Borobudur – Día 5

Nos levantamos pronto y bajamos a desayunar. Nos ponen un bizcocho muy rico, zumo de guava y otro de color blanco que no está mal y no acabo por definir su sabor. Comemos huevos revueltos, y esperamos en recepción a que vengan a buscarnos. Viene un minibus y vamos cogiendo a gente, en total somos 7 turistas. una nativa que viaja con nosotros que no calla! un irlandés y  tres tunecinos. La chica tunecina viaja con su novio y un amigo. No deja de atusarse el pelo.. También hablan bastante..  Tras tres horas y media de viaje paramos para ir al baño. Los baños son típicos de agujero en el suelo.. Compramos dos botellas de te a 6000 cada una y a la hora paramos a comer en un resto. Por 93.500 comemos cintas de pollo fritas, noodles y dos cocacolas. Los tunecinos hablan ingles, francés y árabe. Uno de ellos habla castellano y entabla un poco de conversación. En el resto nos cruzamos con dos chicos guapos de Vigo que también viajan por libre y que nos cuentan un poco de su ruta. Parece que aquí hemos parado varias excursiones con el mismo destino. Al parecer todos vamos al Bromo. Tras otro largo rato en carretera llegamos a un pueblo donde nos explican la excursión y le damos los tickets de reserva para hacer la comprobación. Nos ofrecen en ese momento  la posibilidad de contratar jeep para subir al Bromo. Hay que pagar 125000 rupias más por persona. Nos dice que merece la pena porque te lleva a un sitio panorámico. Así que acabamos contratándolo. Ahora ya nos vamos de el pueblo este y nos paran en un supermercado. Compramos por unos tres euros un bizcocho, un te, una de agua grande y unas patatas. Nos dicen que aún queda otra hora de camino.. se hace pesado ya.. Cambiamos de coche , ya es de noche y empezamos a subir un puerto de curvas pronunciadas. Llegamos a un puesto fronterizo donde nos piden 270.000 rupias por persona por la entrada al parque del Bromo. Finalmente se queda en 200.000 rupias, esto es un impuesto que justo ha puesto el Gobierno y justo estábamos en que lo subían. Subieron de 100.000 a 270.000, Vamos.. que esto es un contínuo sacaperras..

Llegamos por fin a Cemoro Lawang y nos dan una habitación cutre.. Con la indonesa vamos a un bar del lugar. Es un garito muy auténtico,  el dueño viste con mantas por encima debido al frio y allí cenamos por 46000, tomamos dos platos de noodles , una cocacola, y un sprite. La indonesa nos dice que ella paga menos por ser de allí.

P1030098

 

 

El hotel donde nos hospedamos se llama Tenger Indah. Dormiremos poco porque a las 4.00 hay que estar preparados. Nos vamos a dormir, está muy oscuro ya..y eso que no es muy tarde. Además no hay farolas , conviene llevar linterna. Hace frío dada la altura. Estamos en plena montaña.

5/5/14

SobreItziar

Me encanta viajar y vivo mi día a día pensando en mi próxima aventura. Espero que disfrutéis leyendo mis relatos alrededor del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *