Japón- Día 9- Tokio

20/5/13

El tren Wide Wiew sale a las 8.00 y hace parada en Nagoya. Ahí cogemos el Shinkasen en el track 8 dirección Tokio.

Nos tomamos un blend coffee que está un poco fuerte a 120 yenes cada uno. Tenemos 273 minutos de viaje y os aseguro son puntualísimos. Queremos ver el monte Fuji desde el tren, sino está nublado veremos la cima. Sacamos unas fotos al tren bala.  Apreciamos cómo cambia el paisaje una vez nos vamos acercando a la ciudad. Nos llama la atención los tejados de color azul intenso que vamos viendo. Son preciosos. Seguimos viendo plantaciones de arroz por muchas zonas. Mientras confeccionamos un planning para ver Tokio. Es una ciudad gigantesca. Hay que eliminar del plan Hakone. Queríamos haber subido en teleférico y contemplar los lagos pero no da tiempo. Llegamos a Tokio y preguntamos para coger la línea Jr. Es una línea circular que pasa por todos los barrios principales. Llegamos a Ueno y allí cogemos el metro Ginzaline ( 160 yenes *2) hasta Asakusa. Salimos en la salida 5 y caminamos 120 metros a la derecha y llegamos al hotel tras una sudada elegante. No había escaleras automáticas y nos ha tocado sufrir. El metro es curioso, se ve de todo, entre las cosas más llamativas un carro de niños con perro dentro. Debe haber hasta bares donde vas para pasar ratos con mascotas pagando un dinero.

Dejamos las maletas en el hotel llamado Dormy INN Asakusa, por cinco noches cobran 55.000 yenes. Incluye desayuno y sopas variadas de noodles a la noche. Nos vamos a comer según salimos del hotel a mano izquierda. Hay un restaurante con vistas al parque . La camarera nos explica la carta en perfecto inglés y nos sirve té frio gratuito. Está malísimo! Creo no lleva azúcar. El agua también es gratis. Nos dice cuando sepamos el pedido llamemos al timbre. El restaurante se llama Kitchen. Comemos por 1950 yenes una pizza de marisco, carne variada y arroz. Después de esto vamos al cuerno de oro y de ahí al templo Sensoji dedicado al dios Kannon( dios budista de la piedad).

Vemos Kaminarimon gate con su gran farolillo rojo y parte de la calle Nakamise famosa por sus comercios. Venden souvenirs y dulces de todo tipo. Vemos la pagoda que está junto al templo y de ahí volvemos a hacer el chek in. La habitación está bien, es toda blanca y negra. Es curioso porque hay hasta un fregadero en la habitación. También tiene yukatas ( pijama japonés).

 

 

Ahora iremos a Shinjuku (160*2). Son tres paradas de metro y luego cogemos la Yamanote line. En 25 minutos hemos llegado y Ohhh, contemplamos  la plaza de Times Square y el barrio Chino todo a nuestro alrededor. Hay muchas luces y mucha gente por todos lados.

Compramos unas fresas en un puesto por 200 yenes cada pincho y vemos tiendas de todo tipo. Pachinkos, especie de bares de mujeres de mala fama y demás antros.

Entramos en un centro comercial llamado Alta que es para jóvenes japonesas que se visten de muñecas, tienen de todo tipo de accesorios. Hay una planta donde fabricas muñecas a tu antojo. Esto es un mundo aparte. Nos probamos algún modelito ñoño y algo cae.. Ana un vestido por 6200 yenes y yo una falda por 1000 yenes. Las dependientas son muy majas, todas saludan al paso con algo así como “Anamase” que debe significar Bienvenido. Es curioso porque no tienen seguridad, me he probado la falda y para que la viera mi amiga me he cambiado de tienda y nadie me ha dicho nada..  En este mismo centro hay una planta gótica, donde no quieren fotos y donde compran los otakus, la famosa tribu urbana medio heavy, medio barroca, medio manga. Llevan sujetadores con picos y de color fosforito, zapatos estrambóticos y alucinas un rato con la mercancía en venta y con la gente que va a mirar.

Ahora vamos a una droguería donde compramos unas cremas, cómo nos vamos a ir de Japón sin comprar sus famosas cremas. Hay que tener cuidado porque algunas son blanqueantes.. No les gusta ponerse morenos y les gustan los rasgos occidentales. Tras gastarnos 5000 yenes en cremitas vamos a la zona de bares extraños.

Nos topamos con este transporte, parece que estemos en el mundo de lo fantástico..

Volvemos a la salida del Este y vamos al Oeste. Esta zona es Gakuen Cocoon Tower. Es un edificio espectacular. Como ya es tarde compramos en un Watson ( supermercado) un paquete de pan bimbo por 138 yenes con rebanadas gigantes( aquí acostumbran a hacerlas así) y nos vamos para el hotel. Antes pasamos por una megatienda de Kity y Ana pica con un paraguas. Entramos también en Forever 21 con ropa cutrecilla y vuelta en metro a 160 yenes el billete.  Cenamos en un Burguer King dos menús por 980 yenes. Recuerdo que al ir al hotel pedí algo en inglés al recepcionista que no sabía mucho y nos señaló un ipad para hablarle y que le tradujera.. Increíble pero cierto! ( esto que comento en este año 2017 en el que estoy redactando no resulta tan chocante, pero os aseguro que en 2013 era para flipar).

 

SobreItziar

Me encanta viajar y vivo mi día a día pensando en mi próxima aventura. Espero que disfrutéis leyendo mis relatos alrededor del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *