Qué ver en Hangzhou

8/10/11

Nos recoge el guía en el hotel y nos llevará al parque de Hua Gang. Nos comenta hay gente que se levanta a las 5:30 para ir a hacer Taichí. Nos dice que van a partir sandías como popularmente ellos conocen este deporte. Nos escenifica la acción diciendo: cojo la sandía , la parto, la reparto a la izquierda y la reparto a la derecha y para mi otra parte. Es gracioso como lo explica. Dice que es como bailar sevillanas: cojo la manzana, la muerdo, la tiro, la piso, mato mosquitos y mato arañas..

Nos dice que la ciudad en la que nos encontramos es nueva porque después de la revolución británica los soldados rojos destruyeron todas las construcciones antiguas así como las obras de arte. Llegamos al parque donde nos recibe un arbusto con forma sonriente.

Paseamos por allí y vemos cómo para cortar un seto hay como 12 o más trabajadores alrededor.Vemos muchas excursiones de jubilados y de colegios. Nos miran mucho y se sacan fotos nuevamente con nosotros.

Cruzamos el puente y vemos carpas gordísimas dentro del agua que dicen que las alimentan y no las comen. Dicen que las carpas se comen los demonios que no cruzan el puente y se caen al agua.

Ahora nos montamos en un barco para pasear por el lago Oeste. El lago tiene dos diques y hay cuatro islas, en una está el templo del alma escondida.  Cuenta la leyenda que una serpiente blanca observaba a un farmaceútico pasar el puente. Esta serpiente deseaba ser una mujer debido a que se enamoró de este chico. Pidió y deseó tanto que un día mientras llovía su deseo tomó forma y este chico le prestó un paraguas. Él se enamoró de ella y se la llevó a su casa. Pasaron los días y un monje que visitaba al hombre le ofreció vino que dicen espanta a los demonios. El farmaceútico le ofreció a su mujer y se convirtió en serpiente nuevamente y volvió al dique. Dicen que por la orilla pasean las parejas enamoradas desde entonces…

Vemos ahora tres pagodas pequeñas que salen en los billetes y dicen que en luna llena colocan velas dentro para crear un reflejo parecido al de la luna.

Vemos también el puente del jardían Qyuan rodeado de flores de loto. Parecen nenúfares gigantes. En esa zona vemos un chinito pequeño que para nuestra sorpresa no lleva pañal y lleva el pantalón abierto. Así cuando tenga sus necesidades se agacha y listo. Dice esta es costumbre de zonas rurales.

Veremos ahora el templo del alma escondida, este templo se conservó porque guardaron las figuras en almacenes para esconderlas de la guardia roja. Antonio nos cuenta la leyenda de que había un buda gordo que sólo comía carne y bebía vino. Cuando estaba borracho desvariaba y contaba a los demás monjes historias sobre la reencarnación. Estos monjes le ofrecían viandas y así se mantenía el buda gordo. El buda era de familia rica y no quería hacer el voto del sacrificio con la comida así que se dedicaba a contar historias inventadas que el resto creía y por ello le alimentaban.

Vemos ahora una estatua de 20 metros y los budas de la salud, el dinero, el amor y la felicidad tallados en roca. Veremos la cueva de la diosa de la misericordia a la que los ancianos piden nietos, los padres hijos y los niños que tengan suerte en el colegio. El guía nos hace mirar hacia un hueco en la cueva ( justo arriba), nos dice hay una roca que emula una virgen María con el niño Jesús. Nos hacemos varias fotos y vamos a quemar incienso ( 3 palos por salud, dinero y amor). Hoy es un día especial porque eligen un nuevo jefe buda y allí están todos los monjes rezando. Cuanto más inciensos quema la gente mayores problemas tienen. Al quemar el incienso hacen reverencias hacia los cuatro puntos cardinales.

Ahora veremos el templo del fundador del budismo, de la diosa misericordia, de la salud y la longevidad. Están los tres templos en escala. Antonio nos cuenta que en china sólo se puede tener un hijo por familia. Si cambias de ciudad al no tener registros centralizados puedes tener más hijos a escondidas de la autoridad. En China se prefieren los hijos varones. China tiene 1500 millones de habitantes y si les pillan por desafiar la ley de natalidad les ponen multa. Las mujeres solteras son sinónimo de listas, se supone no encuentran marido porque no hay nadie superior a ellas. Vaya mentalidad.. Dice que en Shanghai las bodas se hacen de noche, en Hangzhou de mañana y si son segundas nupcias de tarde, en Pekin al revés. Las chinas se casan de rojo por lo general.

Me acabo de chocar con una china y me ha pedido perdón inclinándose, curioso verdad?

Nos dejan tiempo libre y nos metemos en un salón donde hay 500 estatuas que reflejan los 500 discípulos de buda. Salimos y vemos monjes campesinos. Se les nota por las ropas y los sombreros.

 

Nos llevan a comer al Restaurante Lily donde nos sirven arroz blanco, arroz frito, piña caramelizada, coliflor, tortilla con tomate, ternera con pimientos, sopa, berenjena, albóndigas,  gambas, pollo con cebolla y soja y unos panes de color marrón oscuro donde metes carne guisada a tu gusto. Nuevamente la mesa es redonda y tras terminar nos iremos a ver la Pagoda de las seis armonías.

Su nombre viene de las predicciones del budismo: armonía del cuerpo, de la mente, de las palabras, de las opiniones, de la pobreza y de la abstinencia. La pagoda tiene 60 metros de altura. Las hacían altas porque creían que buda bajaba del cielo por la pagoda como si fuera una escalera. En las pagodas se guardan las cenizas de los fallecidos.

Ahora nos hablará del té. El té imperial es muy caro y los chinos recuperaron Hong Kong por una entrevista que tuvieron con la reina de Inglaterra a la que regaló el alcalde de Shanghai medio kg de esta clase de té y quedó maravillada. El té de Hangzhou es diferente porque lo secan. Hay muchas clases de té, los brotes tiernos son más ricos y más caros. El té de primavera es mejor que de otras temporadas. El té negro y el de jazmín son para relajarse, el rojo quita el sueño.

Llegamos a la pagoda y algunos suben y sacan fotos. Otros nos quedamos con el guía que nos cuenta batallitas y nos escribe el nombre en chino. En China los apellidos son antes del nombre. Es un hombre muy majo. Acabamos con las visitas diarias y nos deja en el hotel recomendándonos un paseo por el mercado. Ana se queda con el móvil y los compañeros van al mercado. Nos dicen que les ha impresionado la variedad de frutas, las tortugas que venden sin caparazón y que la carne parecía muy fresca. Han comido pato y que riquísimo. Ellos regresan y nosotras vamos al paseo. Vemos el mercado y subimos al segundo piso, huele mal y sólo hay verduras. Ana no quiere seguir con esta visita y nos vamos a una calle donde vemos muchas tiendas de té. Entramos en alguna y nos dan para oler, no sabemos pedir  ni tampoco elegir entre tantas clases.

Nos encontramos con unos compañeros del grupo y nos unimos para seguir paseando hasta la hora de la cena. Se nos ocurre preguntar en una inmobiliaria cuánto vale un piso pero ninguno sabe inglés. Tras escribir la frase en mi agenda un chino nos dice si queremos ir mañana a ver un piso y le decimos que no gracias.. Nos vamos riéndonos, a quién se le ha ocurrido la idea? Eso nos pasa por curiosos!

Pasamos por una joyería inmensa y entramos. Hay mucho oro y los dependientes nos siguen a cada uno de nosotros por si nos ven interesados. Volvemos al hotel y nos recoge Antonio para ir a cenar al Gran Hotel. Nos cuenta que si ganas más de 500 euros pagas impuesto y que él no paga porque tiene dos trabajos. A parte de ser guía traduce documentos para la embajada. Llegamos al restaurante y con gran sorpresa veo una fuente enorme de chocolate.. ummm

Cenamos noodles, pescado, pato, espaguetis, filetes a la plancha y un montón de postres. Cogemos plátano y profiteroles y nos vamos a la fuente. Antonio nos dice cerca tenemos un mercado nocturno. Allí que vamos, hay mucha horterada y mucha gente. Hay zonas donde huele fatal. Compramos tonterías de Kitty (posavasos a 20 yuanes) y algún colgante de móvil. Hemos intentado negociar pero aquí creo no se negocia. Nos compramos también un lazo para el pelo, nos sale a 30 el mío y 40 yuanes el de Ana. Sacamos alguna foto de las carcasas horteras de móvil y allí están nuestros compañeros de tour. Ya nos conocen por las antojos! Han estado esperándonos.. Se meten sobre todo con Ana por su devoción por Kitty.

De ahí nos vamos a dormir porque mañana nos levantamos a las 6:30.

 

 

SobreItziar

Me encanta viajar y vivo mi día a día pensando en mi próxima aventura. Espero que disfrutéis leyendo mis relatos alrededor del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *