Japón- Día 4- Kyoto

15/05/13

Hoy iremos a ver la torre de Kioto. Nos han regalado dos pases en el hotel. La torre tiene 100 metros de altura y se ven buenas vistas.

 

 

 

 

 

 

Vamos pronto y no hay casi nadie. Hay unos espejos muy graciosos que te alargan, te hacen pequeña o gorda. Nos reímos un rato a consta de ello. Ahora esperamos el bus para ir a aramver las carrozas. Previamente hemos comprado dos pases de bus como ayer para todo el día. Cogemos el bus 100 porque el 205 no llega. Nos vamos fijando en la gente, los hombres van con carteras de chicas y con bolsos. Nos llama la atención que llevan medio sacada la cartera del bolsillo.. sin preocupación alguna.. Vemos también algún turista vestido de kimono y una turista con orejas de Minie. La gente se mimetiza pero demasiado.. Llegamos por fin a nuestro destino y vemos que el festival ha terminado. Paseamos por el parque y hacemos fotos a la puerta del castillo.

Salimos por un lateral y hay un templo con tarima japonesa. Esperamos al bus mientras comemos unas almendras y en el número 93 subimos para ir al templo Heian. Vemos el Kyoto handicraft Center que es una maxi tienda de souvenirs y de ahí vamos al templo. La entrada cuesta 600 yenes. Hacemos fotos y seguimos el rumbo hacia Nazenji Temple. Pasamos por el zoo. Paramos a comernos un helado (350 cada) y escogemos de green tea más vainilla y de sésamo negro. El helado está buenísimo. Llegamos al templo que es muy chulo y paseamos por el acueducto que tiene con cierto vértigo. Descansamos un poco en los escalones y nos comemos unos sandwich de salchichón para reponer fuerzas. De ahí vamos a la puerta, un gran tori rojo. Llegamos a Shoren-in temple y a Chion-in temple. Justo cerraban y nos hemos colado. Tomamos un café riquísimo a la salida,  llamado Georgia Max de un vending (120 yenes/unidad).  Y eso que no soy cafetera pero me parece muy rico!

De ahí vamos a Maruyama Park hasta la pagoda de Yakasaka donde unos novios se están sacando fotos muy cursis.

Pasamos por otro templo que creemos es Kodaiji. Nos perdemos entre callejuelas. El barrio es muy bonito. Llegamos de repente a una zona donde vemos muchas chicas con kimonos. Vemos hasta dos geishas en ricksaw (posiblemente eran maikos) y les robamos fotos.

Llegamos a Kiyomizu-dera y subimos por una calle llena de comercios. Compramos agua y entramos en el templo. La entrada era 500 ó 600 por persona.

Es un templo precioso, con su pagoda, su templo sujetado por pilares de madera al borde del acantilado.

Dicen esta estructura no tiene un solo clavo. Concretamente 137 pilares. El nombre del templo hace referencia al agua pura. El templo se cierra a las 18 y vemos la puesta de sol desde allí. Se ve toda la ciudad y las vistas son impresionantes. Subimos a una pagoda pequeña de color naranja y llegamos a la famosa fuente de los tres chorros de agua. La gente bebe de los chorros porque dice que otorgan vida, riqueza e inteligencia. Hay que elegir uno. Yo bebo de la derecha y Ana del centro. La derecha es inteligencia y el centro larga vida..

Aunque en un documental dicen que el primero es larga vida, el segundo salud y el tercero sabiduría.. así que no queda muy claro.. Vemos arriba hay un santuario llamado Jishu, es el de los enamorados, dedicado al dios del amor. Hay dos piedras separadas y los enamorados tienen que ir con los ojos cerrados de una a otra para conseguir el amor deseado. La distancia es de 18 metros..

Nos cruzamos con varias japonesas vestidas de kimono que nos dicen viven en Madrid y Londres. Son muy simpáticas. Se hacen fotos con nosotras. Bajamos ya por las callejuelas y vemos una zona preciosa. Casitas antigüas y tienditas muy cuquis. Es la calle Saimenzaka-Slope. Muy recomendable. De ahí bajamos la calle hasta Ninenzakaslope y pasamos por Ryozen Kannon.

Volvemos a Gion, a la calle Shijo, pero antes hemos pasado por el templo Kenninji donde hay una especie de escultura con papeles llenos de deseos.

Estamos en una zona con casitas de Geishas, no se las ve.. pero el ambiente es como de película. Vemos alguna geisha que se monta en un coche pero no nos da tiempo a fotografiar. Son rápidas.

De repente nos encontramos una banda universitaria que desfila por la calle Shijo. Al fondo de la calle se divisa Yakasaka Shrine, la calle está alumbrada con farolillos. Pasan varias bandas de la misma universidad que animan la calle. Todos los turistas nos paramos a ver el espectáculo. Nos comemos un tentempié mientras tanto y bajamos para cruzar el rio. Estamos en la zona de Pontocho. Nos desviamos un poco y vemos la cantidad de restaurantes con hombres de negocios cenando. Buscamos la calle Shimbashi y aunque reventadas decimos ha merecido la pena. Unos ejecutivos que van perjudicados quieren sacarse fotos con nosotras y acedemos.. Huelen a sake… De ahí nos vamos al bus y en un supermercado Watson por 967 yenes nos surtimos con bollos, zumos, yogurt y bimbo. Día matador pero satisfactorio.

 

SobreItziar

Me encanta viajar y vivo mi día a día pensando en mi próxima aventura. Espero que disfrutéis leyendo mis relatos alrededor del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *