Gran Muralla China

12/10/11

El desayuno de este hotel está genial! Tienen gofres y croissants. Con el estómago lleno nos disponemos a ver la Gran Muralla China. Esta maravilla creada por el hombre tiene 6500 kilómetros de extensión y se ve desde el espacio. El emperador dueño de los guerreros de Xian mandó construirla y se fueron uniendo por trocitos para defenderse de las invasiones nómadas. El material con el que se construyó fue piedra apisonada.

Salimos de Pekin y el guía nos dice que estamos pasando por el templo de los Lamas. Nos dice existe una pieza de sándalo de la que construyeron un buda gigante. Dice es de estilo tibetano. También vemos al pasar el famoso Cubo de Agua y el Nido de pájaro, los dos símbolos de los juegos olímpicos. Son dos edificios impresionantes que se sitúan en una explanada que se utilizó como pista de patinaje. Nos bajamos del bus y hacemos fotos.

 

 

 

 

 

Ahora nos hablará del horóscopo chino. Este año es del conejo dice y nosotras del 78 somos caballos. Nos dice que los padres de los novios miran el horóscopo antes de casarse para ver si sus hijos van a congeniar. Dice que los caballos son poetas, aventureros y trabajadores.

Seguimos con nuestro rumbo y nos señala un Disneyland Chino a medio construir. Dice se paró la obra porque los campesinos no quisieron ceder sus tierras y finalmente se lo llevaron a otro sitio.

Vamos a parar para ver el arte milenario de Cloisonne, una especie de bronce muy trabajado. Son bonitos pero a medio terminar porque una vez acabado es bastante hortera. Nos enseñan el proceso y nos dejan en la tienda.

 

 

 

 

 

 

Nos vamos ahora sí a la muralla. Es el símbolo de la antigua civilización china y cristalización de la inteligencia y sabiduría de su pueblo nos dice. Veremos la zona de Badaling. En el valle hay cuatro zonas visitables pero sólo vemos una.

Nos comenta el guía hay 56 etnias y el 95% son del tipo Ham, y para ellos al morir es obligatoria la incineración, por eso no hay cementerios en la zona.

Llegamos a las puertas y es impresionante! Hay muchísima gente y un poco de niebla. El guía nos recomienda ir hacia la izquierda dado que la mayoría del gentío va a la derecha. Esta zona está más empinada. Apreciamos el paisaje otoñal, subimos bastante y pasamos varias atalayas. Hay muchas escaleras y mucha pendiente. Tras hora y media y varias fotos,  bajamos con más ánimo del que hemos subido. Nos hemos fatigado pero ha merecido mucho la pena. Además se ha ido un poco la niebla.

Comeremos en un restaurante a pie de esta gran obra y nos dan salchichas en flor (muy originales), pan chino, filete troceado, arroz, noodles, jamón picantes, bolas de sésamo, bizcocho y sandía.

Ahora iremos al palacio de verano. En Pekin hay otro palacio de verano que quemaron durante la guerra del Opio. En una hora llegamos. El palacio tiene una tortuga, un murciélago y un melocotón, símbolos de longevidad, suerte y salud respectivamente. Montamos en un barco con forma de dragón por 10 yuanes y nos lleva a un barco hecho de mármol. Vemos también en esta zona una galería de 728 metros decorada con más de 14.000 pinturas que representan sobre todo leyendas como la del Ave Fenix, símbolo de la emperatriz y dragones que son símbolo del emperador. Vemos una estatua con cola de león, cuernos de ciervo, cabeza de dragón y patas de buey.

Estamos viendo también el lago Kumaning y la Colina de la longevidad. Sacamos fotos y nos dejan en otro mercado similar al de la seda de regreso. En una hora y 20 minutos compramos varias cosas más: una bata tipo kimono (200 yuanes), dos pares de zapatillas a 90 yuanes cada par, una falda por 50 yuanes.

Ahora iremos a un espectáculo a un teatro. Nos dejan en una fila a todo el grupo. Estamos rodeados de chinos y la de al lado pone los pies descalzos encima de la butaca de enfrente. Qué poco decoro! Las chinas de atrás entre risas me tocan el pelo, al verlo rubio les resulta curioso. Empieza la obra y es increíble. Nos dejan sorprendidos gratamente con sus malabares, acrobacias, saltos estilo monos y malabarismos varios. Utilizan diábolos, bicicletas, sombrillas, abanicos. Muy vistoso. Es fantástico. Dicen que son gente que aprende este tipo de arte desde pequeños en un pueblo.

Ahora nos llevarán a la cena del pato laqueado. Es un restaurante lujoso en apariencia, tiene un dragón iluminado en la entrada y diversas salas VIP.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Cenamos tofú, ensaladas varias, arroz, pollo agridulce, ternera, butifarra y pan chino con leche condensada. Sacan el pato y en tortitas de maiz finas nos ponen pato, salsa, manzana, membrillo, apio y algo blanco. Cada uno se echa lo que desea. De postre nuevamente sandía y melón. Después de la copiosa cena vamos al hotel a dormir.

SobreItziar

Me encanta viajar y vivo mi día a día pensando en mi próxima aventura. Espero que disfrutéis leyendo mis relatos alrededor del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *