo que había marcado como visita obligatoria. En este palacio veremos patios chulísimos, columnas y piedras grabadas.

En medio de uno de ellos hay una yurta.

Una especie de tienda de campaña redonda que se utiliza en esta zona.

Palacio Tash Khaouli

Volvemos paseando y entraremos en Matpanoboy Madrasa donde hay documentación antigua y distintas piezas de arte. Volvemos a la calle principal y nos comemos un helado ( 13000 som dos helados). Atravesamos la muralla para coger las dos entradas (20.000 som /entrada) y poder subir a ver el atardecer desde la atalaya del Ark.

Tras un memorable atardecer en tierras de Oriente volvemos al hotel parando en una pequeña tienda donde compramos yogur a 5000 som unidad y como creo le pesa la conciencia nos regala dos peras y una nectarina. Cenaremos en el hotel. Mañana será otro día.

24/08/19

Seguimos recorriendo la preciosa ciudad de Jiva. Tras un desayuno completo con fruta, tortilla, pastas, curasanes incomibles de azucarados que son, pastas rellenas de queso y zumos muy dulces nos vamos a subir al minarete Islam Khodja.

La entrada cuesta 15.000 som y como tienes ticket estándar que vale para dos días te permiten entrar sin problema. Nos cobran en el mismo minarete y subiremos los escalones que son un poco altos y el sitio claustrofóbico. Si te juntas con gente mientras subes y ellos bajan hay que tener mucho cuidado porque no hay barandillas y hay gente que baja sentándose en lso escalones. No apto para todos los públicos. Las vistas son estupendas pero el sitio es reducido y puede llegar a agobiar.

Tras sacarnos fotos con los Uzbekos que también han subido nos acercaremos a la plaza cercana del museo de fine art hasta la puerta de salida. Buscamos Allaqulikkham Karuan Seray. Por zona más alejada salimos a otra puerta y vemos un minarete color tierra en la zona de las afueras.

Puerta Polvon

La madrasa está en obras y allí entramos entre miradas indiscretas de los obreros. Seguimos un poco más y vemos Abdol Bobo Ziyoratgohi.

Un minarete pequeño muy chulo y tumbas alrededor. Diríamos que es un antiguo cementerio. Enfrente está la Musam Mohammadboy Madrasa que está cerrada. Entramos por la puerta Polvon y compraremos en el bazar unos platos pequeños a 27.500 som/unidad tras un duro regateo. También compramos una figurita de mezquita y minarete de madera pintado de un puesto con mucho gusto por 20.000 som/cada torre y cada mezquita. También dos platos a 65.000 som la unidad. Estos últimos nos ha costado que nos bajen mucho esfuerzo. Siempre hay que regatear por menos de la mitad de lo que te piden. Hay veces que hasta te piden 10 veces más.. Donde estén los precios fijos.. Tras dejar las compras en el hotel vamos al Mausoleo cercano a la plaza del minarete y un tendero nos hace un regalo tras charlar con nosotras. Nos regala un talismán tortuga y tras intentar darle dinero lo rechaza y le compenso dándole unos pistachos. Finalmente acaba regalándonos otro talismán hecho de pelo de camello. Un hombre muy simpático. La verdad que la gente es majísima. Mientras descansábamos un rato sentadas se nos antojan unos marcos que compramos a 40.000 som. Están labrados a mano y son preciosos, son el mismo tono que la caja que compramos.

Entramos en el Mausoleo of Said Alauddin del siglo XIV. Hay que descalzarse y pagar 5000 som extras por persona.

Mausoleo of Said Alauddin

Continuaremos hacia la calle principal y vemos una boda. Charlaremos con la hermana de la novia. Al parecer tienen costumbre de caminar por la calle principal y luego a la tarde/ noche celebrarlo. Dice tienen 600 invitados. La novia no parece muy feliz, no sé si es el calor o si hay otro motivo. Quizás sean matrimonios de conveniencia. Ayer también vimos que la novia no estaba feliz.

Iremos a comer a Tea House Mirza Boshi y pedimos el típico plato del país de plov, que es como arroz con carne.

También comeremos dumplings de huevo que parece también es típico.

De postre pedimos melón y sandía. De beber una de agua y un té helado con miel que está demasiado dulce. Nos cobrarán 85.000 som más el servicio y dejamos 100.000 som. El camarero pretende que reservemos en la terraza para la noche.

Volvemos al hotel para quitarnos las horas de calor y tras un rato nos vamos al Mausoleo Pahlavon Mahmud donde pagaremos 10.000 som cada una. Es precioso por dentro.

Mausoleo Pahlavon Mahmud

Hay personas rezando. Caminamos hacia la madrasa Amir Tora y pasamos por Musa Tora.

Madrasa Amir Tora

Paseamos por la zona de la muralla viendo a los niños jugar y las tumbas arrinconadas en una esquina.

Vemos están sobrevolando drones y hacemos fotos al atardecer. Volvemos al hotel a cenar y vamos viendo los minaretes iluminados.

Cerramos maleta porque mañana tocar Bukhara. La sensación de Jiva es indescriptible.

SobreItziar

Me encanta viajar y vivo mi día a día pensando en mi próxima aventura. Espero que disfrutéis leyendo mis relatos alrededor del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *