Japón-Día 11- Tokio

22/05/13

Nos levantamos 7.30 y desayunamos. Esta vez nos sirven lo mismo pero cambiando el bocata por pisto y crema de calabacín. Estos desayunos me traen de cabeza..

Visitaremos la famosa calle Nakamise pero está cerrada. Vamos a Harajuku y paseamos la famosa calle Takeshita Dori.

Llena de tiendas peculiares, ropa ñoña y extravagante. Me compro unas bermudas vaqueras por 1900 yenes y ya voy tan contenta. Para refrescarnos tomamos un zumo (120 yenes). El calor es insoportable. Iremos ahora a la zona de Omotesando que le llaman la pequeña Paris por sus tiendas y rincones.

Después iremos al edificio Metropolitano para ver las vistas de la ciudad desde la cima. Pero antes vemos un santuario llamado Meiji-Jingú, está rodeado de un parque. Tiene también un jardín y hay una zona donde conservan barriles de Sake antigüos.

De ahí vamos a Takesita nuevamente y nos compramos en sweet box un creppe relleno de fresas, chocolate y nata por 400 yenes. Está buenísimo.

Cogemos la Jr y nos vamos al Metropolitano situado en Shinjuku. Tras coger un suttle por 360 yenes las dos nos lleva al edificio. Subimos y las vistas merecen la pena! Además es gratuito y nos guía una señora mayorcita hablándonos en un inglés perfecto. Nos comenta que si hubiera un terremoto es más seguro quedarse en estos edificios que salir a la calle porque están construidos para resistir. Contemplamos todo Tokio desde las alturas pero el Fuji no se ve por la niebla. Se ve hasta un parque que emularía a Central Park de New York.

Volvemos andando por los subterráneos y pasamos por Cocoon tower y cogemos la Jr para ir a Shibuya. Salimos y ya se ve el famoso cruce con la marea humana que lo atraviesa. Buscamos al famoso perro Hachiko, que esperaba a su dueño todos los días a que volviera de trabajar y allí murió y le dedicaron una estatua. De ahí nos vamos a Aoyama donde debe haber varios restaurantes occidentales para comer. Entramos en First Kitchen. Las chicas que lo atienden son extremadamente amables. Por 1480 yenes comemos dos platos de pasta y unos nuggets con salsa barbacoa. Comemos muy bien y descansamos al fresco un rato. Bajamos a Shibuya y nos comemos un buñuelo a 115 yenes, nos ha venido el olor y no podíamos resistir. Está buenísimo. Ahora vamos a los almacenes 109, gente rarísima, las tenderas como muñecas. Nos probamos alguna cosa y las chicas te siguen, te esperan y se rien.  Qué graciosas y qué amables! Da gusto! Hasta nos posan ( ver portada). Tras recorrer los 7 pisos acabamos agotadas y nos vamos a Starbucks a ver desde arriba el cruce más famoso de todo Japón. Es impresionante las ordas de gente que lo cruzan. Tomamos dos chocolates medianos por 410 yenes cada uno.

Regresamos ya buscando Shibuya Hikari y vuelta al hotel. Son las 21 y llevamos pateando 12 horas, cogemos el metro (360 yenes dos tickets) y compramos un bollo por 110 yenes para ponernos con embutido. Compramos dos botellas de agua (200 yenes) y tras cenar a dormir que mañana nos toca la excursión con el guía nativo. A ver qué tal…

SobreItziar

Me encanta viajar y vivo mi día a día pensando en mi próxima aventura. Espero que disfrutéis leyendo mis relatos alrededor del mundo.

2 comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *